Han leído nuestras coberturas:

martes, 27 de septiembre de 2011

ALMAFUERTE en Luján, 24/9/2011



En tiempos donde nos invaden las visitas internacionales y donde gran parte de los historicos del Metal Argento reciclan temas y realizan tributos, mal no está hacerse un lugarcito y asistir a un show de ALMAFUERTE, la propuesta metalera más convocante del país. La ciudad de Lujan -el local llamado Bangladesh, mas precisamente-, era esta vez el punto de encuentro.

Hubo dos bandas soportes: Santos Pecadores y Vil Motor, pero no llegamos a ver la presentación de ninguna de ellas.

Pasadas las 22.30 hs., hace su aparición sobre las tablas ALMAFUERTE, como todos sabemos integrada por Claudio Marciello, Bin Valencia, Beto Ceriotti y el histórico Ricardo Iorio, mentor de las más grandes bandas del Heavy nacional, como V8 y Hermetica. Fue ‘’Los Delirios del Defacto’’(del álbum "Del Entorno", de 1996) el tema elegido para abrir el show. El sonido no fue muy claro en las primeras piezas, pero luego todo se acomodó satisfactoriamente.

De tal modo, fueron pasando ‘’Debes Saberlo’’, ’’Pensando en llegar’’ (ambos de ‘’Toro y Pampa’’, registro del 2006) y ’’Patria al Hombro’’ (perteneciente a ‘’Ultimando‘’, del año 2003).

La banda erige -tal como nos tiene acostumbrados- un sonido poderoso y contundente. Valencia y Ceriotti marcan la base, arman la columna vertebral del típico estilo sonoro del cuarteto, y es Marciello (con sus riffs, arpegios y punteos) el encargado de darle el espiritu e identidad sónica al grupo y de guiar a todos -incluso a Iorio- a que todo salga redondo, como salió en esta noche.

Claro está que es el enorme Ricardo Iorio el que se roba la atención de todos. Será por el peso de su historia, por su personalidad, o por su inmenso carisma. Hablando entre tema y tema (donde hubo saludos al folklorista Horacio Guarani e insultos a ‘’los de la cumbia’’, entre otros comentarios), el líder garantiza que el show nunca caiga en antibajos. Ya no es el Ricardo de los primeros tiempos de ALMAFUERTE y mucho menos el de Hermética, pero es sabido que los años no vienen solos, y este hombre sabe brindar un buen show y mantener a su incondicional público fervoroso y divertido.

También hubo lugar para que Bin Valencia se pusiera al frente de un bombo, y ahí pudimos oir ‘’Unas Estrofas Más’’ (de la última placa ‘’Toro y Pampa", de 2006), ’’Zamba de Resurreccion’’ (original de "Mundo Guanaco", primer registro, de 1995), ’’Ruta 76’’ (perteneciente a "Ultimando", de 2003) y ’’Allá en Tilcara’’ (título incluído en "Peso Argento", editado en 1997, disco de Iorio junto con Flavio Cianciarullo).

De vuelta con Bin tras los parches, fue el turno de ‘’Toro y Pampa’’ (del homónimo del 2006), ‘’El Visitante’’ (de "A Fondo Blanco’’, de 1999), ‘’Triunfo’’ (clásico de ‘’Almafuerte’’, de 1998), ‘’La Máquina de Picar Carne’’ (de "Toro y Pampa", 2006), ‘Si me Estás Buscando’’ (de "A Fondo Blanco",1999), canción que dedicó a la ciudad donde estaba tocando, ya que la menciona en la letra.
.
Promediando el final vinieron ‘’Ser Humano Junto a los Míos’’ (tema de "Almafuerte", 1998), ‘’Donde Está mi Corazón’’ (de "Toro y Pampa’’, 2006), otro gran himno: ‘’Almafuerte’’ (del homónimo de 1998), para cerrar con ‘’A Vos Amigo’’ (de "A Fondo Blanco", 1999).

Entre los cánticos de la gente, quizas el mas coreado es el clásico ‘’Iorio es lo más grande del heavy nacional’’, y ya pasadas las tres décadas de historia del movimiento metálico en Argentina, sumado a que otros ‘’grandes’’subsisten interpretando creaciones del mismo Iorio, personalmente considero que dicho cántico del publico tiene mucho de real. Sino, vayan a ver a ALMAFUERTE y saquen sus propias conclusiones...

Comentó: Iván Marchesani, para OXIDO.-

martes, 20 de septiembre de 2011

Ore d'amore: MIKE PATTON / MONDO CANE en Argentina


Ore d’Amore
Mike Patton- Mondo Cane en Argentina

Frase del concierto: “Olé, olé, olé, oléeee, Patón, Patón!”
Frase rescatable del público femenino: “Yo no me quería casar, posta que no. Ahora sí. Con Mike, pero me quiero casar.”
Frase rescatable del público masculino (esperando afuera): “El otro día escuchaba Faith No More y flasheé que Mike me cantaba al oído. Quedé al palo mal, boludo. Decí que tenía a mi novia a mano, ¿no?”
Momento épico: Patton tomando mate en el escenario para los bises, con todo el público haciéndole “We’re not worthy” en el escenario.
                       

Mike Patton es Dios. Todo lo que diga a continuación sencillamente servirá para reafirmar su eminencia sobre nosotros, pobres mortales.  Es que el término “Épico”, con el que definiríamos su época Faith No More, hitazo de The Real Thing ya le queda pequeño. Así que “Dios” será.

Los albores de las ocho de la noche del sábado 17 de septiembre se desintegraban en los vahos de las finas hierbas que ciertos indigentes volatilizaban a humo frente al teatro. La ansiedad masticaba las uñas de la muy digna concurrencia que se reunía en la puerta del Coliseo, el tarareo en italiano imperaba entre sombreros mafiosos, trajes de rayitas alla Don Vito (Milagro Nº1 del poder patonés: cambiar los colores y vestuarios de un recital tildado de rockero), y las siempre detonadísimas remeras de Mr. Bungle, FNM, Fantômas y Tomahawk. La manada de locos lindos se conglomeraba en el Teatro Coliseo, monstruo localizado en el epicentro del tornado porteño que es el microcentro, esperando escuchar a esa germinación que nació en el segundo lustro del 2000. Un Patton enamorado de la tierra, la lengua (y de una) italiana aprendería el idioma para grabar en un disco doble los grandes hits de la canzone italiana, la piu bella música de los ’50 y ’60 con un acento que inicialmente dolía a los avezados con los ronroneos de la mamma Italia y que luego se suavizaría a fuerza de práctica.

Fue un módico retraso de media hora, pero bastó para agitar a un público ya de entrada ansioso una vez que estaba cada quien en su butaca. Flotaban, pues, a través de los tres pisos los “Maaaaaik, te amo!” y el siempre clásico “Viva Perón!”. Cuando la cortina subió, descubriendo a un pequeño ejército de veinticuatro músicos y a un Patton de trajecito de rayas, pelo engominado, cadena de oro y mucha mucha facha el griterío/emoción/lágrimas no se hizo de rogar. Las elevaciones espirituales que puede llegar a implicar ver a Mondo Cane en vivo resulta en la evidencia Nº2 de la diosedad de Patton. El setlist conformaría 22 motivos más por las cuales adorar al ecléctico cantante.

Conducida por Ezequiel “Cheche” Alara, la orquesta mixta (a veces dirigida por su Mismísima Deidad) conformada por un ejército de veinticuatro músicos que oscilaban entre los violines y las laptops, los sesionistas como Trevor Dunn (épico –a él sí le cabe el término- bajista de Mr. Bungle y Fantômas) convivían con thermins (ejecutado por el místico Vincenzo Vasi, una especie de misterioso Rick Wakeman escondido en la sección instrumental de “demases”). En definitiva, un paraíso. Si bien Roy Paci, el demoledor trompetista que daría una impronta absolutamente propia a Mondo Cane, era un hueco difícil de llenar, los coqueteos del Dios sumados a los vientos de Enrico Gabrielli surtieron un efecto calmante sobre la ausencia.

Éxtasis, frenetismo, Patton agachándose, visceralidad, Patton parándose, siendo un tornado de la danza, Patton volviéndose a agachar, beatboxeando a diestra y siniestra, encarando movimientos increíbles a lo Rita Pavone, gritos propios de un reci de Children of Bodom, la amplitud hecha cuerda vocal, guitarritas de cancioncillas de cuna, mini headbangeo, baile popero, cabalgatas, amor puro, acento italiano perfecto, ME-GÁ-FO-NO, Ennio Morricone y MUCHA baba se suman a los motivos que endiosan al cantante en eterna metamorfosis. Del arrojo del “Ragazzi!” de “Che Note!” a la dulzura doliente del violín de “Quello che conta” (inmediatamente después, claro), el showman encaró con único talento las transformaciones que exigía a su herramienta. El epítome de la esquizofrenia: “Urlo Negro”, ese track siniestro y agresivo que transita los gritos más desgarradores a la melodía más popera. Bramidos hacen el amor con el escupitajo en el piso en uno de los pocos temas que escapan la versión original y en el que Mike hace valer su creatividad y furia. “Scalinatella” derretía corazones a los que “Storia d’ amore” hacía RCP.

Urdir lo etéreo, maquinar el mismísimo infierno: Patton crea el paraíso con su locamente hermosa voz mientras tomaba mate amargo en los bises con “Una Sigarretta” es quizá lo que más Dios lo vuelve. Si bien la inserción de la bombilla y la yerba fue de dudoso gusto, su magnetismo maravilloso hacía que el mate pasara a segundo plano. Es que un hombre que bate tormentas con los ojos y descose almas con la voz difícilmente pueda no ser Dios… El público, alucinado, salió al frío de la noche de septiembre, chupándoles un uovo que la temperatura hubiera caído Dios (Patton) sabe cuántos grados. El éxtasis hace que olvides el frío…

Esperando una hora y media en el frío, la incertidumbre, el viento y extrañando a mi mamá, esperé a Dios, escuchando “Midlife Crisis” una y otra y otra y otra vez… Sí, hoy tengo fiebre y me siento para el cazzo pero vi al il signiore Patton alejándose en un auto/nube plateado. Y eso vale la pena. Ahora, si el tipo me cura, es el milagro patonés Nº2 y valdría mucho más la pena. En fin: Patton es Dios. La fiscalía descansa su caso.


Comentario: Gabriela Botello, para OXIDO.- 

jueves, 8 de septiembre de 2011

BLIND GUARDIAN en El Teatro Flores, 2/9/2011



Luego de una larga espera tuvimos la fortuna de asistir a un concierto de la legendaria banda teutona BLIND GUARDIAN, el cual tuvo lugar el viernes 2 de septiembre en El Teatro Flores –Capital Federal-, para luego continuar con su performance en la vecina ciudad de Rosario. El motivo de la visita fue la presentación del disco “At the Edge of Time”, el último, lanzado en el 2010, de los alemanes.


A las nueve de la noche comienza el show para tocar por casi dos horas, la apertura se hizo con la primer canción del último álbum, “Sacred Worlds”, la cual tiene una muy buena instrumentación y orquestación, transformándola en una ccomposición poderosa y épica, típica de BLIND GUARDIAN. Finaliza la misma, y después de una excelente respuesta del público, el líder Hansi Kursch toma el micrófono y saluda a la concurrencia; contentos de poder estar aquí se disculpan por el intento fallido de haber tocado en nuestro país por el 2007. Además, también dijeron que van a volver pronto, y esperemos que así sea! 

Luego siguen con una gran composición del mejor disco de la banda (en opinión de quien redacta este informe): “Imaginations from the Other Side”, la cual fue “Born in a Mourning Hall”. Excelente tema para seguir, donde los presentes respondieron con más euforia que en la anterior, estalló Flores. A ésta le sigue una un poco más melódica, “Nightfall”, aquella pieza con un gran y pegadizo estribillo. Luego seleccionaron un tema más raro, “Fly”, muy progresiva y con varios cambios, personalmente me gusta bastante. A ésta le sigue “Time Stands Still” y luego viene un clásico de clásicos, lo cual hizo que El Teatro termine de reventar... me refiero a “Majesty”, aquella obra maestra de la época Speed de la agrupación, con un coro súper épico e imposible de olvidar; a más de uno se le habrá caído una lagrima por todo lo que representa esta canción y los sentimientos que genera. 

Posteriormente, sigue otra del “Imaginations…”: “Mordred’s Song”, una de las que más disfruté en la noche, temazo! Luego viene el segundo track del último disco, “Talenorn”: Muy buen tema, contundente, muy veloz, especial para el pogo. Para bajar un poco la intensidad interpretaron “Lord of the Rings”, gran balada! Luego le sigue “Valhalla”, otro súper clásico que era imposible que esté ausente; para el final de la canción la banda dejó cantando solo al público, como acostumbra a hacer, por varios minutos más… fué una sensación increíble vivir ese momento, lo que uno estaba acostumbrado a ver en los DVDs lo termina experimentando en carne propia; todos y cada uno de los que estuvimos ahí no paramos de cantar, repitiendo una y otra vez aquel famoso estribillo. 

Después continúa aquella extensa obra “And There Was Silence”, y los germanos se retiraron por unos momentos del escenario, para regresar a interpretan los bises: el primero fue el track de cierre del último álbum, “Wheels of Time”; luego la balada más clásica de la banda, un auténtico himno…: “The Bard’s Song (In the Forest)”, la cual fue cantada de nuevo, en forma íntegra, por todos los metaleros allí dentro, haciendo de aquel un momento único e inolvidable. Me sorprendió lo bien que se sabía la gente la letra (teniendo en cuenta que es en inglés, a eso me refiero), el fanatismo demostró ser muy grande! Y el cierre final fue “Mirror Mirror”, como muchos esperábamos. Finalmente los músicos agradecieron al público por enésima vez y se retiraron del escenario.

Bueno, el show que dieron los alemanes fue realmente excelente, impecable! La selección del setlist fueron clásicos en su gran mayoría, a algunos seguro le hubiesen gustado que toquen ciertos títulos que faltaron, como “Traveller in Time”, “Welcome to Dying”, “A Past and Future Secret”, o “Bright Eyes”… Personalmente me fuí con la ganas de que hagan la última que cité. De todas formas estuvo muy bien el repertorio, tal vez si vuelven pronto -como ellos mismos nos informaron- puedan agregar este tipo de temas que no estuvieron en esta ocasión.

En cuanto al desempeño de los artistas en el escenario, debo decir que fue más que bueno. Los músicos demostraron ser totalmente profesionales, tocando de forma muy prolija a pesar de la contundencia de la banda... todo parejo, a tiempo, como si fuese en el estudio, sinceramente fue brillante. Quiero destacar principalmente el trabajo de Hansi, este señor se encontraba en perfecto estado físico, es como que los años no le han pasado, es digno de admiración la forma en la que se mantiene, se nota que se ha cuidado mucho, fue uno de los músicos que en mejor estado encontré cuando pude verlos en directo, hasta podría afirmar que Hansi queda en el primer puesto! Y ni hablar de la forma en la cual conserva la voz, canta cada vez mejor… y en vivo lo vuelve a demostrar: perfectamente técnico, con un rango muy amplio, versátil, dominando desde baladas con una voz muy natural y suave, a canciones totalmente agresivas que implican una vocalización muy poderosa y notas agudas, combinando todo esto con técnicas líricas de un tenor, fue genial… Un cantante único, al cual cuesta buscarle sus influencias, su voz en muy particular. A lo largo del tiempo ha evolucionado, nunca fue hacia atrás; si comparamos los primeros discos con los más recientes, claramente se nota que su técnica mejoró muchísimo. En fin, fue un orgullo haber visto a Hansi Kursch en tan buen estado y es sin dudas uno de los mejores intérpretes que tiene el Metal, y -a mi parecer- el que mejor se conserva.


BLIND GUARDIAN en vivo suena muy violento, sinceramente nunca me ha cerrado el rótulo que muchos le han puesto como banda de Power Metal. Particularmente, creo que tienen un sonido totalmente propio, no conozco otro grupo que se les asemeje. Diría que mezclan varios elementos en su música: Clásicos, Thrash, Power, Heavy y Folk, acompañado con grandísimos coros que se destacan mucho. Y todo esto simplemente resulta en trabajos progresivos de un estilo original y propio, a excepción de los dos primeros discos que son más volcados al Speed, el resto de los trabajos tienen las características que he mencionado. En “Tales From the Twilight World”, la agrupación cambia al rumbo mencionado, se empiezan a notar esas primeras mutaciones, para luego definir su propio camino en “Somewhere Far Beyond” e “Imaginations from the Other Side”

Por otra parte, dicen que el sonido del lugar (según las personas con las que he hablado, que también estuvieron allí, y según comentarios que he podido leer en la red) fue perfecto: en un volumen justo y totalmente nítido, lo cual me sorprendió porque yo no noté tal perfección, por momentos la voz de Hansi la escuché un poco baja, le faltaba volumen, y a veces escuchaba un tanto mal los instrumentos, sin poder diferenciar claramente uno del otro. Supongo que esto se debe a la ubicación, muchas veces suele pasar que la calidad sonora depende de donde uno esté, en este caso adelante hacia la izquierda. Pero bueno, tampoco me pareció malo, simplemente no noté semejante perfección como otros sí la remarcaron. Más allá de todo esto, este tipo de problemas residen en el lugar o en los sonidistas, no en la banda.


Hablando un poco del público, se encargaron de casi haber llenado el local, faltaba sólo un poco para cumplir con esto, y más de uno salió emocionadísimo del lugar, como si hubiesen cumplido un sueño. Toda esta emoción también se vio reflejada en el aliento hacia los germánicos, mediante aplausos, pogos, cantos. A Kursch no lo dejaron hablar en varias oportunidades: empezaba a decir algo y todos respondían con cantos hacia BLIND GUARDIAN. Los músicos no lo podían creer, estaban muy contentos ante semejante ovación propia del público metálico argentino, el cual es muy expresivo y demuestra sus grandes sentimientos y pasión a través de estos gestos.

Para cerrar, debo decir que volví feliz a mi casa, muy contento de haber visto a una de mis bandas preferidas del Metal. Esperemos que vuelvan pronto, tal como dijeron.

Comentó: Iván Ruocco, para OXIDO.-

miércoles, 7 de septiembre de 2011

LETHAL en El Teatro Colegiales, 3/9/2011



El pasado sábado 3 de septiembre concurrimos al Teatro Colegiales, ubicado en la Avenida Federico Lacroze al 3455 de Capital Federal; el evento en cuestión fue la presentación oficial de "Inyección Lethal", el nuevo trabajo discográfico de la histórica banda Thrash argentina LETHAL, mas la grabación del dvd y cd en vivo.

Tratando de poder llegar lo más temprano posible, mientras caminábamos rumbo al recinto, el rugir de varias motos se hacía sentir en las inmediaciones; sin dudas el destino de estos motoqueros era el mismo que el nuestro.

Cerca de las 21 hs., puertas adentro, mientras nos tratábamos de ubicar, aparece en escena Malicia. Esta agrupación cuenta con varios discos en su haber, y un importante rodaje dentro de la movida Thrash Metal nacional. Decididos a patear cráneos, este cuarteto demostró una solidez sonora sumamente avasallante. Aunque durante el primer tema se escuchaba muy baja la voz, mediante algunas señas del propio vocalista y de algunos fans hacia el sonidista, este desperfecto se solucionó y no pasó a mayores.   
Bien ensamblados en todas sus líneas, con dos guitarras muy afiladas y con aportes melódicos muy bien logrados; sumado a todo esto una gran actitud por parte de cada integrante, motivaron la inmediata respuesta fervorosa del público hacia la banda. 
Con treinta minutos contó Malicia para explayar su propuesta; sabemos que los tiempos son muy ajustados para las bandas teloneras, por tal motivo nos quedó esa sensación de querer escuchar algo mas: ojalá que pronto los podamos volver a ver en vivo.

LETHAL viene pisando distintos escenarios a lo largo de sus veinticuatro años de trayectoria, pero esta noche tenía un plus especial, ya que este show iba a quedar registrado para siempre en formato cd y dvd. Algo que por diversas cuestiones no se pudo concretar años atrás, principalmente debido a la infraestructura que se necesitaba para lograr este tipo de grabaciones, pero hoy los avances tecnológicos facilitan este tipo de proyectos, que son mucho más accesibles de lograr.

Ante un marco de unas seiscientas personas aproximadamente, el tema elegido para abrir este recital fue “Busca tu Camino”, de su último trabajo de estudio, el cual estaban presentando en forma oficial.
Sobre el escenario se montaron cuatro torres de hierro que rodeaban la plataforma de la batería, de las cuales estaban sujetadas las potentes luces, en el fondo del tablado se encontraba una gran bandera con el logo de la banda, y a los costados de los bambalinas otras un poco mas pequeñas, con el arte de tapa de “Inyección Lethal”

Con una gran escenografía, más un inmejorable sonido -y como si esto fuera poco, un brazo neumático ubicado a un costado del escenario, el cual contaba con una cámara ubicada en su extremo, permitiendo realizar perfectas tomas, tanto del público como de los músicos. 

La banda en si sonó poderosísima, con esa fuerza que siempre la caracteriza, el legendario vocalista Tito García vociferando a pleno y entregando toda su pasión y sentimiento por lo que tanto le gusta hacer (y vaya que así lo demuestra en cada tema!); en el bajo, otro apasionado: Eddie Walker. Hablar de sus dotes con las cuatro cuerdas es algo que no nos cansamos de hacer...  Eddie es un claro ejemplo de quien refleja en forma visceral la adrenalina que le genera tocar, exponiendo un gran énfasis en lo que hace, y a esto el público lo sabe valorar, porque más de una vez corearon su nombre a modo de reconocimiento por tanto empeño.

El resto de LETHAL lo conforman dos ex Serpentor: nos referimos a Sergio Gomez en batería y Ramón López en guitarra; ambos aportan un sonido más moderno, pero manteniéndose siempre firmes al Thrash Metal.

El recital en su totalidad fue perfecto, se vivió de una forma muy especial, tanto arriba como abajo del escenario, donde los presentes agitaron, poguearon y brindaron ese fervor tan singular que sólo el público metalero sabe expresar. 

Los temas fueron entrelazándose entre los flamantes del actual disco, con los clásicos de su repertorio. Tito García se encargó de agradecer a todos los que fueron, como asi también a los programas de radio y medios de difusión por el apoyo. “Esto se los digo de corazón porque soy un tipo sincero”, dijo Tito. Nosotros, como medio de prensa, podemos dar fé de eso, debido a que tuvimos la oportunidad de entrevistarlo en dos oportunidades en nuestro programa radial, y en cada nota pudimos notar la humildad y los valores de una excelente persona, que realmente siente y deja todo por su gran pasión que es el Heavy Metal.

Increíblemente el tiempo pasó volando, fueron casi dos horas lethales que quedaron plasmadas para el futuro lanzamiento del cd y el dvd en vivo. Los guerreros de la noche nos demostraron que están vivos a través de los años, y con su nueva dosis de "Inyección Lethal" salen a patearte el culo. Vos estás dispuesto a interponerte en su futuro...?

Gracias a Lucía Chiarenza, encargada de prensa, una vez más, por toda su gentileza.
.
Comentó: Sebastián Cambiasso, para OXIDO.-