Han leído nuestras coberturas:

miércoles, 12 de febrero de 2014

ONSLAUGHT en Asbury Club, 31 de enero de 2014


Pintaba para ser una noche especial, de ésas que uno recuerda tiempo después, y que aquellos que no estuvieron presentes, pretenden con los años haberlo hecho. No era para menos, dos grandes leyendas del under mundial se presentaban nuevamente (y juntas) en la Argentina: los daneses Artillery y los ingleses Onslaught, dos nombres que aquéllos quienes aman el Thrash, saben de qué se trata. Y otra vez fueron Cero Ganancia Producciones y Pacheco Records los encargados de traer al país a estas agrupaciones de culto.
Pero no, las cosas no terminaron como a uno le hubiera gustado...
Arrancaron a las 20:30 los grupos soporte. En primer lugar, Necratal. Con un estilo contundente, aguerrido y algo moderno, por momentos cercano a Pantera, entretuvieron a las poquísimas personas que se habían acercado al local de Flores.
A eso de las 21:15 salió a escena un grupo prácticamente abonado a este tipo de eventos: Dark Warrior. Con la garra y precisión que los caracteriza, los comandados por Iván se llevaron bien merecidos aplausos. Hicieron dos covers ("Heavy Metal Breakdown" de Grave Digger y "Remember The Fallen" de Sodom) y también divirtieron al público con una parca que se subió a animar uno de sus temas.
Finalmente a las 22, Dhak, el grupo de Alejandro Roldán, un hombre con mil batallas encima, fue la última agrupación argentina antes de los grupos internacionales. Presentaron material de un próximo trabajo, pronto a editarse.                             
A esta altura el local no estaba mucho más colmado que al principio, situación que lamentablemente no se revertiría.
Así que a Onslaught no le quedó mas remedio que arremeter con su descarga de furia y Thrash ante un local casi vacío. Para quienes no los conocen, estos ingleses están comandados por Nige Rockett en guitarra, único mienbro fundador; y completan la formación Sy Keeler en voces, Allen Leigh Chambers como músico invitado en la otra guitarra, Jeff Williams en el bajo y Michael Hourihan en la batería, en reemplazo del legendario Steve Grice quien dejó la agrupación luego de casi treinta años.
Con un sonido bastante bueno y con toda la fuerza, los ingleses abrieron con "Chaos is King", de su nuevo trabajo "VI", justamente el sexto álbum de su carrera. El publico les demostró la pasión y el agite que era de esperarse. Los temas se sucedían uno tras otro casi sin respiro: "Killing Peace", con su virulento estribillo de "Spitting blood in the face of God!" gritado por todos y cada uno de los que estábamos, "The Sound Of Violence", ambos de su época actual, es decir desde su regreso a los escenarios; y "Let There Be Death", un clásico del disco "The Force", de 1986.
Sy Keeler le pone toda la onda como buen frontman, su voz aguardentosa es la ideal para el tipo de música que practica Onslaught. En cambio Nige es más parco escénicamente, muy al estilo Michael Weikath.
No olvidaron presentar material nuevo como "6 6 Fucking 6" cantado como si fuera un clásico de toda la vida. Otro tema muy festejado fue el  hipersolicitado "Metal Forces". Y hasta hubo lugar para "Shock ´N´ Awe", interpretada por primera vez en vivo, según las palabras de Sy.
También sorprendieron con la inclusión de un tema ("Shellshock") del disco "In Search Of Sanity", un álbum del que la banda en cierto momento renegó, ya que marcó un cambio de estilo hacia un Metal más melódico y clásico.
Los músicos impecables en sus roles, sobre todo el muy joven Allen Leigh Chambers.
Finalizaron su show con dos clásicos muy pedidos, "Onslaught (Power From Hell)" (¡No podían dejar de tocar ése!) y "Thermonuclear Devastation”. En mi caso particular me hubiera gustado escuchar "Death Metal", pero  no se puede todo en la vida.
Y así a la 1 de la mañana nos dejaron exhaustos, satisfechos y con la expectativa de lo que se venía: los daneses Artillery, dueños de un estilo más melódico de Thrash.
En esa espera estábamos y mientras, algunos nos sacábamos fotos y charlábamos con los Onslaught, quienen no negaron ni imágenes ni autógrafos a nadie que lo solicitase.
Ya eran las 2:30 AM y con el público ya un poco fastidiado por la larga espera, nos comunican que la banda de los hermanos Stutzer no iba a tocar debido a que su baterista quedó varado en Chile y no llegaría al país hasta las 9 de la mañana. A pesar de la mala noticia prometieron que el resto de los Artillery se haría presente para charlar con los fans y pedir disculpas personalmente.
Debido a este inconveniente, a los asistentes se le devolverían $100 de la entrada, en principio como descuento cuando vayan a comprar la de Havoc (??), aunque me consta que a algunos se le devolvieron los $100 en el acto.
Algunas consideraciónes:
Entiendo que la organización ya sabía lo de Artillery cuando dio comienzo el show, ¿por qué a la gente que sacaba su entrada en puerta no se le informó de la situación, cobrándosele $100 menos? Supongo que todo esto a los organizadores los agarró desprevenidos y que sumada a un escasísimo público, algo que particularmente me sorprendió, pensaron que si avisaban de antemano, algún concurrente directamente decidiría no ingresar...
¿Por qué esperaron hasta las 2:30 AM para informar de la cancelación del show de Artillery?
¿Por qué no se le devolvió, en forma proporcional aunque sea, a quienes pagaron precio especial (invitados)?
Con estas dudas me retiré del local, con un gusto amargo, ya que tanto para músicos, público y organizadores todo terminó en una terrible decepción.
Agradecimientos a Gerardo Sarmiento, responsable de Pacheco Records, como siempre, por su atención para con OXIDO.
SETLIST
Chaos Is King
Killing Peace
The Sound Of Violence
Let There Be Death
Angels Of Death
Destroyer Of Worlds
6 6 Fucking 6
Fight With The Beast
Metal Forces
Born For War
Shellshock
Fuel For My Fire
Shock ´N´ Awe
Onslaught (Power From Hell)
Thermonuclear Devastation

Reseña e imágenes: Santiago Bennasar, para OXIDO.-