Han leído nuestras coberturas:

domingo, 27 de abril de 2014

METALLICA, Estadio Unico de La Plata, 29 de marzo de 2014



Nos trasladamos hasta la ciudad de La Plata, más precisamente al Estadio Único, para la primera de las dos noches en las que Metallica se presentaba allí. La cuestión “Metallica” tiene mucha tela para cortar. ¿Odiados? ¿Amados? ¿Metaleros? ¿Posers? ¿Hiteros? Queda a su criterio y gusto.

Las presentaciones “by request” (por pedido) de la banda, tienen la particularidad de que el set list es votado por el público mediante la web, a excepción de un título que incluye la banda (“Lords of Summer“, el cual es el material más reciente de los criados en Los Angeles), y otro, el cual su votación prosiguió por sms hasta ya iniciado el show; mejor dicho, hasta que los músicos dijeron basta, mostraron los resultados en pantalla e interpretaron el tema.

Los encargados de abrir  la noche fueron los locales Cirse (rock nutrido e influenciado por las corrientes surgidas en los 90’s, en castellano y con una interesante vocalista), y posteriormente, desde Paraguay, la Orquesta de Reciclados de Cateura. Veintiún músicos y su director; con cuerdas, vientos y percusión, ejecutaron entre otros a Beethoven, Apocalyptica y los mismos Metallica, durante más de media hora de performance.
El director de la orquesta -como para entrar en confianza con la gente-, en un momento dijo: ”Este es el verdadero Thrash”, en alusión a que sus  instrumentos provienen de la basura.

Más de media hora de espera, y comenzaría la intro con "The Ecstasy of Gold", tema del film “The Good, the Bad and the Ugly”. Metallica otra vez en Argentina, y en esta oportunidad con un set list muy interesante para el público. Muchos habían votado y/o pedían “lo viejo”, por decir de alguna manera. Y de eso iba a haber.

“Battery” en primer término, seguido de “Master of Puppets”, sacudieron la cabeza de más de uno. Vino “Welcome Home (Sanitarium)”, otro de la placa “Master of Puppets”, al igual que los dos primeros. Y cuando intentaron volver a ponerse de pie, “Ride the Lightning” hizo temblar La Plata. Si, el recital fue en La Plata. Cosa que obviamente James Hetfield (guitarra, voz) no sabía. Porque dijo "Buenos Aires" más de una docena de veces. ¿Habrá querido decir "Capital de la Provincia de Buenos Aires"?? Mmmm jajaja¡¡¡

Más allá de eso, Hetfield y sus compañeros Lars Ulrich (batería), Kirk Hammett (guitarra) y Robert Trujillo (bajo), se entienden a la perfección sin complicarse demasiado. La base Trujillo-Ulrich es más que sólida para que todo salga bien, de la mano de dos guitarras que en cualquiera de sus tareas (riffs, arpegios, digitaciones) tienen un sonido muy definido, duro, pesado.

Siguieron los clásicos. “The Unforgiven” (del aclamado “Black Album”).
“Lords of Summer”, fue lo que bajó el ritmo del show, el cual  fue recuperado con una intensa “Fuel”.

A continuación “Sad but True”, para después recordar algo de las placas “Ride the Lightning” y “... And Justice For All”, con “Fade to Black”, “ For Whom the Bell Tolls” y “Creeping Death”, de la primera mencionada; y “... And Justice for All” y “ One”, de la segunda.
Algo más del Album Negro: “Nothing Else Matters” y “Enter Sandman”.

Se fueron del escenario por un rato. Excelente trabajo de iluminación, al igual que sobre las pantallas (una grande atrás, y dos más pequeñas, una en cada lateral). No se espera menos de una agrupación que convoca tanto público y que tiene mucha gente profesional a su servicio. Y que recauda muy bien.

El obvio regreso para los bises con “Whiskey in the Jar” (famosa canción tradicional irlandesa, que entre otros versionó también Thin Lizzy).

Momento de ver los resultados de la votación que prosiguió durante el espectáculo. La canción ganadora, entre tres en disputa, fue “Orion”.
Y un final con todo, con “Seek & Destroy” como cierre.

Un gran concierto, y también una buena idea para que el actual Metallica, masivos comercialmente y estancados compositivamente, aproveche viejas joyas y las traiga al presente con su espíritu -al parecer vigente- y con un sonido demoledor. Porque el tiempo pasó, y la fama aburguesa, pero quién más que ellos mismos (Hetfield y Ulrich, por ser miembros originales; y Hammet, por haber sido parte de la época dorada) pueden intentar -y seguramente lograr- mantener vivas esas obras.

SETLIST:
Battery
Master of Puppets
Welcome Home (Sanitarium)
Ride the Lightning
The Unforgiven
Lords of Summer
Fuel
Sad but True
Fade to Black
...And Justice for All
One
For Whom the Bell Tolls
Creeping Death
Nothing Else Matters
Enter Sandman

BISES:
Whiskey in the Jar
Orion
Seek & Destroy

Comentario: Iván Marchesani, para OXIDO.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario