Han leído nuestras coberturas:

lunes, 28 de febrero de 2011

KATATONIA en Argentina: Angeles deprimidos & Cánticos lacrimóneos

Viernes de caos en la ciudad de Buenos Aires, mucho smog y lio en la calle (para variar!), pero qué mejor que anular todo eso con una fecha internacional.
Fue asi como a las 19.30 llegué al Roxy Live Bar en Palermo, percibiendo un ambiente tranquilo al momento del arribo; ya las puertas se habian abierto, y solo quedaban afuera algunas personas que estaban disfrutando de la buena tarde (sin morirnos de calor por la fecha en la que estamos!).

Debo decir que respecto al Roxy, que ya he ido unas cuantas veces, y es un muy buen lugar para eventos de mediana magnitud, sobre todo por contar con esa especie de pequeña tribuna antes de bajar para la parte libre que da al escenario; o sea que de donde uno se coloque, y por la altura que tiene el escenario, el punto de vista es muy bueno. El único e incorregible problema de siempre es el aire, es espantoso. Inclusive siendo una tarde agradable (no llegaba a estar fresco el clima, pero se toleraba bien), dentro del lugar los aires acondicionados no daban abasto; al juntarse la gente todo se sofoca y se produce un asqueroso pegoteo de sudor y lágrimas, y no todos van recien bañados... Hay mugre de muchos dias, por favor colaboren con la limpieza.

En fin, al llegar estaban tocando Rawbox, una banda interesante por su intensidad; tienen un vocalista que habla mucho con el publico y arenga; me hizo acordar a Zack de la Rocha, el cantante de Rage Against The Machine, por el pelo y el aspecto de su vestimenta, personalmente digo: menos mal que no sonaban como tal! Musicalmente tienen una buena escena, se despacharon con dos tributos a dos artistas extintos, uno fue una buena versión de "Holy Driver" de Dio, y enganchado en el medio un fragmento de "Beat It" de Michael Jackson, al estilo de ellos desde ya, pero bueno, fue algo sorpresivo. Estos chicos deben seguir trabajando duro, y de seguro van a ser algo mas importante el dia de mañana. Otra cosa que me enteré es que mientras tocaba Rawbox la primera banda soporte no habia subido a escena, iban algo jugados con el tiempo. Es más: Rawbox anunció dos temas a modo de despedida, pero solo pudieron ejecutar uno y les cerraron los telones en la cara.

Tras una espera que parecia mas larga de lo habitual entre soportes, salió a escena Eva con algunos problemas iniciales de microfono, casi no se entendia nada de lo que cantaba el vocalista. Ya hemos visto a Eva en más de una ocasión, siendo teloneros de otras bandas, es una apuesta de la productora Icarus a estos chicos que desde la última vez que los vimos, han corregido muchos detalles en cuanto a lo sonoro; aparte interpretaron temas de su flamante CD que ya está en la calle. Tocaron alrededor de treinta minutos, la organización pedía tiempo como un equipo ganando 1 a 0 pasados del descuento, jajaj...

Igual se veian ya caras largas en los músicos por este asunto; en especial con los últimos invitados, Ultimatum of Souls, que llegaron a hacer, si no contamos mal, solo cuatro canciones. Y con el agravante de la espera hasta que aparecieron, y que durante todo el tiempo el micrófono de la voz principal no se escuchaba casi nada, salvo en los gritos, donde algo se percibia. Una pena, porque esta agrupación va subiendo en calidad, es muy buena su propuesta, y mas aún para estar invitados en un evento de este estilo Doom-Dark; los chicos le ponen mucha energía en el escenario, pero bueno, estos problemas a veces degradan el ánimo del mejor y le hacen dar un espectaculo no muy agradable, esperemos que la próxima presentación sea cien por ciento contrario a lo que vimos el viernes.

Despues de una larga espera, sudado, con el aire acondicionado entrecortado, y con un Roxy que ya tenía algo así como quinientas almas, a las 21:30 se apagaron las luces y sonó la intro de "Night is the New Day" y engancharon "Day and Then the Shade", canción de ese album. Señores: KATATONIA aparece en escena, con la clásica formación, sin mucha producción en cuanto a lo visual.

La voz de Jonas Renkse es tal como lo puede apreciar uno en los DVDs, o escuchando un CD, una voz muy limpia y clara, a sabiendas del cambio de sonido despues del disco "Brave Murder Day", en el que estaba la voz en manos de Martin Akerfeldt, frontman de Opeth. Los suecos se completan con Anders Nyström en guitarra, Daniel Liljekvist en batería y los sesionistas casi fijos: Per Eriksson en guitarra y Niklas Sandin en bajo.

La música es muy similar a los discos, o sea, las guitarras que tienen un sonido muy marca KATATONIA, y la melancólica voz de Jonas son los puntos altos de la banda. Hubo buena onda entre ellos y la gente, aunque si bien no hubo mucho pogo, algun que otro salto de vez en cuando, y está bien, convengamos que no se puede hacer demasiado pogo con estos escandinavos, pero el aliento siempre estuvo. Hasta me atrevo a decir que habia bastante gente que nada tenía que ver con la movida, que fueron a verlos. Algun fan, muy fan, les regaló un gran sobre marrón con algún cartel que fue recibido por uno de los músicos y entregado a un asistente, o sea que hubo buen clima siempre.

El segundo track fue "Liberation", seguido de "My Twin"... En si el setlist se compuso mas cercano a los últimos discos y se dejó un poco de lado lo viejo; a modo personal, y coincidiendo con varios allí dentro, la mejor época de KATATONIA, lejos. A ver: convengamos que KATATONIA es una propuesta un poco dificil de digerir para mucha gente; si nos ponemos a hablar de bandas del estilo, un Paradise Lost llega al alma con sus melodías densas, un My Dying Bride realmente deprime a tal punto de que se puede piantar un lagrimón, pero KATATONIA no llega a tanta magnitud. Más de uno me va a odiar por esto que digo, pero lo afirmo a nivel mensaje de la banda o entrega musical, no discuto la parte técnica ni compositiva porque es excelente y no hay nada que decir, pero honestamente no me llegó a conmover nunca como esperaba. Ahora, si alguien va a ver este show y espera que sea una fiesta como ir a ver una banda Death Metal, bueno, perdón pero no entiende mucho del tema, por eso me justifico diciendo que un grupo de este estilo tiene que dar algo más por el tipo de música que aborda, por su escencia.

El sonido fue muy bueno, la verdad que la acústica del Roxy es excelente, muy maciza y compacta, los hace sonar como una toma en vivo si se ecualiza todo correctamente. Rescatamos el setlist, fue muy similar al hecho en toda la gira sudamericana, casi un calco del entregado la noche anterior, el 24, en Chile. Aquí les dejo el detalle:

01 - Day and Then the Shade
02 - Liberation
03 - My Twin
04 - Onward Into Battle
05 - The Longest Year
06 - Soil's Song
07 - Omerta
08 - Teargas
09 - Saw You Drown
10 - Idle Blood
11 - Ghost of the Sun
12 - Evidence
13 - Criminals
14 - July
Bissssssss:
15 - For My Demons
16 - Forsaker
17 - Leaders
18 - Without God
19 - Murder


Cuando ya estaba a punto de la desesperación por la carencia de material viejo, al final me quedé satisfecho! Las últimas dos canciones del largo bis de cinco, me brindaron eso que tanto quería: un poco de emoción! "Without God" de "Dance of December Souls" (primer album); y "Murder", del glorioso "Brave Murder Day".

A las 23:10 el evento culminó, por un lado vi gente muy contenta y conforme, pero otras caras no decían lo mismo. No sé si habrán esperado un poco mas como yo, pero en lineas generales, fué como se decia en la vieja Roma de Julio Cesar: vini, vidi, vinci.

La organización de la gente de Icarus como siempre fue muy buena; la verdad no supe que pasó con la primer banda soporte, imagino que fue todo por cuestión de tiempo, pero a nivel del show principal -que es lo que vamos a ver en todo detalle-, estuvo excelente: sonido, luces y demás. Muchísimas gracias a la encargada de prensa Marcela Scorca, por tanta gentileza!

No se imaginan lo que fue salir del Roxy y volver a respirar oxigeno puro de nuevo, por favor hagan algo con ese lugar...

Comentó: Luis DiSanti para OXIDO.-
Fotos: Luis DiSanti.-

PRIMAL FEAR + ANVIL en El Teatro Flores, 25/2/2011



Último viernes de febrero, las vacaciones se nos van para muchos y… ¡qué manera de terminarlas! A las 18 horas unas mil ochocientas almas estaban convocadas para presenciar lo que sería el debut en Argentina de la banda de culto canadiense ANVIL y una nueva visita del bombardero alemán PRIMAL FEAR.
.
Las puertas se abrieron prácticamente una hora después de lo pactado, debido a que hubo un retraso en los vuelos, y las bandas que encabezaban la grilla hicieron sus pruebas de sonido después de lo previsto.
.
Las dos bandas locales encargadas de hacer entrar en calor al público fueron Corsario Negro, oriundos de Córdoba; y Hyedrah, de la provincia de Buenos Aires. Sobre estas dos bandas no me voy a explayar mucho, debido a que no gozaron de buen sonido en absoluto, y más allá de la evidente garra que le pusieron, es difícil apreciar a un grupo en el que de a ratos no se escuchaban las guitarras o el cantante. Este contratiempo fue una verdadera lástima, ya que la actitud era más que notable de parte de ambas agrupaciones.
.
Promediando las ocho de la noche -con el telón cerrado-, se empezaron a escuchar golpes, notas de bajo tiradas al aire y algún que otro riff conocido… Cada tanto un “One, two, one…”, dicho por una voz conocida. Nada más y nada menos que el combo canadiense ANVIL se encontraba ajustando los últimos detalles para dar inicio a su primera presentación en Buenos Aires.
.
Fue entonces cuando fui a la barra, tomé una cerveza y me detuve a mirar a la gente. El Teatro se encontraba ya a poco más de medio llenar, por un público relativamente joven para lo que nos tiene acostumbrada la escena local. Había un ambiente destacablemente bueno, que pedía por lo que estaba por venir: ANVIL.
.
Cuando el reloj marcaba las ocho y media, se bajaron las luces, el telón se abrió y aparecieron sobre las tablas del Teatro los tres miembros de ANVIL, aquella banda de culto que supo ganarse una nueva oportunidad y conmover a muchos con la película/documental “ANVIL: The Story of ANVIL”, lanzada en 2008. El line up está conformado por “Lips” Kudlow en guitarra y voces, G. Five en el bajo y Robb Reiner en batería.

Abrieron con un instrumental en el que Lips jugó mucho con el público, y desde el primer segundo se le notaba una sonrisa en la cara. De golpe comenzó "666" del disco ‘Metal on Metal’. El set del combo canadiense repasó toda su discografía, con cortes pertenecientes del primer al último álbum. Algo que me llamó la atención fue la cantidad de gente que conocía más que los clásicos, siendo ésta una banda de culto que retomó la fama a raíz de un documental en el que se ve poco más allá de la producción del último trabajo discográfico del mismo, pero por suerte me encontré cantando temas de la banda acompañado por unos cuantos más. 

Así fueron siguiendo los títulos, entre ellos "Mothra", que contó con un solo de guitarra acompañado del clásico número de Lips usando un consolador de Metal en la guitarra, jugando con la vibración del mismo! Hasta se animó a usarlo de slide para solear un poco. Fue en este tema que aconteció uno de los mejores momentos de la noche, que merece párrafo aparte: en la mitad de la canción Lips presentó a Robb, pidió que el público cante para él, y este respondió con un solo de batería inolvidable, probablemente el mejor que quien escribe haya presenciado al día de la fecha. En ese momento recordé cuando entrevistan a Lars Ulrich en la película y dice que Robb Reiner era el batero al que todo heavy debía intentar igualar, y la verdad que no hice más que darle la razón. Ese hombre posee una destreza difícil de imaginar.
.
A todo esto, el show siguió, coronando como última entrega al hitazo "Metal on Metal", que fue probablemente el más coreado y festejado entre todos los presentes, quienes cantaron cada palabra y corearon cada nota. La sonrisa de los músicos era más que grande, y se veía reflejada principalmente en Lips, quien no paraba de animar el público e imponer presencia en el escenario. Tras este corte emitió un simple “Goodbye” y abandonaron las tablas.

Pasaron unos minutos y regresaron para tocar un único bis. Con una previa introducción de la historia relacionada con un bajista con el que ensayaron alguna vez y que presentó tendencias homosexuales, que los inspiró a escribir el corte "Jackhammer", también del aclamado álbum “Metal on Metal”. Una vez finalizado, la banda inundada en alegría (y remarco: INUNDADA), agradeció y saludó al público para luego retirarse del escenario ovacionados por los allí presentes. Un dato que me llamó la atención fue que al terminar la presentación de los canadienses pude ver bastante gente abandonar el recinto, quienes en su mayoría portaban remeras con la insignia de ANVIL.
.
No pasaron más de veinte minutos cuando El Teatro se volvió a encontrar a oscuras, la euforia se tornó aún mayor, y comenzó a sonar la pista de introducción a lo que sería el mejor show de PRIMAL FEAR en Argentina. El volumen subía, la gente se amontonaba más y ya se podía ver al baterista Randy Black en posición para empezar un nuevo bombardeo en Buenos Aires. Así fue como también aparecieron el bajista -y legendario productor- Matt Sinner, y los guitarristas Alex Beyrodt y Magnus Karlsson, para arremeter con la pesadísima "Sign of Fear", primer corte del disco “New Religion”. Cuando el cantante Ralf Scheepers entró en escena, El Teatro se vino abajo, el ex-Gamma Ray arremetió con sus mejores agudos y se ganó al público en cuestión de segundos.
.
Este tema fue seguido instantáneamente por "Chainbreaker", tras el cual la banda se presentó, y prosiguió con una seguidilla de clásicos, nuevos y viejos: "Battalions of Hate", "Rollercoaster", "Seven Seals", "Nuclear Fire", "Six Times Dead (16.6)", y fue ahí cuando el bombardero hizo una pausa y le abrió la cancha al batero Randy Black para deleitar a los fanáticos con todo su potencial.
.
Tras este otro gran solo de batería, los teutones prosiguieron con "Blood on Your Hands", y luego la versión completa de la aclamada "Fighting the Darkness", que supo conmover a muchos, una obra que incluye todos los elementos que PRIMAL FEAR utilizó durante toda su carrera, combinados de tal forma que dejan como resultado una obra casi imposible de no gustar (siempre hay excepciones, lógicamente...).
.
Después vino otro corte de su último trabajo discográfico, "Riding the Eagle", y fue entonces cuando se produjo probablemente el mejor momento de la noche: el público empezó a cantar para la banda, cada vez más fuerte, no paraban, a tal punto que se veía a los germanos mirarse entre ellos con cara de fascinación; e incluso Randy Black filmó con su iPhone al público y lo subió en facebook con la descripción “Una vez más el público de Buenos Aires, Argentina, demostró ser probablemente el mejor del mundo!" :-) "Wow, qué gran show!”; y Matt Sinner dijo “Nosotros ya tocamos cinco veces en Wacken, la meca del Heavy Metal, pero es por esto que seguimos volviendo a Argentina”.

Luego Ralf comenzó a entonar las primeras estrofas del Himno Nacional Argentino y tocaron el mayor clásico de la banda: "Metal is Forever". El agite y el fervor del público era de no creer, definitivamente se trataba del mejor show de la banda en nuestro país.
.
El quinteto abandonó el escenario y se hizo rogar por varios minutos hasta que entraron en escena Alex Beyrodt y Magnus Karlsson, quienes comenzaron sus respectivos solos a modo de duelo de guitarras. Esto tomó cierto tono humorístico que generó muy buena respuesta entre los espectadores. Acto seguido comenzó "Angel in Black", otra pieza de las más festejadas entre los fans; y para cerrar la velada, una de las mejores composiciones del primer CD de la banda: "Running in the Dust". Altamente aclamados, se retiraron más que contentos del escenario del Teatro.
.
Fue un gran evento, con un público merecedor de lo que presenció, de ésos que difícilmente se vuelvan a repetir. Para cerrar esta review, me gustaría citar al bajista co-lider, Matt Sinner: “Quieren escuchar la verdad? Tuve uno de los cinco mejores shows de mi vida en Buenos Aires, en frente de dos mil maníacos. Toda la mierda del viaje y demás contratiempos se olvida, el show de hoy fue el mejor ejemplo de porqué hago esto!" :-) "Estoy  orgulloso de la banda y de los fans! METAL IS FOREVER!!"

Muchas gracias a Lucía Chiarenza, de la productora 4G, por facilitarnos siempre todo.
.
Comentó: Gustavo Salinas, para OXIDO.-

miércoles, 23 de febrero de 2011

PESTILENCE x 2!! En vivo en Caracas y en Buenos Aires!!

PESTILENCE 09/02/2011 - Mouling Rouge - Caracas – Venezuela 
PESTILENCE 13/02/2011 - The Roxy Live Bar – Buenos Aires - Argentina
(Si, leíste bien, estuvimos en las dos fechas)

La reseña que a continuación vamos a  desarrollar posee ciertas particularidades, las cuales, debo confesar que me han sido de enorme interés. Por ello es mi deseo -como el de mis compañeros de staff- poder compartirlas con todos aquellos seguidores y lectores del blog.
La peculiaridad a que hicimos referencia en el primer párrafo radica en que hemos tenido la grata fortuna de asistir a dos de los conciertos brindados por los holandeses en su gira por Sudamérica. El primero de ellos el día 9 de febrero en el Mouling Rouge de Caracas, Venezuela, y el segundo el 13 del corriente en The Roxy Live Bar de Buenos Aires. Intentaremos pasar revista a lo acontecido en cada uno de los eventos, poniendo énfasis en las bandas invitadas ya que, y adelantándome a la crónica, ambas actuaciones de PESTILENCE, fueron idénticas tanto en la lista de temas, como en el sonido, incluso en los breves discursos del líder Patrick Mameli.

Para todo aquel que no esté interiorizado, PESTILENCE es una agrupación de Death Metal, formada en la segunda mitad de los 80´s. Habiendo obtenido cierto reconocimiento durante principio de los 90's (épocas doradas para el estilo) ha conservado gran parte de los fans ganados, pero debido a su temprana disolución (año 1994), su popularidad ha entrado en un stand by que se mantiene hasta nuestros días.

Descendientes directos de la génesis del estilo, han logrado incluir en su música elementos de “jazz fusión”, obteniendo un sonido por demás original para la época,  siendo el Lp “Spheres” del año 1993 el pico creativo y compositivo de la banda. 
  
Siguiendo un orden cronológico de ambas fechas, empezaremos por la de Caracas. En esta ocasión las bandas invitadas eran Dischord y Morbus. La primera de ellas dio inicio al evento.  Esta agrupación goza de gran popularidad en nuestro hermano país, evidenciada a partir de la respuesta incondicional de su público, que durante el set colmó casi la totalidad del reducto, sito en el centro de la capital venezolana. El quinteto caraqueño -según sus propias palabras- practica Hardcore/Metal/Punk. En lo particular nos ha quedado la sensación que alardean de un sonido mucho más cercano a In Flames, restándole por ello algo de originalidad a la propuesta; sin embargo el despliegue de sus músicos,  en especial el de su cantante y baterista, hicieron que el desempeño haya sido disfrutable en cada uno de sus treinta minutos.

La última banda invitada, oriunda de la ciudad de Punto Fijo -ubicada en el estado de Falcón, sito a 550 kilómetros de la capital venezolana- fue Morbus. Este cuarteto, sin medias tintas, dejó en claro su propuesta desde el primer instante: puro Brutal Death Metal, con gancho, actitud y una pizca de bizarrismo. Con todo ello en su justa medida, redondearon un set brillante. Para aquellos que creen que el estilo no tiene más nada que dar, Morbus es el vivo rechazo a esta afirmación. Nuestras felicitaciones a Pedro, Rafael, Ronnie y César por habernos brindado un show impecable, brutal, y por sobre todo lo demás, entretenido; ya describió en sus mil memorias el gran John Peel los tips imprescindibles para disfrutar de un estilo  desfachatado por naturaleza. Debo confesar que hacía tiempo que una banda under de esta vertiente no lograba provocarme tal sensación de gozo. Salud y larga vida a ustedes, mis "panas".
    
Luego de esta reseña es hora de tomar el avión y volver a nuestro querido país y asistir a la cuarta y última fecha de PESTILENCE pactada en suelo sudamericano. Para cuando arribamos a las 19:45, la longeva agrupación de Death Metal Exterminio, exponía lo suyo. Con un set intensísimo de treinta minutos, oficiaron del aperitivo indicado para lo que estaba por venir. 
      
La última banda antes de espectáculo principal fue Matan S.A., sin dudas una de las revelaciones del año 2010, que de la mano del experimentado Wata en las voces, está transitando un camino de franco ascenso, debido a lo original de la propuesta más un muy buen álbum debut, el cual lleva por título: Parte I: La Matanza Está por Comenzar.
De esta manera, los apadrinados por Icarus Music desarrollaron una interesante actuación de media hora que sin dudas ayudo a sumar más adeptos a sus performances.             

Para las 21:45 hs., el cuarteto europeo, con intro de por medio, se presenta ante unas trescientas cincuenta personas. Iniciaron con Devouring Frenzy”, de su última placa “Resurrection Macabre”, del año 2009. Algo por lo menos extraño, es que la banda tocó varios temas de su último trabajo, relegando piezas de placas tan aclamadas como “Testimony of the Ancients” o “Spheres”; de esta última ejecutaron un único tema: Mind Reflections. En contraposición, clásicos como “The Process Of Suffocation”, “Chronic Infection y “Dehydrated”, de su álbum “Consuming Impulse”, estuvieron a la orden del día.

Capítulo aparte merece el bajista Jeroen Paul Thesseling (actual músico de Obscura), sin dudas contar con este as de las seis cuerdas (si, toca con un bajo de seis, y sin trastes), la banda logra amalgamar de manera admirable una base sin fisuras, con melodías que enriquecen el chirriante sonido de las guitarras. Incluso el bueno de Jeroen, en su frenético accionar, tuvo tiempo de crear un solo que a más de uno dejo boquiabierto; ni bien concluido éste, tomó el centro del escenario e incitó, con éxito, al público a practicar slam.      

Luego de una hora de actuación, y previo bis, los holandeses cierran el show con Out of the Body quizás su pieza más popular en el universo Heavy Metal. 

Para concluir la review, y volviendo a las bandas invitadas de aquí y de allá, nos gustaría dejar algunas consideraciones finales. Algo que nos llamó particularmente la atención radica que en Venezuela las bandas soportes no sufren recortes de sonido, haciendo más llevadero y disfrutable el desempeño de cada una. De esta manera, la publicidad por participar en cada uno de los eventos se explota al máximo; seduciéndonos a través de un sonido limpio y contundente. Llegado este punto, todo es cuestión de gustos, no hay problemas técnicos y/o sonoros que distorsionen el juicio subjetivo que cada uno de nosotros podamos hacer de la banda de ocasión.

Muchas gracias a Marcela Scorca, encargada de prensa de la productora argentina Icarus, por su permanente cordialidad para con nuestro medio!

Comentó: José María Aicardo, para OXIDO.
Fotos: José María Aicardo        

viernes, 18 de febrero de 2011

Una vez más, CJ RAMONE en Buenos Aires: 12/2/2011

Arribamos al Roxy Live Bar alrededor de las 19:30 hs.. El lugar ya estaba bastante poblado, tanto adentro como afuera.
.
El desempeño de la segunda banda telonera, Tomá Por Atrevido, comenzó alrededor de las  19:40. Compuesta por seis integrantes, su tema inicial fué "El Diente del León", y tras algún par de composiciones propias, interpretaron un cover de The Beatles, el archiconocido “Twist and Shouts” (una muy buena versión del mismo); seguido de un título relacionado con el desamor, llamado “Ya no Volverás”. Después, “No lo Puedo Soportar”, con una gran performance de los músicos sobre el escenario. A medida que pasaba el tiempo, el Roxy se iba mostrando más lleno, tanto arriba como abajo en el piso, y realmente hacia demasiado calor! Tomá Por Atrevido continuó con “Pólvora”, pieza mezclada con un tema a ritmo de cumbia que reiteradamente repetía la frase “el viejo de la bolsa”... era una especie de intro, o algo así... Al principio de esto, cosecharon reproches del publico, el que al final se terminó resignando, porque al fin y al cabo era divertida la manera en que lo interpretaban: a medida que seguían tocando, los integrantes de la banda se iban bajando los pantalones! Era una locura!! Bueno, lo importante fué que nos reímos un poco; bah..., más que divertido, honestamente eso era bizarro!! Y para cerrar su show, “Tustil”. Así, a las 20:10 terminaba su actuación Tomá Por Atrevido.

A las 20:25 sube a las tablas la ultima banda invitada, The Cash. Para ese entonces el lugar estaba que explotaba! Tocaron varios temas propios, los que más me gustaron fueron “Un Lugar Donde te Puedo Encontrar”, "Sé que lo Sabes" y "Tiempos de Guerra". The Cash es una muy buena propuesta, con amplia trayectoria sobre los escenarios porteños; personalmente no sé si ésta haya sido una de sus mejores presentaciones, pero su talento se nota y se palpa. The Cash terminaba de tocar a eso de las 20:55.
.
A esta altura de la noche, la espera ya se hacia eterna! Nos hallábamos ansiosos por ver una vez mas, otra presentación por estas tierras del emblemático CJ RAMONE; y finalmente él y su gente suben a las tablas a las 21:35, interpretando la primer canción (un clásico), "Blitzkrieg Bop", ante un gran recibimiento por parte de los espectadores. CJ comenzó a agradecer al publico por recibirlos así una vez mas, y por hacer esta nueva fecha posible.
A continuación desfilaron Judy is a Punk”, “Beat on the Brat”, Cretin Hop”, “Endless Vacation”, “Pet Semetary”, “Sheena is a Punk Rocker”, “Whats your Game”, “Swallow my Pride”, “My Back Pages”, “Glad to See you go”, “Poison Heart y Strength to Endure (O sea, un despliegue de inoxidables himnos Punk Rock!). 

CJ dijo en español “Qué calor que hace aqui!!”; y lo cierto es que en cada tema la gente no paraba de hacer pogo! Habia fans de todas las edades: desde nenes de nueve o diez años con la remera de Ramones, hasta personajes bastante mayores. A éstos se los veía cantando muy emocionados, todos coreaban el reconocido "Hey ho, let's go!!!", una y otra vez. El show fue un viaje a través de canciones atemporales que nos rememoraron viejas vivencias y muchos recuerdos, e imagino que a muchos fanáticos presentes esa noche les pasó lo mismo.

Retomando el setlist, siguieron Listen to my Heart”, “Wart Hog”, “Commando”, “California Sun”, “R.A.M.O.N.E.S.” y “Pinhead. Aquí llegó un corte para que los musicos tomaran un pequeño descanso; y entre fallas de micrófonos y pequeños detalles, después de unos diez minutos volvieron otra vez a escena, con muchísimo calor! Agradecieron una vez más que esto haya sido posible, para reanudar luego con “Wanna be your Boyfriend”, “Teenage Lobotomy”, “I Wanna be Sedated; y aquí otra vez se produjo una pausa que parecía que era el final del espectáculo, pero no!!! A los cinco minutos volvieron y cerraron la noche con Do you Wanna Dance y "Walk Around with you". Aquí se dió la situación inversa: no creía el publico que seria el ultimo tema, pero siii!! Lo tocaron y se fueron. Nos dejaron con ganas de mas, o al menos eso parecía, realizando un paneo por las caras a nuestro alrededor... :)


Setlist:
BLIZKRIEG BOP
JUDY IS A PUNK
BEAT ON THE BRAT
CRETIN HOP
ENDLESS VACATION
PET CEMETARY
SHEENA IS A PUNK ROCKER
PSYCHOTHERAPY
I WANNA BE YOUR BOYFRIEND
MY BACK PAGES
GLAD TO SEE YOU GO
POISON HEART
STRENGTH TO ENDURE
LISTEN TO MY HEART
WART HOG
COMMANDO
I WANNA BE SEDATED
PINHEAD
RAMONES
TEENAGE LOBOTOMY
CALIFORNIA SUN
DO YOU WANNA DANCE
WALK AROUND WITH YOU

. 
Mil gracias a Lucía Chiarenza, encargada de prensa de 4G Producciones, por su permanente laburo junto a los medios independientes argentinos!
.
Comentó: Nitzi Fernández, para OXIDO.
Fotos: Paula Jontef.