Han leído nuestras coberturas:

miércoles, 27 de febrero de 2013

THEATRES DES VAMPIRES en Roxy Arcos, 23/2/2013



El sábado 23 de febrero nos visitó, luego de algunos contratiempos, la banda italiana Theatres Des Vampires, la cual ya tiene diecinueve años en la escena. Cultores en  la actualidad de un Gothic Metal que se ha transformado en Vampiric Metal, debido a que  el grupo usa como temática en las letras todo lo relacionado a la subcultura vampirica; y también en lo visual, que se manifiesta mas que nada en su vocalista, la bella Sonya Scarlet.
El evento fue mudado de lugar unos dias antes, y se llevó a cabo en el Roxy Arcos, en el barrio porteño de Palermo.
La apertura del local -pactada para las 19 hs.,- recién sucedió pasadas las 20:30.
Un cuarto de hora después, subían al escenario los locales Dark Whisper. Agrupación  formada por Daiana Zagaglia y Nidia Alvarez (ambas en las voces), Fernando Pizarro (guitarra), Alejandro Motta (batería), Gabriel Di Fini (teclados) e Iván Da Ros (bajo). Interesante la propuesta de este sexteto, quienes permanecieron un poco mas de media hora en las tablas. Una fusión entre Gothic y Symphonic, de la mano de dos voces de gran caudal. En su setlist incluyeron ‘’Song of Myself’’, de Nigthwish, y ‘’Toxicity’’, de los armenios System of a Down, con el cual cerraron su presentación.
Siendo las 21:30 hs., era el turno de Satan´s Nigth Out. Este cuarteto integrado por Luxie (bateria), Jesus Diagon (guitarra), Kervin (bajo) y Sèbastien (voz), se mueve entre matices industriales y algo de Gothic tambien, con un sonido muy poderoso sobre el escenario.
Terminaron con lo suyo tras aproximadamente treinta y cinco minutos de show.
Despues de un rato de espera, unos diez minutos antes de las 23 hs., la oscuridad se apoderaba del escenario y Theatres Des Vampires se hacía presente.
Stephan Benfante (guitarra), Zimon Lijoi (bajo) y Gabriel Valerio (batería), con mascaras blancas (símil a la de la tapa de ‘’Suicide Vampire’’) y con Sonya Scarlet (vocalista), con un vestuario a lo ‘’Queen of the Damned’’, la cual se sacaría su máscara y comenzaría a cantar ‘Keeper of Secrets’’ (primer pista de ‘’Moonlight Waltz’’, álbum de 2011 y uno de los mas logrados de los itálicos).
Ya con Scarlet sin capa, pudimos ver sus sostenes de cuero rojo, corsé de cuero del mismo color con detalles en negro, y unas medias de red desgarradas, evidenciándose bajo todo eso una piel muy blanca, la cual sumada a su rostro super pálido y a sus colmillos (que juraría que son reales), era una verdadera vampiresa.
Sería el turno de ‘’Lilith Mater Inferorum’’ (de ‘’Suicide Vampire’’ de 2002), para luego darle paso a ‘’Bring me Back‘’, ‘’Pleasure & Pain’’  y ‘’Angel of Lust‘’.
Theatres Des Vampires en vivo, es una formula simple. Guitarra con potentes riffs, una bajo marcado, una batería con pasajes muy intensos, y pistas. Pero igualmente  hipnotiza. Gran parte de ello, es mérito de Scarlet. Mientras cada músico hace lo suyo con bastante sobriedad, Sonya baila, actúa, cautiva y erotiza.
Momento para ‘’Blood Addiction’’ (incluido en ‘’Anima Noir" de 2008), y ya todo el ambiente se había transformado en una novela de Anne Rice.
‘’Le Grand Guignol‘’, ‘’Unspoken Words‘’y la genial ‘’Moonlight Waltz‘’, para luego brindar homenaje al mas conocido, respetado y venerado de los vampiros, con  ‘’Dracula - The Beginning‘’.
Quizás se habían percibido unos mínimos detalles en sonido, que se notaron mas aún en ‘’Medousa‘’, por lo cual los artistas se retiraron no muy conformes.
Tras un rato de espera, los TDV regresarían y escucharíamos su versión de ‘’Rain‘’ (original de The Cult), durante el cual seguían los inconvenientes. Sonya dijo entre otras cosas, que nos agradecía, que la banda tenia la mejor voluntad, pero era una mierda... refiriéndose a lo que mencionamos sobre el sonido.
Todo se fue acomodando durante ‘’Kain‘’ y ‘’Wherever you are‘’.
Ya el show promediaba su final, y con todo vuelto a la normalidad, oiríamos
‘’Sangue‘’, ‘’La Danse Macabre du Vampire‘’ y ‘’Blut Divine‘’Impecables los tres. Impecable en realidad la performance de este combo, al cual podríamos denominar "de culto", y darle el titulo de interesantes exponentes del Vampiric Metal.
El ultimo y de los mas esperados: ‘’Carmilla‘’.
Parece que estos vampiros pueden entretenernos, hacernos escuchar buenas composiciones y crear un ambiente transilvanesco, sin la necesidad de beber nuestra sangre.
Ya casi a la una y media de la mañana, dejamos el lugar bajo una intensa lluvia y con el pegadizo estribillo: ‘’Blut, blood, sangue, sangre’’ repitiendose en mi cabeza.
Gracias a la organización (NWM Productions) y a la encargada de prensa Lucía Chiarenza, por la buena ubicación otorgada para ver el espectáculo!
Comentario e imágenes: Iván Marchesani, para OXIDO.-

  Keeper of Secrets
  Lilith Mater Inferorum
  Bring Me Back
  Pleasure & Pain
  Angel of Lust
  Blood Addiction
  Le Grand Guignol
  Unspoken Words
  Moonlight Waltz
  Dracula - The Beginning
  Medousa
  Rain (The Cult cover)
  Kain
  Wherever You Are
  Sangue
  La Danse Macabre du Vampire
  Blut Divine
  Carmilla

martes, 19 de febrero de 2013

STRYPER en El Teatro Flores: Dimensiones Espirituales Negras (y Amarillas)


STRYPER
TEATRO FLORES 16/02/2013
DIMENSIONES ESPIRITUALES NEGRAS (Y AMARILLAS)

Se presentó por segunda vez en Argentina Stryper, banda abanderada del llamado "White Metal" o "Metal Cristiano", como si tal género existiera. Como se sabe, el "Metal Cristiano" no es un género en si mismo, ya que se hace referencia a las letras y no a la música, que es el criterio tomado para definir los distintos subgéneros dentro del Metal. O sea, reformulando mi primera oración podríamos decir "se presentó por segunda vez en Argentina Stryper, banda abanderada del Metal clásico ochentero y del Hard rock, cuyas letras tienen una clara orientación cristiana". Me parece que ahí queda mejor.
.
Llegué al local de Flores cuando sonaban los últimos minutos de Renacer. Tanto el ingreso, el cacheo, y saludar a algunos conocidos no me permitieron escuchar lo suficiente como para emitir una opinión, aunque debo decir que alguien me comentó que el sonido no era precisamente el mejor.

Los ex Kamikaze ahora reconvertidos en KZ4!, es decir la banda que siguió, es una de mis preferidas de la escena nacional, por lo que me acerqué al escenario para disfrutarla. Lamentablemente no pude hacerlo. Confirmando lo que me habían comentado sobre Renacer, el sonido era bastante penoso, esa era la palabra correcta. Los temas se adivinaban, siempre y cuando uno los conociera previamente. Los solos de Daniel Tellis y Martín Knye ni se entendían. La voz, apenas un susurro entre tanta bola de ruido. Una lástima ver a la banda de Enrique Gomez Yafal en esas condiciones. Se despidieron luego de un corto set.
.
Con un Teatro en aproximadamente el 50% de su capacidad, estaba todo listo para que los religiosos norteamericanos dieran su concierto. Se notaba la expectativa del público, que no era tan variado como hubiera pensado. Yo por mi parte esperaba que el Diablo no metiera la cola haciendo que Stryper sonara como lo había hecho KZ4!. Evidentemente estos músicos cuentan con poderes celestiales (o quizás buena tecnología) y por suerte el sonido mejoró notablemente respecto de las agrupaciones argentinas.
.
Arrancaron sorprendentemente con ese hitazo que es "To Hell With The Devil". Digo sorprendentemente porque yo me hubiera esperado ese tema para el final. Pero no, como se suele decir, pusieron toda la carne al asador y clásico tras clásico se fueron sucediendo para alegría de todos los presentes. Así disfrutamos de "Reach Out", "Loud ´n´ Clear", "Calling On You", "Free" entre otros, sin olvidar por supuesto ese gran clásico del Metal que es "Soldiers Under Command". El público realmente metido en el concierto, no dejó de cantar ni un tema. Se sabían las letras de las canciones palabra por palabra. Era algo llamativo verlos poguear mientras cantaban letras de alabanzas al Señor. Incluso uno llegó a gritar "¡AGUANTE DIOS, LA CONCHA DE SU MADRE!"
.
Uno de los puntos más cuidados por el grupo es su estética visual. Si bien ya no visten esas calzas negras y amarillas de antaño, ni llevan los pelos batidos a lo Poison, el amarillo y negro se puede apreciar en todos los instrumentos. Por otro lado la batería de Robert Sweet está curiosamente armada mirando de costado, y no hacia el frente como se estila. Por supuesto no olvidaron el ritual de arrojar ejemplares del Evangelio al público.
.
Hay que reconocer que la voz de Michael Sweet se mantiene intacta, tiene una fuerza increible. Además es una persona muy carismática. Presentó a los músicos (Oz Fox el más ovacionado) e hizo algunas declaraciones antes de cada tema, como por ejemplo recordarnos que estabamos viendo a la formación original, o contarnos un poco de su historia. La base sonó muy prolija y nítida, Robert Sweet nada tiene que envidiarle a un Tommy Lee, por ejemplo. Los coros sonaron impecables... ehh... bueno, eran pistas. Como nunca voy a cansarme de decir, detesto las pistas. Punto. No me interesan los argumentos de que "ahora todas las bandas usan pistas", "así suena mejor", etc.. Esto es Rock, no Pet Shop Boys. ¿Se entiende? Además no sé que es "mejor": si ver a un tipo desgañitarse y hacer lo que pueda aunque salga un poco desafinado, o imágenes ridículas como cuando uno de los músicos se aleja del micrófono... y su voz sigue sonando. O como se vio el sábado, que en algún momento sólo uno de los músicos estaba frente a su micrófono y se escuchaban como tres voces distintas. Salvo ese detalle, el recital estuvo más que disfrutable.

Debo reconocer que no soy un ultra conocedor del cuarteto y no sabía bien con que iba a encontrarme. Los buenos grupos se afilian con Satán, decía Bart Simpson. Aunque también tenemos a Stryper.
Como si todo esto fuera poco, incluyeron un segmento donde presentaron  temas incluidos en su disco "The Covering", interpretando "Braking The Law" (Judas Priest), "Shout It Out Loud" (Kiss) y "Heaven & Hell" (Black Sabbath); curiosamente todas bandas a las que en algún momento se las acusó de estar ligadas al Demonio, demostrando el sutil sentido del humor que tiene este grupo.
.
Finalizaron el show con la emotiva balada "Honestly". Antes de retirarse definitivamente del escenario, Michael oficio de "pastor" y bendijo a todos los asistentes al concierto. Por un momento parecía una iglesia evangélica. Todos ambas manos en alto (algún blasfemo hacía los cuernitos), mientras el "pastor Michael" daba su bendición. A esto me refería más arriba con respecto a "lo que me podría llegar a encontrar". Supuse (mal) que el concierto iba a estar lleno de momentos como el descripto. Pero no, fueron sólo unos segundos al final del mismo. Simplemente se trató de un concierto normal de Heavy Metal. Gracias a Dios.

Muchas gracias a Lucía Chiarenza y a toda la gente de 4G Producciones por su gentileza para con nuestro medio.

Comentario e imágenes: Santiago Bennasar, para OXIDO.-