Han leído nuestras coberturas:

miércoles, 28 de marzo de 2012

AMON AMARTH en The End: La aplanadora vikinga


Lunessss...! Noche de recital en el barrio de Flores, una vez más.
En esta ocasión la cita era para con los suecos Amon Amarth.
.
Arribamos al incómodo The End aproximadamente a las 19:30, donde ya había ingresado el grueso de la gente y se presagiaba que seria un buen evento. Lo de incómodo -y con más de uno estuvimos de acuerdo-, es que ese lugar no es demasiado apto para recitales, los puntos de visión no son de lo mejor, la falta de aire es notoria y el sonido también suele ser deficiente. Pero bueno, mérito al equipo de sonido y organización que llevó las cosas lo mejor posible.
.
Zoofilia fue una de las bandas soportes. Con una larga carrera a cuestas en la escena argentina, fue una de las encargadas de animar la previa repasando temas de su última producción "Reziclaje" y también de su discografía pasada. Esta banda Death Metal con su frontman Hernán Alzamora, entregaron lo suyo, basados en su experiencia en el escenario, sólidos y contundentes.
.
Otra de las bandas invitadas fueron los santacruceños Draconis. Esta agrupación Death Metal recorrió su buen tramo para estar presente en esta noche, no podía ser de otra manera para abrir para un grande como Amon Amarth. Una propuesta muy buena, un Death muy macizo. Cuentan con un full duración del que tocaron su set, "The Beginning of the End".
.
La tercer y última propuesta nacional fue Tenebrio, gente de La Plata, quienes con su Death técnico hicieron mover bastante a la gente, sonaron muy bien, y tocaron temas de su propio repertorio. Con un demo a cuestas y un disco en camino, los platenses cumplieron con su papel y con lo que se esperaba de ellos. 
.
Tras una larguísima espera de casi cincuenta minutos, a eso de las 22 hs., por sobre nuestras cabezas, a lo alto de la pasarela del lugar, se asomaron los vikingos suecos que se dirigían hacia el escenario, con un público efervecente y a los gritos, un The End lleno, comenzaba la presentación de Amon Amarth. Estos oriundos de Estocolmo, formados en 1992, nos visitaban por segunda vez, con su carismático frontman Johan Hegg, Ted Lundström en el bajo, los guitarras Olavi Mikkonen y Johan Söderberg, y el baterísta Fredrik Andersson.
Con bandera de fondo y motivo de la gira, la presentación del flamante "Surtur Rising", el último larga duración que viera la luz en 2011, los sonidos de "War of the Gods" tronaron en el lugar  y la gente estalló de emoción, gritos y pogo.
Johan es un artista muy allegado a sus fanáticos y nunca dejó de interactuar y arengar a la gente, se los veía a todos muy felices de estar en Argentina tocando, muchos "gracias Buenos Aires", era un clima muy festivo. 
Inclusive por entre la gente se veía que alguién se tomo la labor de hacer un casco, al estilo mezcla vikingo con Sauron, muy bueno! Sosteniéndolo en gran parte puño arriba, era una fiesta completa, llamaba la atención el afluente femenino presente, que cada vez se acrecenta en los shows.
.
El setlist fue muy nutrido por el último registro "Surtur Rising" sobre todo, del cual hicieron cinco canciones; pero sin dejar atrás los clásicos de "Twilight of the Thunder God", "With Oden on our Side" y "Versus the World"... El sonido, como mencioné anteriormente, estuvo en su punto justo, pese a que el lugar es complicado. Se notó un gran trabajo de los sonidistas e iluminadores, con algún que otro desliz sobre el final en el que se distorsionó una guitarra, pero según ellos fue una "marcha a carrera vikinga sónica"... esa fue la frase. 
La voz de Johan es excelente, y musicalmente Amon Amarth es un fiel representante del sonido sueco, característico y mayúsculo en cuanto a tecnicismo y composición. 
Las letras son tan pegadizas, que no hubo una canción que no se corease o donde no participase la gente, siempre fiel a los músicos y enchufada a full.
.
Aproximadamente tocaron a lo largo de una hora cuarenta minutos, y sólo hicieron un par de bises, pero el público quedó muy contento, los elogios y comentarios se escucharon por doquier, la banda dejó pendiente de regresar alguna otra vez por estas tierras y seguro no faltará ocasión, ya que la fidelidad de los argentinos hacia estos escandinavos demostró ser sólida.

El setlist se compuso de esta forma:

-War of the Gods 
-Runes to my Memory 
-Destroyer of the Universe 
-Live Without Regrets 
-Thousand Years of Oppression 
-The Pursuit of Vikings 
-For Victory or Death 
-The Hero 
-Valhall Awaits me 
-Slaves of Fear 
-The Fate of Norns 
-Bleed for Ancient Gods 
-Under the Northern Star 
-Free Will Sacrifice 
-Cry of the Black Birds 
-Death in Fire 
-Victorious March 
Bises: 
-Twilight of the Thunder God 
-Guardians of Asgaard

Una vez más, gracias a la encargada de prensa Gabriela Sisti, a Mariano de la productora Stargate y a Alfredo Andrade de Hurling Metal por la buena onda!

Comentario: Luis DiSanti. Fotografías: Marcelle Lefineau, para OXIDO.-

lunes, 19 de marzo de 2012

SISTERS OF MERCY en El Teatro Flores, 11/3/2012




Domingo, final de la semana, principio para otros, pero por lo general dia aburrido, largo, sin mucho para hacer. A menos que sea el domingo 11 de marzo, donde se vuelve a presentar en vivo en Buenos Aires nada menos que una de las bandas pioneras del sonido más oscuro: The Sisters Of Mercy.
Como no podía ser de otra manera, ahí acudimos a media tarde, después de una extraña previa hogareña.
.
La cita estaba pactada a las 18 hs., donde se esperaban dos bandas soportes locales, y una uruguaya; Flood Of Tears y Moonlight Asylum los créditos locales; y Fixion, los vecinos invitados del otro lado del rio.
Llegamos al Teatro Flores minutos luego de la hora pautada, y después del ya clásico encuentro con personajes de la movida, ingresamos sin mas al recinto de Rivadavia al 7800, encontrándonos con buen número de asistentes y muchos mas que seguían entrando.
.
Cuando el reloj marcaba las 19 hs., se abre el telon y aparece Flood Of Tears, la primera de las bandas locales. Lionel y su gente dan inicio a su show con un setlist de temas variados, recorriendo su trayectoria discográfica con mucha presencia y buena performance sobre las tablas. Para los Flood no es nada nuevo esto de tocar en grandes escenarios; lo manejan de manera prolija, profesional y contundente. En este caso, el agregado fue el poder ver en vivo a su nueva bajista Nazarena, la cual aporta mucho a la banda, tanto en sonido, llenando un poco mas la música de Flood, como desplegando una postura muy oscura y sutil. Un gran acierto para la agrupación. Nazarena será parte de la grabación del nuevo disco doble que Flood Of Tears prepara para el corriente año.
.
Luego de pocos minutos de espera, sube a las tablas la gente de Moonlight Asylum. Otra de las bandas ya consagradas de la escena, con mucho poder en su música y gran despliegue sobre el escenario. Hace poco tiempo los pudimos ver teloneando a Within Temptation, donde, al igual que los anteriores, ya saben de que se trata tocar con grupos internacionales y lo hacen muy bien.
.
Rondando las 20:30 aparece Fixion, la propuesta oriunda de Uruguay, a cargo de Daniel Bonilla. Con un rock gótico muy bien armado, melodías gancheras, y la voz de Martina como novedad absoluta, ofrecieron un show parejo, con fuerza, contundente y muy aplaudido por el público que a esa hora ya ocupaba gran parte del semicírculo de la planta baja del Teatro. Fixion, además de seguir presentando temas de su disco debut "En La Oscuridad", adelantó canciones de su nuevo repertorio, las cuales si bien mantienen el espiritu de Fixion, suenan un poco mas duras, lo cual despertó en el publico algún que otro pogo. Daniel es un hombre que no descansa, y si no está componiendo, grabando, haciendo videos u organizando fiestas en la movida oscura uruguaya, se encarga de promocionar debajo de las tablas un DVD que contiene videos en vivo, un cover muy bien logrado del clásico "Sweet Dreams", sus videos oficiales de temas como "Sed y Sangre", "Contigo Hasta la Muerte", y una versión remix del tema que da titulo a su álbum, "En la Oscuridad". En sintesis: un combo que no solo suena bien, sino que trabaja mucho y rema a mas no poder por crecer; y de esto se ven resultados poco a poco.
.
El sonido de las bandas soportes no fue muy logrado; por momentos no se podía comprender lo que los músicos tocaban o cantaban, sobre todo los chicos de Moonlight Asylum, que en sus voces elevadas, el no sonar bien les puede jugar muy en contra.
Lo positivo fue la variedad a la hora de seleccionar teloneros. Si bien eran todas bandas del palo oscuro, hubo para todos los gustos, y realmente todas a la altura del show, convirtiendo la espera por el acto principal en algo totalmente ameno.
.
Luego de Fixion, se cierra la cortina y se vuelve a abrir, desconcertando al público. La idea: alistar el escenario para The Sisters Of Mercy a la vista de los concurrentes. Si bien fue algo no muy acertado, ya que se pierde la magia del momento, sirvió a mas de uno para reclamar de manera directa a los plomos por la tardanza, ya que vimos como afinaban dos guitarras por poco mas de una hora!
.
De a poco las luces bajan, el humo se vuelve una cortina, y ante un Teatro casi lleno, comienzan a aparecer los guitarristas Ben Christo y Chris May, con los primeros acordes de "Kiss the Carpet". Luego, entre una lluvia de luces de colores dirigidas a los espectadores, y detras de su inconfundible voz aparece -pelado y con anteojos negros-, el Sr. Andrew Eldritch.
.
Asi se presentaba The Sisters Of Mercy: dos guitarras, baterías y teclas por medio de computadoras, y voz.
Desfilaron temas como "Ribbons", "Crash and Burn", el aclamado "Marian", "Amphetamine Logic", "Arms", "Summer", "This Corrosion", "Alice" y "More"; para dar fin a la primera parte del show con "Flood II".
.
Luego de casi una hora de una seguidilla de temas, sin parate ni aviso, el trío se toma un pequeño descanso para seguir con el primer bis de la noche. "Something Fats" y la muy bailable "Lucretia my Reflection".
.
Nuevo intervalo y vuelven a la carga con los que serían -ahora si- los últimos temas de la noche: "Rain From Heaven", "Temple of Love", y el punto final lo ponen con "Vision Thing".
.
Sabido es que cuando uno va a ver a The Sisters Of Mercy puede suceder cualquier cosa, no se puede esperar nada. Los padres del rock gótico reniegan de su rótulo y prefieren no tener nada que ver con ello, aunque se vuelva una tarea imposible. De todos modos, su show -tanto visual como auditivo- es muy oscuro, no caben dudas.
Los temas, en casi su totalidad fueron “nuevas versiones”, por lo que por momentos confundían a los asistentes, y luego de algunos acordes podíamos saber de que pieza se trataba. Los integrantes en su presentación se mostraron muy profesionales, abocados a lo suyo impecablemente, sin sobreactuar de manera payasesca, tal cual lo afirmaron quienes asistieron a la anterior presentación de la banda en nuestro país.
.
Eldritch, enemigo de la popularidad, llenó el escenario de humo, se alejó de las vallas y bombardeó a la gente con luces, con el único fin de no ser captado por las cámaras de los aficionados asistentes que se agolpaban por una buena toma del cantante.
Algo que es propio de este personaje -se vio nuevamente- es su falta total de comunicación con la gente. Si bien es marca registrada del artista, como espectador uno se siente un poco bastardeado, ignorado. A pesar de que la gran mayoría hace un esfuerzo por pagar la nada económica entrada, al artista parece no importarle. Pero como somos un público muy optimista, nos vamos diciendo que no importa, ya que lo demás estuvo muy bien; la elección de los temas ejecutados, la seriedad con la que se tomaron los músicos este show, hasta la indumentaria fue bien vista, ya que todos usaban ropas negras.
.
Estas nuevas versiones de los temas ya conocidos fueron acertadas, un poco mas pesadas, con guitarras mas afiladas, y hasta mas modernas si se quiere; ya que, como en el caso de "Marian", su versión original tiene casi treinta años desde su composición.
.
Luego de un show de casi hora y media, estos sentimientos encontrados finalmente arrojan un resultado altamente positivo. Hemos sido testigos de algo emblemático, algo poderoso. Son The Sisters Of Mercy, pioneros del rock gótico; aunque su formación no sea tan estable, su esencia se mantiene totalmente viva, y allí pudimos estar, escuchándolos, viéndolos, siendo enceguecidos por las luces, tomando fotografías mentales, y pensando que algún dia recordaremos haber sido de los tantos afortunados que alguna vez nos enojamos con Andrew Eldritch por no decir mas que un frio “Gracias” en una presentación en vivo; pero de todas maneras bailamos cada una de sus caprichosas versiones de composiciones que escuchamos por años.

Agradecimientos infinitos a la productora del evento -Ronda Music- y a su encargada de prensa -Lucía Chiarenza- por la posibilidad de cubrir tal recital; y personalmente, agradecimiento especial a Javier Parente por la confianza depositada para volver a ser parte de OXIDO con mucho gusto, una vez mas.
.
Comentario: Martín Mena, para OXIDO.-

viernes, 9 de marzo de 2012

DIMMU BORGIR en Groove, 4/3/2012



El pasado domingo 4 de marzo hizo su presentación por primera vez en Argentina la controvertida agrupación de Black Metal Sinfónico Dimmu Borgir. Referentes de la camada de grupos llamados “Bandas de la segunda generación”, han logrado a lo largo de sus casi 20 años de existencia convertirse en la agrupación noruega de música extrema más populares de su patria. Claro que en un estilo como el Black Metal, coqueteos con lo “masivo”, lo “comercial” y lo “exitoso” son vistos a menudo (en nuestros tiempos en menor medida) como una traición al espíritu de estilo.

En la edición de su primer disco de estudio “For All Tid” se puso en evidencia lo “distinto”: melodías de tono cuasi-románticas a medio tiempo. Dos años más tarde con la edición de “Stormblast” la propuesta logra la madurez sonora y el pico creativo, dentro de un estilo que por sus propias características posee límites bien definidos. Dimmu Borgir rompe con este esquema y con ello su alejamiento progresivo del contenido Black Metal en sus canciones. En el año 1996 la banda edita el que para muchos es, al día de hoy, su mejor trabajo: “Enthrone Darkness Triumphant”, a sus melodías de marca registrada se suman componentes del heavy tradicional. Hitero y accesible a cualquier escucha, esta obra marcaría un quiebre en la carrera en el por aquel entonces quinteto. Los posteriores trabajos discográficos significarían un éxito comercial tras otro, exponiendo a los escandinavos como una agrupación de imagen Black Metal con composiciones que ganaban en complejidad y contenido Death Metal.

Luego de esta breve introducción pasamos a dar revista de lo acontecido en Groove, sito en el barrio porteño de Palermo. En lo personal era la primera vez que asistía a este local. Para que el lector tenga una idea de las características del mismo, podemos asemejarlo a The End del barrio de Flores, con la diferencia que el primero posee un segundo nivel. Aunque la similitud más notable es la pésima ventilación, volveremos sobre este tema.

Exterminio fue la primera de las dos bandas invitadas a subir al escenario. Haciendo un recorrido por toda su discografía, la agrupación brindó 25 minutos de un intrincado y bien ejecutado Death Metal. Como puntos salientes encontramos la voz de Fernando Grippo y el ajustado funcionamiento del combo. Poco beneficiados en las perillas cumplieron una interesante labor, reconocida por todo el público.

A las 20:20 hs. es el turno de la última banda invitada: Hijo de la Aurora. A fuerza de Black Metal, la agrupación intentó cautivar con un golpe de efecto a la parcialidad. Sin embargo las pocas variantes y el regular sonido atentaron contra su desempeño. Luego de media hora de actuación, se encontraron con la indiferencia del público que ya solo deseaba ver a la banda principal.

Al finalizar Hijo de la Aurora, y con el local lleno en su totalidad, no fue hasta después de UNA HORA! que los noruegos subieron al escenario. Sea por lo que fuere, los equipos de refrigeración fueron los grandes ausentes de la noche. La espera se hizo tediosa. Los rostros de los espectadores revelaban una mezcla de agobio y resignación. El calor llegó a tal magnitud que varios espectadores sufrieron desmayos; simplemente lamentable.

A las 22 se apagan las luces. Intro de por medio, los músicos inician la entrada, primero los sesionistas (Daray, Cyrus y Brat) luego y de manera estudiada, Silenoz, Galder y Shagrath, todos ellos con sus tan particulares y sofisticadas vestimentas, esa que los ha caracterizado en los últimos diez años.

Con las primeras notas de “Mourning Palace, se desata el delirio de las mil doscientas? almas que colmaron el recinto. La primer parte del set se basó en piezas del disco “Enthrone Darkness Triumphant”, le siguieron “Spellbound (By the Devil), “In Death's Embrace”, “Relinquishment of Spirit and Flesh”, “The Night Masquerade”, “Tormentor of Christian Souls”, “A Succubus in Rapture” y “Raabjørn Speiler Draugheimens Skodde” esta última de su placa “For all Tid”.

A las 22:50 hs., luego de un intenso bombardeo de hits, llega el primer intervalo de la noche. Apenas cinco minutos transcurrieron hasta que el baterista Dariusz Brzozowski (Vader, Vesania, etc.) iniciara su solo. Claramente lo que Daray buscó fue interactuar con el público antes que llevar una real demostración sobre los mil parches y platillos de su instrumento. Sin poner en tela de juicio la capacidad de este notable músico, nos dejó con ganas de más.


Con renovación de vestuario se da inicio a la segunda etapa del set, allí vendrían canciones del resto de la discografía, exceptuando de “Stormblast” y “Spiritual Black Dimensions”. Primero “Vredesbyrd” y luego el mejor momento de la noche: “Kings of the Carnival Creation”; ahí los noruegos llevaron adelante una demostración de cómo hacer Metal extremo sin caer en lugares comunes y/o en lo inentendible. Este tema solo, valió todo el evento.

Sabido es que Dimmu Borgir perdió dos músicos de peso: el tecladista Mustis y el bajista/cantante Simen Hestnæs; “Vortex” para los amigos. Su fantástica voz fue la responsable de los momentos más melódicos y angelicales. En el directo Shagrath ocupó el puesto crítico gracias a ciertos artilugios sonoros. Básicamente un atajo que suena a pequeña trampa.

Luego dos piezas de su última placa “Dimmu Borgir” y el pomposo “Gateways”, la voz femenina estaba sampleada y allí Shaghi (por suerte) no tuvo que oficiar de Agnete Kjølsrud. Con un vitoreado “Puritania” se cierra la segunda parte del show. Otro breve intervalo y comienzan los bises: “The Serpentine Offering” y finalmente “Progenies of the Great Apocalypse”, canción utilizada para el trailer de la película “Hellboy”, algo inédito para una banda de música extrema escandinava.

Una vez concluido el espectáculo, la agrupación permaneció unos instantes sobre el escenario agradeciendo la entrega del público, mientras de fondo sonó el tema “Perfection or Vanity”.

El recital resulta impecable desde muchos puntos de vista y desde otros no tanto. Quedándonos con los primeros encontramos: la labor de los músicos, quienes dieron el máximo, resaltamos a Shagrath, quien además de ocupar el puesto de frontman cumplió una tarea sin fisuras en un estilo donde la exigencias vocales están a la orden del día; asimismo, la incondicionalidad del público hacia los artistas, motivo por el cual en varios pasajes del concierto, músicos nacidos en tierras tan heladas como sus emociones, agradecieron la entrega. Con respecto al sonido, a grandes rasgos fue correcto, aunque creemos que el salto de calidad responde más a los atributos de los músicos por sobre cualquier elemento técnico.

Luego de presenciar un evento de altísima calidad sonora, ejecutado por verdaderos profesionales al servicio de la música extrema, solo nos importa una cosa: ¿Para cuándo la segunda visita?

Mil gracias a Alfredo Andrade, de la productora Hurling Metal, a Gabriela Sisti y a Mariano de Stargate por sus eternas gentilezas para con nuestro medio!

Comentario: José M. Aicardo. Fotografías: Luis DiSanti.  

jueves, 8 de marzo de 2012

Lingerbliss, The Unborn y Soul Apart en el Teatro Colonial, 3/3/2012


Sábado 3 de marzo, largo día por cierto. Nada mejor que terminarlo con un prometedor show en la ciudad de Buenos Aires.
Desde hace algunas semanas, se venía promocionando un recital acústico de bandas ya consagradas en la escena oscura local, de la mano de la productora independiente Dunkler Bär. Por lo tanto, allí estábamos acudiendo a la cita en el Teatro Colonial de Avenida Paseo Colón, minutos antes de las 21 hs..

Ingresamos al recinto luego del clásico reencuentro con algunos conocidos de la movida, aquellos que no sólo se ven en eventos donde  hay superestrellas internacionales, aproximadamente a las 21:30 hs., encontrándonos con un teatro con no más de quince butacas ocupadas.

Luego de una corta espera, siendo las 22 hs., se da comienzo al show con la presentación de SOUL APART, la banda invitada para esta primera función de un ciclo que en principio contará con tres fechas.
Sobre las tablas: bajo, guitarra, teclado, cajón peruano y voz; el señor Guido Lisioli y los suyos abrían fuego con dos temas de su primer disco "Road to Self", "The Always and Forever" y "Southwest Tango", para seguir con "Lights in the Past", del segundo registro "Worldpain Traveler".
Acto seguido, luego de una chistosa interacción con el público que de a poco iba creciendo, continúan su presentación con una versión de "Have You Ever Seen the Rain", para engancharla sobre la marcha con un comiquísimo cover de Lady Gaga: "Poker Face".
Cuando pensábamos que después de tal acto, sería muy difícil recuperar los estribos y seguir con el show, SOUL APART ofrece una muy bien lograda versión del tema que es el corte de su primer disco y se titula de la misma manera que el mismo: "Road to Self".
Acercándose al final de su presentación, ejecutan "The Enlighten Hollow", en el cual, promediando el tema, enganchan el clásico "Last Train to London", para finalizar con otra pieza de su próximo CD "Worldpain Traveler" (a salir en dos meses), titulado de la misma manera.
Lo de SOUL APART fue impecable, sonando totalmente diferente de manera acústica, no dejan de lado su marca personal progresiva, agregando ritmos como el tango, o por momentos, frenéticos sonidos a lo Emir Kusturica.
Durante los cuarenta minutos de su presentación, dejaron en claro que, sobre todo, saben divertirse en el escenario, interpretando covers muy relajados, y demostrando que, cada uno en su instrumento, saben muy bien lo que hacen; muy buenos músicos que se destacan en lo suyo, mucho virtuosismo de parte de su cantante; y especialmente, muy buena onda con la gente, a pesar de que todavía el número de asistentes era pobre.

Minutos más tarde, cerca de las 23 hs., se abre el telón para dar lugar a una de las bandas estables del ciclo de acústicos: LINGERBLISS.
Con el notable agregado de una pantalla proyectando imágenes detrás de la formación, y un percusionista interino en el lugar de Luis Argañaraz -quien se encargó de los palillos desde los comienzos de la banda y recientemente decidió seguir su destino por diferente senda-, Lucille y sus muchachos se presentan con el tema "Mirrors".
Recordando viejas y jóvenes épocas de la agrupación, ofrecen uno de los temas de su EP "Waste of Ink", para luego dar paso a "Fire", uno de los títulos de su próxima producción, el cual, si bien últimamente lo vienen tocando a manera de adelanto, esta vez fue en una muy bien lograda versión acústica.
Luego de ejecutar "Persistence", de su placa debut "Uncertain", quedan sobre el escenario el tecladista Anathema y la voz, Lucille, para bajar los decibeles aun más y presentar una genial versión del tema "Sequels of You", que realmente daba escalofríos.
Siguen con otro viejito: "Human Storm", para dar final a su presentación, nuevamente con la banda en su totalidad, con el tema "Electricity".
Cuando se creía que estaba todo dicho, que no había más por inventar, los chicos de LINGERBLISS desenchufan sus instrumentos, agregan un cajón peruano y nos dan una cachetada de buen gusto musical.
No sólo fue un repertorio de buenos temas acústicos, sino una prolijidad y entrega de parte de los integrantes que hacen que uno quiera que no tenga fin lo que está sucediendo.
Si bien ya habíamos escuchado temas en este formato desenchufado hace algún tiempo en vivo en "Óxido", hoy están más pulidos. Creo que la banda encontró otra vuelta, un camino alternativo para presentar sus temas, que mantienen lo que LINGERBLISS quiere expresar, pero diferente. Como lo prefieras, o ambos: acústico o eléctrico. De todas maneras, su profesionalismo se refleja y agrada al oído.

Faltando diez minutos para la medianoche, y con algo más de medio teatro lleno, se hacen presentes los consagrados THE UNBORN, grupo que en este caso hace honor a la frase “año nuevo, vida nueva”.
Sobre las tablas, los conocidos Astaroth en guitarra y voz, el eximio percusionista Zagham, la cada vez más oscura Elodia en las teclas, y las nuevas caras: Spellbound en voz femenina y Rovehr en guitarra (No hubo bajo en este caso).
Como venían prometiendo, concretarían la presentación acústica de su próximo material discográfico, y así fue. Sólo temas nuevos, a manera de adelanto.
Los nuevos THE UNBORN, luego de una oscura intro, como ya es costumbre en sus vivos, comenzaron con "Marionette". Luego siguieron con títulos como el ya promocionado por facebook "Volviendo a Casa". También escuchamos "De Poetas y Locos", "Juliet", "Angel Negro", el exquisito "Mi Melancolía" y "Bajo el Nogal", para dar cierre a su show de una hora con "Ave de la Oscuridad".
Todo lo que se puede decir de THE UNBORN es en torno a la palabra "nuevo"; aunque se caiga en lo redundante. En cuanto a lo auditivo, sí: las letras del reciente disco son en castellano, lo cual suena extraño para quienes estamos acostumbrados a escucharlos en inglés durante algunos años, pero no pierde para nada ese toque particular que posee Astaroth al ejecutar sus canciones, como así tampoco se pierde la esencia de THE UNBORN, dándole un poco de aire innovador y demostrando que siempre se puede hacer algo diferente, que no tiene por que caer en lo simple. En este caso, la banda suma a su oscuridad grandes detalles musicales autóctonos, donde se lució sobre todo su percusionista.
A todo esto se le suma Spellbound, una joven de coloridos cabellos, poseedora de una dulce voz, que lamentablemente no se pudo apreciar muy bien, debido a que su micrófono sonó algo bajo hacia el público; esperemos en la próxima poder escucharla mejor.
Por su parte, Elodia jugó un gran rol en lo suyo, ambientando la presentación de manera impecable, sonando mejor show a show.
Aunque sin bajo, en esta velada, THE UNBORN nos deja con ganas de más, tanto en cuanto a presentaciones en vivo, como también con la llegada de su nuevo álbum, el cual promete, guste o no, algo totalmente diferente a lo que nos tenían acostumbrados.

Asi pasó esta primera fecha del Ciclo de Acústicos donde se presentan LINGERBLISS y THE UNBORN junto a bandas invitadas, como lo fue SOUL APART en este caso.
Realmente es un gusto acudir a este tipo de espectáculos, donde los artistas exponen su obra con total profesionalismo y responsabilidad y sobre todo, cuando hay alguien detrás de todo esto, como en este caso Dunkler Bär, que apuesta a las agrupaciones locales, en un buen lugar, con ciertas comodidades tales como butacas para disfrutar del show.

Las próximas citas serán el 5 de mayo y el 7 de julio (sí, 03/03, 05/05 y 07/07, no sé porque) a las 21 hs. en el mismo Teatro Colonial, Avda. Paseo Colon 413, Capital Federal. Buen plan para aquellos que se deleitan con este tipo de bandas, que más allá de ser músicos, son personas sencillas, que en la puerta del lugar se acercan, saludan, charlan y porqué no, se puede terminar en algún recinto nocturno con algunos de ellos.

Agradecimiento enorme a Lucille VanEyck por brindarnos la posibilidad de cubrir este show para los amigos de "Óxido" de la ciudad de Chivilcoy.
Comentario y fotos: Martín Mena, para OXIDO.-