Han leído nuestras coberturas:

lunes, 24 de septiembre de 2012

EUROPE en El Teatro Flores, 21 de septiembre de 2012


Viernes, víspera de fin de semana largo para muchos; mi premio: ver a los ochenteros Europe, que vienen por 
segunda vez, en este caso con el tour "Bag Of Bones SouthAmerican Tour 2012". Un clásico de mi adolescencia :-).
 
Llegué tipo 20 hs. al Teatro, ingresando al instante. Por ese entonces presentaba un aspecto estaba bastante potable... yo diría más de 350 personas. 
A las 20.10 subió la última banda soporte: Coverheads. Grupo residente de las Glamnation Party, formado por El 
Chino
(ex Escocia) en bajo, Gaby Zero (ex Killer Trip) en guitarra, Walter "Chupete" Ramírez en guitarra, 
Alejandro Olmedo (ex Primitiva, oriundo de la ciudad de Chivilcoy!) en batería y Juan Kokollo (ex Gazpacho) en teclados, a quienes se suman los vocalistas Fernando "Carucha" Podestá (ex Nativo) y Piru Saez. Coverheads rinde tributo al sonido 
vigoroso del rock ochentero, interpretando temas de los grandes exponentes del género; artistas como 
Aerosmith, Mötley Crüe, The Cult, Billy Idol o Guns n Roses.
En esta oportunidad, acompañados con imágenes de clásicos de los 80's, van desarrollando su setlist, conformado como dijimos por covers en castellano e inglés. Se despidieron con "Hells Bells" de AC/DC, aproximadamente a las 20:45. Buen sonido (dentro de lo esperado), buen ritmo, buen manejo de escenario, en síntesis... buenos musicos!
 
Mientras esperábamos a Europe pudimos ver a varios que visten a lo Glam Rock, muchos pelos salvajes, 
melenas rubias con rulos, camperas de cuero, y pantalones elastizados, el público en general de más de 25 años, y cabe destacar que había numerosos extranjeros.
 
Pasados quince minutos, ya que la gente aplaudia y coreaba por los escandinavos, abrieron el telón y sigueron acomodando todo con tranquilidad, pusieron a punto el telón de fondo con la imagen de la gira y probaron que los instrumentos estén ok. 
A las 21:15 arrancan con una intro, posteriormente se prenden las luces, y ahi estaba Europe, todos vestidos de sobrio y elegante color negro. Aparece Joey Tempest a escena, recibiéndolo los fans con gritos y palmas. Comienzan cantando "Riches to Rags", continúan con "Not Supposed to Sing the Blues" y "Firebox". Antes de empezar 
"Superstitious" los asistentes comenzaron con el olé olé olé, al que el baterista Ian Haugland y el tecladista Mic Michaeli compañaron casi por un minuto.
 
Siguieron "Scream of Anger" y "No Stone Unturned", otra intro con palmas y acordes de tango a cargo de Joey, para "New Love in Town", terminando con otro olé olé por parte de los presentes que el grupo festejó, acompañó y filmó durante un minuto y medio; para luego continuar con "Bag of Bones", "Seventh Sign", "Girl From Lebanon" y "Carrie" (que todos cantamos a coro, estábamos conmovidos, hasta hubo encendedores!!!). Siguió "Love is not the Enemy", "Let the Good Times Rock", "The Beast" y "Doghouse", terminando a las 22.50 con "Rock the Night". Cabe destacar que en esta canción varias fans fueron subidas en andas, pero una hermosa morocha con melena de corte salvaje cautivo a Joey, con una remera desgarrada, como salida de un video de los 80's! Y con el tacto que lo caracteriza, se la llevó inmortalizada en una filmación, ovbiamente la mencionada morocha le tiró muchos besos a la camara. 
Los fanáticos continuaron con el olé olé oléeee... Europe, Europe... 
A las 22.55 volvieron para el bis, que fue con "Last Look at Eden" y obviamente "The Final Countdown", donde 
El Teatro se vino abajo: saltos, gritos, llantos y aplausos, hubo de parte de todos mucha emocion.
 
Hablando de 
Joey Tempest, su voz esta entera pero a los altos no llega... Sin embargo, los fans le hicieron el coro y todo quedó muy 
bien. Fueron despedidos con muchos plausos y olé olés al unísono; el vocalista emocionado dijo "son super 
fantásticos, muchas gracias, nos vemos la próxima!!!". 
A las 23 hs. terminó el recital con una ovación terrible!
 
La asistencia fue nutrida, a la altura de lo que era dable esperar.
La fuerza y la energía que tiene arriba del escenario todo el grupo es notable; la guitarra de John Norum y el bajo de John Levén sonaron muy bien! El tecladista Mic les hizo los coros, el sonido en este caso no fue limpio, algo molestaba, pero es lo de menos, los fans estaban eufóricos desde antes de comenzar y tal actitud se mantuvo aún despues que terminó. 
 
Muy buen Show! Vaya nuestro agradecimiento para Diego Perri, encargado de prensa de la productora AVC Agency, por su gran gentileza para con nuestro medio. 
Comentario e imágenes: Marcelle Lefineau, para OXIDO.-


Este fue el setlist realizado: 
- Riches to Rags
- Not Supposed to Sing the Blues
- Firebox
- Superstitious
- Scream of Anger
- No Stone Unturned
- New Love in Town
- Bag of Bones
- Seventh Sign
- Girl From Lebanon
- Carrie 

- Love is Not the Enemy
- Let the Good Times Rock
- The Beast
- Doghouse
- Rock the Night
Bis
- Last Look at Eden
- The Final Countdown 

COVENANT en Niceto: Electronic from Sweden


Nada mejor que un miércoles sin mucho calor ni mucho frío, para asistir a un nuevo evento en nuestra querida Capital. 
En esta ocasión fue presenciar el retorno a Argentina tras su primera visita de hace casi cinco años, de los suecos Covenant. Banda muy respetada y de culto dentro de la movida EBM, Futurepop, Synth. 

Arribamos a Niceto no muy tarde, ante una tranquila cola de gente. Si bien las puertas se anunciaban a las 19, finalmente se abrieron a las 20:30. Pero nada opacaba las almas de los presentes, todos compartíamos charlas, comentarios de recitales, bandas y demás, mientras esperábamos. Una vez que accedimos al reducto, de a poco la gente fue entrando y copando los espacios.

No pasaron ni veinte minutos (para ser exactos, a las 20:50 hs.) salen a escena quienes serían los únicos soportes de la noche, los locales Nekrodamus, la propuesta de Gaby Nekro y Fernando Dallas. Este interesante proyecto Synth-Pop, con toques EBM, descargó un set muy fuerte y con convicción. A veces cuesta creer que tengamos bandas nacionales con este nivel, podríamos decir elevado, casi a la par de los mejores exponentes de Europa; esto no lo decimos por quedar bien, simplemente que se ve en el escenario: nada de errores, sonido macizo, las composiciones son variadas, nada de monotonías. Tocaron temas de su flamante "Brainwasher" entre otros, durante media hora, donde al cerrarse el telón todos esperamos el gran momento.

Bien, a eso de las 21:45 las luces se apagaron y comenzó una larga intro... que alguien me corrija, pero creo que fue una de las intros mas largas que jamas presencié, con un sonido casi Ambient por espacio de unos diez minutos y mas aún; pero en fin, el telón se abrió y por un lado teníamos a Daniel Jonasson, y supliendo a Daniel Myer -quien por cuestiones familiares se tuvo que retirar de la gira rumbo a su país-, nos encontramos con Gabriel Carbone, alma mater del programa radial "La Misión de los Eternos", propietario del sello discográfico y disquería Twilight Records. Todos hicimos un pozo de silencio y vitoreamos a Gabriel, ya que es un gran honor y privilegio ser parte y brindar el apoyo a una banda con tal renombre. Un lesionado Eskil Simonsson entró a escena con bastón en mano; Eskil tuvo una lesión en su pie durante una presentación en USA, por lo que estaba desplazándose con una bota inmovilizadora, pero con bota y todo, su energía y ganas son inagotables.

El sonido fue muy bueno, ya lo mencionamos más de una vez, Niceto es un antro chico y cuadrado, pero pese a ello, la acústica es de gran calidad y el equipo de sonido -y obviamente el sonidista- también lo son. La música electrónica, si no se ajusta correctamente puede terminar en una bola incomprensible.

Los tracks fueron repartidos por la discografía de la banda, haciendo hincapié en el último trabajo de estudio, "Modern Ruin". Pasaron piezas como "Feedback", la clásica "Bullet", "20Hz" (que encendió furibunda a la gente presente, coreando y saltando ante esa canción tan querida), el lugar estaba lleno.

Siguieron "Like Tears in the Rain", "Kairos", y una perlita, ya que presentaron una canción nueva a salir en el próximo trabajo de la banda en el año 2013: "The Passion Alone". Después en el bis hubo un momento a capella de Eskil, interpretando "Happy Man", donde se pudo apreciar la gran voz del sueco, aunque se trababa con la beat-box de Daniel en alguna nota, que motivaba risas entre él y el público. Siempre hubo mucha comunicación con la gente; en un momento Eskil mencionó algo así como que "Covenant tiene siete discos en su haber, y que le encantaría tocarlos todas las noches", a lo que la gente vitoreaba con gran entusiasmo.

Luego el cierre se hizo con clásicos como "We Stand Alone" y "Dead Stars", para cerrar la hora y media que la banda estuvo en escena...
Destaco un párrafo aparte para mencionar la gran habilidad de Daniel en el beat-box, haciendo todos los efectos sonoros, voces robóticas y sampleos. Un nuevo miembro de lujo para la banda, Gabriel Carbone supo llevar muy bien el acompañamiento y las bases en el teclado, casi que no se notó la ausencia de Myer. Esto lo digo en el buen sentido, suplantar a un músico a miles de kilómetros de su país de origen con alguien que se amolda sin ningún problema, merece un mérito extra.

Para terminar, muy buena organización de parte de Eternos Producciones y Momer, tanto el día previo al show en la firma de autografos y fotos en la disquería Twilight Records, como durante el mismo día del show y la posterior fiesta brindada por Daniel Jonasson post recital en el boliche Infekted.

Comentario e imágenes: Luis Disanti, para OXIDO.-

martes, 18 de septiembre de 2012

MEGADETH en Estadio Malvinas Argentinas, 13 de septiembre de 2012


Prácticamente no hay metalero argentino que no haya visto a Megadeth en vivo. Son una de las bandas extranjeras que más veces visitó la Argentina (aunque no necesariamente la que más conciertos dió, ese galardón le corresponde a Die Toten Hosen) y la relación de Dave Mustaine con nuestro país ya es algo especial, desde aquellos días presentando "Youthanasia" en Obras hace ya dieciocho años. Es por eso que desde adolescentes hasta gente de sesenta años, es decir tres generaciones, se dieron cita en el estadio ubicado en el barrio de Chacarita para una vez más vivir un recital de la "Filarmónica del Colorado".
Sin grupo soporte y con el Estadio Malvinas colmadísmo, a las 21:00 (ni un minuto antes, ni un minuto después) las pantallas ubicadas en el escenario nos mostraron en directo el recorrido de la banda desde los camarines hasta el arribo al escenario, momento en el cual comenzaron a sonar los tambores de "Trust". A Mustaine se lo veía de muy buen humor, cumplía años ese día y le gente le cantó el Feliz Cumpleaños varias veces a lo largo del concierto. Evitó los discursos innecesarios, sólo hizo la introducción de algunas de las canciones y no mucho más. No era necesario tampoco, ya que la música habla por sí misma.
Otros dos clásicos, "Hangar 18" y "She Wolf" pusieron al público enloquecido, el campo era una marea humana. Luego Dave dijo que la idea era tocar algunos temas de "Peace Sells... But Who´s Buying" así que al hilo mandaron "Wake Up Dead", "I Ain´t Superstitious" (el cover de Willie Dixon) y "Devil´s Island", ese tema que Mustaine había jurado que nunca más iba a tocar. El sonido estaba por momentos un poco saturado y no se distinguían los instrumentos con total nitidez. En el escenario las pantallas proyectaban imágenes alusivas a los temas, partes de los videos o bien a veces a la propia banda.  La performance de los músicos (Shawn Drover en batería, Chris Broderick en guitarra y el regresado Dave Eleffson en bajo) desde ya que fue soberbia.
Luego de los temas de "Peace Sells..." (no fue el disco entero, como yo había creído) nos recordaron que no sólo del pasado se vive y que Megadeth tiene en la calle un CD llamado "TH1RTE3N" del cual tres temas fueron ejecutados.
A continuación y luego de unas palabras introductorias pasaron a la sección central del show: interpretar completo y en el mismo orden de temas que en el CD el álbum "Countdown To Extinction", del cual se cumplen veinte años. Creo que no es necesario aclarar cual fue la reacción del público con temas como "Skin O´ My Teeth", "High Speed Dirt", "Foreclosure Of A Dream", "Countdown To Extinction" y por supuesto "Symphony Of Destruction". En un momento llegué a ver hasta a un cocacolero en el medio del sector Campo con bandeja y todo, que no pudo resistirse ¡y se sumó al pogo! El ritual argentino del "¡Megadeth, Megadeth, aguante Megadeth!" otra vez se hizo presente y como dijo el propio Dave "No se preocupen, ustedes siguen siendo los mejores".
Finalizaron el concierto con tres clásicos: "A Tout Le Monde", y los pogueadísimos "Peace Sells" y "Holy Wars", dos temas que tienen más de veinte años, pero que podrían haber sido escritos con el diario de hoy, dado lo actual de sus letras.
Músicos que agradecen, público que aplaude y pide más (escuché que alguien pedía "In My Darkest Hour") y aún faltaba algo más: dos chicas que se acercan al escenario con una torta y el mismísimo César Fuentes Rodríguez que pide que le cantemos una vez más el Feliz Cumpleaños pero en castellano. Dave sopla la vela, toma la torta... ¡y la arroja al público! Los de adelante encremados, y ahora sí, la banda se retira y nosotros también.
Muchísimas gracias a Diego Perri y a Ariel Vigo, de la productora Volumen 4, por su gran gentileza para con Oxido!
Temas
Trust
Hangar 18
She Wolf
Wake Up Dead
I Ain´t Superstitious
Devil´s Island
Never Dead
Whose Life (Is It Anyway?)
Public Enemy Nº1

Countdown To Extinction
Skin O´My Teeth
Symphony Of Destruction
Architecture Of Aggression
Foreclosure Of a Dream
Sweating Bullets
This Was My Life
Countdown To Extinction
High Speed Dirt
Psychotron
Captive Honour
Ashes In Your Mouth

A Tout Le Monde
Peace Sells
Holy War

Comentario e imágenes: Santiago Bennasar, para OXIDO.-

lunes, 17 de septiembre de 2012

TRIVIUM & DRAGONFORCE en El Teatro Flores, 11 de septiembre de 2012


Dos bandas jóvenes (pero no nuevas) y con propuestas bien distintas se presentaron el martes 11/09 en Argentina: los multinacionales Dragonforce y los norteamericanos Trivium. Dos formas distintas de entender el Metal hoy en día.
Ingresé al local de la Avenida Rivadavia cuando ya había terminado la anteúltima de las bandas soportes. Me encontré con un público muy joven, con un promedio de edad por debajo de los 20, me animaría a decir. Incluso vi niños (no adolescentes de 13-14 años, sino niños de 8-10) con remeras de Dragonforce. O sea, los heavys cuarentones o cincuentones que se suelen ver, esta vez fueron muy escasos.
Pude presenciar la última de las bandas invitadas, Clay. Lo suyo son las guitarras afinadas bien abajo, el bajista empuñando su instrumento de manera casi vertical y con los músicos dando los saltitos de rigor que se suelen estilar en este tipo de propuestas modernas. Quizá los nervios le hayan hecho al cantante cometer un gran error: nunca dijo el nombre del grupo, algo escencial si lo que quieren es darse a conocer. Si lo que les gusta son las propuestas modernas, chequeen de qué banda se trata ya que el estilo lo practican muy bien. Por mi parte debo reconocer que no es lo mío este tipo de sonidos.
A eso de las 20:30 comenzó su tarea Dragonforce ¿la banda más rápida de la Tierra?  Debo aclarar que este grupo lo conozco desde hace rato y sus dos primeros discos (sobre todo "Sonic Firestorm") me parece que le dieron una bocanada de aire fresco a la saturada y repetitiva (y ya aburrida) escena del Power Metal de principios de los ´00. Después se dedicaron a correr carreras hacia la nada y literalmente a copiar y pegar sus propios discos. A eso se le debe sumar las constantes polémicas sobre si lo que tocan es real o producto de los trucos de grabación. Entonces, ¿con que me encontré? ¿Con una banda artificial que samplea todo? ¿Con una banda tocando realmente pero incapaz de reproducir en vivo lo que está en el CD? ¿Con una banda con un sonido ultra limpio, cristalino y antiséptico? Nada de eso. Lo que pudimos presenciar es un grupo de puro Metal que le pone garra y actitud. Sin la perfección del CD, esa misma imperfección le dio la cuota de fuerza que me parece que a veces la agrupación necesita. El cantante Marc Hudson -reemplazante de ZP Theart (y que tiene un cierto parecido físico con Sebastian Bach)-, se esfuerza por alcanzar las notas agudas, y si en algún momento no llega, no importa. Aprecio mucho más un cantante que se rompe la garganta que otro que recurre a los trucos tecnológicos. Los violeros Sam Totman y Herman Li digitan a toda velocidad en sus mástiles, pero en el vivo los duelos guitarrísticos cobran sentido. El tecladista Vadim Pruzhanov (ahora pelado y con una cresta) a veces saca su teclado decorado con púas y se suma a los solos. El bajista corre hacia todos lados y se encarga de las voces podridas, y el batero le da con fuerza aunque apenas lo pude ver, ya que su instrumento estaba a ras del piso, igual que un grupo soporte.
Presentaron temas de sus cuatro discos anteriores y también del nuevo: por lo escuchado el martes, parece que en este último CD se dieron cuenta de que la fórmula no daba para más y bajaron un poco las revoluciones, apuntando a estribillos más gancheros como el de "Cry Thunder", que es imposible no cantar. Disfruté mucho de su recital y para mí siguen teniendo el crédito abierto. Eso si: algunos temas me siguen pareciendo exactamente iguales.
Luego de una hora de recital se retiraron con el público pidiendo por más y gritando "Dragonforce!!!" (Me pareció escuchar que algún malicioso gritaba "Dragonball" XD).
Apenas terminó de cerrarse el telón los gritos por la banda principal no se hicieron esperar. El "¡Trivium Trivium!!!" inundó el recinto. Personalmente me sorprendí por la popularidad que tienen los norteamericanos. No estuvo errado el orden en que se presentaron los grupos. Quedó claro que la mayoría fue por Trivium.
Con algo más de producción escénica, a diferencia de los Dragonforce que sólo tenían una bandera con las letras DF, los Trivium tenían una pantalla con el nombre del grupo, pantalla que mostró sólo eso y nada más a lo largo de las dos horas que duró su recital.
Sin ser un gran seguidor de la banda, lo que puedo decir es que básicamente son una licuadora de estilos. Por momentos suenan a Metalcore, por momentos suenan a Metallica, en otras ocasiones pareciera que estoy escuchando a Pantera o Machine Head, y finalmente no pueden evitar absorber influencias de una de las bandas más influyentes de todos los tiempos: Iron Maiden. Alguien dijo que este estilo debería llamarse "Heaffy Metal" y quizá tenga razón. Está claro que Matt Heaffy es un tipo que no se quedó escuchando un solo estilo y eso se nota en su música. Particularmente no me agradan las voces Metalcore. No tengo problemas con las voces podridas al estilo Death o Black, pero las voces Metalcore nos son de mi agrado en absoluto. Es quizá este elemento el que hace que no pueda disfrutar el 100% de la música de Trivium.
De todas formas los elementos Metalcore están cada vez menos presentes. Lo que vimos es un grupo, digamos, de Metal con toques modernos. Presentaron un paneo general de su discografía. En un momento el cantante preguntó quienes tenían uno de sus álbumes (creo que "Ascendancy") y casi todas las manos se levantaron evidenciando una vez más la popularidad del grupo.
Buen sonido, buenos instrumentistas, y un Matt Heaffy feliz. El cantante tiene carisma y simpatía. No suena a libreto cuando dice estar sorprendido por la respuesta de la audiencia, que no dejó de cantar ni uno de los temas. No pudo evitar el clásico chiste "estuvimos en Brasil... bla bla bla" para luego concluir que éramos la mejor audiencia. Prometió volver mientras el público mostrara el mismo entusiasmo, con lo cual se llevó una ovación.
Como corolario podemos decir que el Metal se mantiene vivo justamente gracias a bandas que se animan a expandir los límites preestablecidos, yendo más allá de lo que usualmente se estila. De otra forma el Metal se convertiría en lo que es el tango: algo nostálgico, de generaciones pasadas. Si bandas como Dragonforce o Trivium hacen que jóvenes y adolescentes (incluso niños) se interesen por este tipo de música en vez de arruinarse el cerebro con propuestas descartables, pues bienvenidas sean.
Muchas gracias a Lucía Chiarenza y a toda la gente de la productora 4G.
Dragonforce
Holding On
Operation Ground And Pound
Cry Thunder
Heroes Of Our Time
Fury Of The Storm
Seasons
Throught The Fire And Flames
Valley Of The Damned

Trivium
In Waves
Pull Harder On The String Of Your Martyr
Rain
Into The Mouth Of Hell We March
Down From The Sky
Detonation
Built To Fall
The Deceived
Forsake Not The Dream
Ember To Inferno
Like Light To The Flies
Caustic Are The Ties That Bind
A Gunshot To The Head Of Trepidation
Torn Between Schylla And Charybdis
Throes To Perdition

Comentario y fotos: Santiago Bennasar, para OXIDO.-

lunes, 10 de septiembre de 2012

COAL CHAMBER en El Teatro Flores, 6 de septiembre de 2012


Tarde lluviosa de jueves, el incentivo del dia: al fin ver a Dez Fafara cantando despues de tanta espera, discos, videos y fotos!!!

Llegué a las puertas del Teatro Flores a las 19:30. Entré sin problemas ni demoras; el público estaba llegando, seríamos en ese momento unas doscientas personas, de modo tal que pude ubicarme en mi lugar favorito: frente al escenario, donde el sonido se escucha de frente y tengo buena apreciación del lugar. Los presentes se mostraban contentos, de muy buen ánimo!

A las 19:40 ya salió la primera banda soporte que pudimos ver: Punto Ar. Buena voz gutural, se notó en los gritos, aunque los coros estaban ğrabados. Aceptable fonética en los covers de Korn; tocaron asimismo temas de su autoria, como "Poder Olvidar" o "Sin Necesidad" entre otros. Para cerrar invitaron a Nazareno de Bruthal 6 (Metal Extremo con toques de Ñu Metal), despidiéndose a eso de las 20:25.

A las 20:35 aparecieron los siguientes invitados, Amplexo. Buen ritmo, letras sombrías, parecido o inspirado en Korn, con aceptable sonido en general (tan sólo algún que otro acople). Al igual que Punto Ar, también versionaron a los referidos Korn. Se destacó el tema que tiene video en youtube: "Circosis", con el personaje del payaso en vivo que repartía caramelos al público. Terminaron con lo suyo a las 21 hs..

Cuarenta minutos después, con una intro y los primeros acordes de "Loco", del álbum debut "Coal Chamber", salieron a escena Dez y su gente. Todo fue un sólo grito de alegria!

El setlist se compuso por todos los temas mas relevantes de la banda; Dez Fafara con su actual pelo largo peinado con dos trenzas y una voz entera, supo llevar el show tal como una esperaba, ya que COAL CHAMBER fue durante los 90's un referente del Nu Metal. Formada a mediados de dicha década, logró ser tan exitosa como Korn o Deftones, contando con el plus de ser una elegida como preferida por el enorme Ozzy Osbourne.

Llegando casi veinte años después a nuestras tierras para presentarse por primera vez, la agrupación se completa con Meegs Rascon - Guitarra, Mikey "Bug" - Batería, y Chela Rhea – Bajo. Dez ya no salta tanto como antes, pero mantiene esa escencia que lo caracteriza, y que al mirarlo decimos: COAL CHAMBER!

Siguieron títulos como "Bug Truck", "Fiend", "Clock", "I" o "No Home", cerrando el recital a las 22:35 con "Oddity". El publico, que sería aproximadamente de una cuatrocientas personas, acompañó a coro durante todo el set, con el pogo en ronda, saltando y gritando.

Mientras esperábamos el bis, se escuchaban las estrofas de "Sway" cantada por toda la gente: ..." The roof the roof the roof is on fire we don't need no water let the motherfucker burn burn motherfucker burn" ... Saliendo nuevamente a escena con una bandera argentina con el logo de la banda hecho por los fans, Fafara agradeció por el obsequio, lo enrolló en su brazo e hizo el bis tan esperado y reclamado: "Sway". Uno de los grandes exitos del cuarteto que los fanáticos festejaron con gritos y aplausos.

A las 22:45 terminó el espectáculo con el esperado "Olé, olé, olé" y el saludo de los artistas que se quedaron unos instantes para que pudiéramos fotografiarlos. El recital resultó ser tal cual lo esperamos... y como expresa un sabio dicho: "Mas vale tarde que nunca"!

Setlist: Loco, Rowboat, Big Truck, Fiend, Something Told Me, Clock, Drove, Not Living, Dark Days, I, No Home, Watershed, Oddity. Bis: Sway

Nuestro agradecimiento a Gabriela Sisti, una vez más, por su enorme gentileza para con nosotros!

Comentario y fotos: Marcelle Lefineau, para OXIDO.-

miércoles, 5 de septiembre de 2012

ASSASSIN en Asbury Club, 31 de agosto de 2012


Detrás de Kreator, Sodom y Destruction hubo en la escena alemana de los ´80 una gran cantidad de bandas de Thrash que nunca alcanzaron la popularidad de éstas, pero que nos han dejado un puñado de grandes discos: Tankard, Vendetta, Necronomicon, nuestros recientes visitantes Exumer, Living Death... y Assassin.
Con dos álbumes editados en el ´86 y ´88 respectivamente, los Assassin se separaron para volver a comienzos de la década del 2000, y ya llevan lanzados dos CDs más.
Para quienes no están al tanto de su música, estos alemanes tienen un sonido a mitad de camino entre Kreator y Destruction. Es decir, "sucio y desprolijo", como diría el Carpo. Nada de la limpieza o la elaboración de sus contemporáneos Metallica, Megadeth, Testament... etc.. Con la única banda estadounidense que creo que tienen puntos en común es con Dark Angel. O sea, no esperen de estos tipos un "Master of Puppets".
Hecha esta pequeña introducción para quienes no conocen a la banda reseñada en esta oportunidad, pasamos a comentar el show del 31/08 en Capital, organizado conjuntamente a todo pulmón por Pacheco Records y Cero Ganancia Producciones.
Calculo que alrededor de cien personas se acercaron al local de Flores para recibir una buena descarga de Thrash Metal, y eso fue lo que obtuvieron.
La única agrupación soporte fue Dark Warrior, ya habituales en este tipo de eventos. Con precisión y garra, la banda de Iván (un "mini Mille Petrozza") salió a comerse al público que respondió positivamente a su propuesta, y sobre todo ante el cover de "People of the Lie" de Kreator, la gran influencia para Dark Warrior. Un persona disfrazada de la Muerte (con guadaña y todo) se subió para representar uno de los temas. Se retiraron muy aplaudidos con "Heavy Metal Breakdown" de Grave Digger, porque "somos todos Heavy Metal". Agenden a esta gente.
A eso de las 21:50, la banda principal salio a escena. Arrancaron con la intro de su disco debut "The Upcoming Terror", pero en vez de tocar el primer tema de dicho álbum, como parecía que iban a hacer, el elegido para comenzar fue "Fight to Stop the Tyranny", también de aquel legendario disco.
Si bien lo que se veía era una actitud y una puesta en escena casi amateur (el bajista salió antes del show a hacer sus propias conexiones, y de fondo tenían una bandera pintada a mano que es la misma de por lo menos hace seis años), lo que se oía era una banda profesional con un sonido más que adecuado. Las violas de Michael Hoffmann (ex Sodom) y Jürgen “Scholli” Schollz se compenetraban perfectamente. El cantante Robert Gonella tiene un timbre gritón, casi por momentos bordeando el Hardcore, y canta gesticulando como si se pusiera nervioso, pero dijo sentirse feliz por "estar tocando por primera vez en la tierra de Maradona". Mención especial al bajista Joachim: totalmente sudado, se movió de aquí para allá en el limitado espacio del Asbury como si estuviera en el escenario de un estadio.
La respuesta del público, como era de esperar, era de agite y pogo. Intercalaban temas más actuales ("Breaking the Silence", "Judas") con los clásicos ochenteros ("AGD", "Nemesis"). Para el tema "BAKA", el cantante explicó que en japonés esta palabra significa el equivalente a "pendejo", así que pidió que cantáramos el estribillo en castellano (El estribillo es la palabra BAKA, así que básicamente se cambió este vocablo por "pendejo", gritado a lo thrashero).
Más temas viejos, más temas nuevos y llegó la canción que quizá muchos esperaban, la que da nombre a la banda. Los grupos de Thrash no suelen hacer el típico juego de dividir al público para cantar, pero estos germanos sí lo hicieron. Dividieron a la gente, y mientras la mitad debía cantar la primera parte del estribillo -"Go Fight Kill"-, la otra mitad le debía contestar "Assassin". Finalmente, el guitarrista Jürgen directamente cedió el micrófono al público, el cual iba pasando de mano en mano mientras todos cantaban el estribillo.
Para el bis (el único bis), otro clásico muy pedido: "Bullets". Robert se tira al público, se abraza con todos, los músicos arriba agradecen, tiran púas, palillos, y... eso fue todo. 75 minutos de show, un poco corto para mi gusto, pero bien intensos. Thrash till death!
Lista de temas:
Intro
Fight (to Stop the Tyranny)
Judas
Breaking the Silence
BAKA
Bushwackers
Destroy the State
AGD
The Last Man
Raging Mob
Nemesis
Assassin
Abstract War
Bullets
Comentario e imágenes: Santiago Bennasar, para OXIDO.-