Han leído nuestras coberturas:

martes, 17 de enero de 2012

APOCALYPTICA en Flores: Los chelos del infierno!


APOCALYPTICA "Teatro Flores 14/01/2012"
Los chelos del infierno

En una calurosa tarde de sábado laboral, tras una larga jornada de estar sentado, salimos volando al Teatro de Rivadavia 7800, donde nos daríamos cita para un nuevo espectáculo, en este caso de los finlandeses, singulares y ortodoxos APOCALYPTICA.

Al llegar al Teatro, afuera había poca gente, por lo que dedujimos que seguramente ya todos habían ingresado, y así era; para mi sorpresa, el lugar era un caos!, Mucha gente, muchisima! No había espacio para hacer maniobras ni nada por el estilo, asi que encaramos a la parte alta, allá hasta donde casi se toca el techo con las manos, y eso que el techo del Teatro está bien alto!, Pero en fin, era la mejor opción para tener la vista limpia hacia el escenario, y de paso eludir los griteríos de algunas colegialas. APOCALYPTICA reúne un amplio espectro de público, desde pequeñas acompañadas por sus madres, hasta gente del palo por asi decirlo, sin dejar de mencionar a espectadores mayores, que imagino deben apreciar lo que es la música que engendran estos finlandeses con instrumentos de música clásica, y lo deben ver como algo especial.

Tras esperar y esperar, no pasaba nada; hacía calor, pero allá arriba está la boca de aire, de modo que era reconfortante. Recién pasadas las 20 hs. salió a escena una jóven banda de Metal Alternativo -los únicos invitados de la noche- llamada Dios Ha Muerto. El micrófono estaba tan fuerte que provocaba una "galleta" de sonido. El mismo era muy elevado, y esta agrupación de Lomas de Zamora demostró muchas pilas; obviamente, al ser músicos jóvenes están con el 220 a pleno! Bueno, hicieron lo suyo, esperemos que consigan más presentaciones como para ir metiéndose cada vez más y contar con un apoyo creciente, en este complicado mundo de bandas locales que tienen mucho trabajo para lograr objetivos, asi que pulgar para arriba!

Luego de la actuación de la banda soporte, y una nueva espera para acomodar el escenario, que contaba con un gran telón de fondo alegórico a la portada del último disco de APOCALYPTICA, "7th Symphony", alrededor de las 21:15 las luces se apagaron y comenzó de fondo el tema de la película "Shrek"..., si, en realidad es una pieza clásica, "Aleluya", pero seguro que muchos la conocen por "Shrek"..., con esa intro la banda saltó a escena, seguido por el corte de su última placa, "On the Rooftop with Quasimodo!", ante el grito ensordecedor de la concurrencia, especialmente de las chicas...! Cabe mencionar que a esta altura El Teatro mostraba un lleno total, hasta en las escaleras de acceso, era dificilísimo conseguir un buen lugar para ver.

APOCALYPTICA cuenta con su formación actual, que mantiene a Paavo Lötjönen y Eicca Toppinen, que son los que están desde el primer minuto de vida de la banda, más Perttu Kivilaakso, quien completa el trio de chelos y que llegó a la agrupación allá por el 2000, sumados al baterísta Mikko Siren, muy vitoreado por la masa.

En la seguidilla de temas, estuvieron "2010", "Bittersweet", "Inquisition Symphony", y por supuesto no faltaron los clásicos de Metallica, momentos en los que el lugar parecía un karaoke, porque sobrepasaba el cantar de las canciones a los instrumentos, bueno, mucha algarabia en las jóvenes... 

La banda fue muy atenta con la gente, algo se entendía cuando hablaban, pero entre los gritos y el ruido del motor del aire, era dificil comprender.
Muchos, por lo que escuché, estuvieron de acuerdo en que esta presentación de APOCALYPTICA fue cien veces superior a la de 2005 en aquel marco de un festival de gaseosas, en el que tocaron con Almafuerte y Megadeth. Allí se los había criticado duramente por la falta de entusiasmo demostrado, y por entregar una performance auditivamente carente de énfasis. Aquí por el contrario se vió un grupo muy profesional, con un sonido muy bueno. Por momentos la batería estaba muy fuerte y un poco se perdían los chelos en las notas bajas, y cuando aparecía el vocalista invitado, Tipe Johnson, ya de entrada arrancó mal porque estaba el micrófono sin sonido y él cantaba y nada pasaba, hasta que lo acomodaron, pero estuvo algo baja la voz en cada presentación del cantante.

Para terminar, en el bis ejecutaron (como era de esperarse) el cover de "Enter Sandman", entre griterio y frenesí de la concurrencia; y al concluír y despedirse, pero con todos pidiendo una mas, una mas, una mas... cerraron definitivamente con la infaltable y virtuosa "Hall of the Mountain King", en la cual era dificil ver los movimientos de los dedos, por tanta velocidad.

Este es el setlist que nos dejaron:

-On the Rooftop With Quasimodo
-2010
-Grace
-Master of Puppets
-End of Me
-I'm Not Jesus
-Refuse/Resist
-Quutamo
-Perttu solo
-Bittersweet
-Nothing Else Matters
-Last Hope
-Path
-Life Burns!
-Seek & Destroy
-Inquisition Symphony

Bises

-At the Gates of Manala
-I Don't Care
-Enter Sandman
-Hall of the Mountain King 

Sin dudas fue un buen espectáculo y los muchachos prometieron volver, asi que se los espera nuevamente con sumo entusiasmo, de eso damos fé!

Comentario y fotos: Luis Disanti, para OXIDO.- 

viernes, 13 de enero de 2012

DYING FETUS en Asbury, 11/1: Primer show internacional de 2012

 
Siempre digo que es muy saludable asistir a un show de Death Metal. Saludables son sus litros de cervezas compartidos entre amigos, saludables son los 100 db que escupen los parlantes, saludable es ese humo que nos llena los bronquios de carcajadas lejanas. Si vamos a ver viejas glorias o nuevas promesas, da igual; pero es menester que sea Death Metal.

Más allá de lo saludable del evento en si, las cosas toman otro color cuando se trata de una banda como DYING FETUS y su primera visita a la capital argentina. Banda que ya había amagado con pisar estas pampas (húmedas, muy húmedas), pero todo había quedado en buenas intenciones. Finalmente el miércoles 11 de enero todo se dió satisfactoriamente para que los americanos se presenten en el Asbury de Flores.

Es bueno reconocer que en la actualidad, DYING FETUS no goza del reconocimiento que disfrutaba hace diez años, cuando editaron lo que para muchos es su obra cumbre: "Stop at Nothing", o si no, nos estiramos un poquito hasta "Destroy the Opposition", cuando su sonido moderno, veloz y técnico, volaba peluquines por doquier. Una banda que supo conquistar una interesante legión de fans con su Death Metal brutal y técnico a partes iguales, pero que siempre hizo gala de un innegable ADN Hardcore, y de darle a sus canciones el toque de groove necesario para que no todo quede en la velocidad. 
Hoy la maquinaria sigue aceitada, pero ha perdido un poco la frescura y la novedad; y se ha ido depreciando con el lógico correr de los años. Sin embargo, esto no fue importante para los casi trescientos chicos que presenciaron un show poderoso, ajustado y aplastante como pocos.

Zoofilia, Tenebrio y Exterminio fueron los responsables de encender las calderas del baño turco que fue el reducto de la Avenida Rivadavia después de las 19. 
Mientras se ajustaba el sonido, los integrantes de Zoofilia -uno de los grandes sobrevivientes de la vieja escena extrema vernácula, con casi veinte años a sus espaldas- descargaron su Death/Thrash, prolijo y contundente. Material viejo, no tan viejo y también de estreno en su set, que aunque demasiado temprano, fue disfrutado por casi un centenar de entusiastas.
 
Tenebrio de La Plata se encargaron de seguir subiendo la temperatura con un Death/Thrash (¿o Thrash/Death?) preciso, y con un sonido que se fue acomodando con el correr de los minutos. Buena actitud, correcta interpretación; resultado positivo.
 
El tema del calor y la humedad ya era cosa seria, por lo que me permití tomarme unos minutos en la puerta para recargar oxígeno, de modo que casi no ví el set de Exterminio (chicos, para la próxima exijan un cronista más jóven), pero según comentarios varios, la banda sonó pulida, con un sonido más que aceptable; y su show fue filmado para un futuro DVD.

Puntualmente a las 21 hs., John Gallagher, Sean Beasely y Trey Williams ya estaban sobre el escenario descerrajando las primeras notas de su set. La muralla de sonido se hizo patente. La velocidad exacerbada de las intrincadas composiciones y los riffs paridos por algún demente dominaron el escenario por poco más de una hora. El calor rozó picos de estado de ebullición mientras sonaban retorcidos temas como "Praise the Lord (Opium of the Masses)" u "Homicidal Retribution".
 
John Gallagher es el único miembro original del grupo. Sin embargo, los otros dos hace varios años que completan la formación, sacando discos bajo su reconocida fórmula: riffs veloces, breakdowns, cambios de tempo y la ponzoñosa voz de Gallagher empapándolo todo de odio. Mención especial para Trey Williams, el motor fuera de borda del trío, que brindó una clase magistral montado sobre una aplanadora de blast beats.
 
Un show corto, pero lo suficientemente intenso como para no dejar a nadie con las ganas. "Intentional Manslaughter", "One Shot, One Kill", hubo temas de todos los discos y hasta se dieron el lujo de tocar uno nuevo.

Para los postres, "Kill Your Mother, Rape Your Dog" (hitazo) y un falso final para volver con "Grotesque Impalement" y ahí si, terminar con todo y dirigirse directamente y sin escalas a una ducha reparadora.
 
Quizás el Death Metal y su folklore te maten lentamente, te dejen sordo, destruyan tus pulmones o mueras despezado en un pogo, pero... ¡cómo te renueva el espíritu! Y eso amigos..., ¡eso es salud!
 
Mil gracias a Alfredo "Pocho" Andrade, responsable de Hurling Metal, por su gentileza para con OXIDO.
Comentario y fotos: Alien, para OXIDO.-