Han leído nuestras coberturas:

lunes, 31 de enero de 2011

BLAZE BAYLEY en Asbury, primer show del 2011



El viernes 28 de enero, BLAZE BAYLEY -cantante británico conocido por su paso en Iron Maiden– se presentó en Argentina, para traernos el material del disco “Promise and Terror”, mas canciones más viejas de su banda, y algunos covers de los mencionados Iron Maiden (de los álbumes que supo grabar con el legendario grupo, “The X Factor” y “Virtual XI”). 
Los actos soportes que lo acompañaron fueron: Xaeclum Nosferatus, Necratal, Abeydón y Hachas, el flamante proyecto de la dupla ex Horcas, Benitez-Ganzo. El lugar de reunión fue en Asbury, ubicado en Rivadavia al 7525, Capital Federal.

Después del buen viaje desde Chivilcoy hasta La Gran Ciudad, llego al Asbury y me encuentro con que estaba tocando Xaeclum Nosferatus, los que estaban haciendo el tema “Nightcrawler” de Judas Priest. En ese momento había aún muy pocos espectadores... Luego de esta canción tocaron un par más y se largaron. Estos chicos tocan Power Metal y son oriundos de Hurlingham. Me gustó especialmente el guitarrista, interpretó muy buenos solos propios, tocando al complicado estilo de Metal Neo-Clásico, de la escuela de Malmsteen.

Después de esto, ingresaron algunas pocas personas más, para las que estuvo tocando Necratal. Ni bien comenzaron les noté una gran semejanza en su estilo con el de Pantera, y más allá de lo musical, del parecido de las bases instrumentales y de las voces de una banda con la otra. Se ve que el cantante es muy fan de Phil Anselmo, ya que se movía de la misma forma en el escenario que él, con los mismos saltos, expresiones, etc.. Ejecutaron canciones propias mas dos covers; cuando tocaron el primero, el cantante dijo “ahora vamos a hacer un cover de…” e inmediatamente pensé “ya se, de Pantera!!” y resulta que adiviné. El segundo en cambio no fue de Pantera, fue de Metallica: “Creeping Death”, tremenda canción extraída del mejor album de la banda. Ambas versiones muy bien tocadas, debo decir. La banda tiene mucha técnica, sin lugar a dudas! Me gustó mucho el trabajo del bajista.

Posteriormente comenzó a tocar Hachas, el proyecto que armaron Hugo Benitez y Gabriel Ganzo, cantante y baterista que supieron formar el verdadero Horcas de principio de los 90’, para interpretar covers de la mencionada agrupación. Así desfilaron “Muerto en la Calle”, “Devastación”, “Violados y Devorados”, “Cosas Enfermas” y el cierre con “Solución Suicida”. La banda sonó muy bien, el sonido fue claro, muy potente y con una gran contundencia. Me gustó mucho, era prácticamente como volver en el tiempo y ver al Horcas real. Quedé muy conforme con el show que entregaron, tanto Benitez y Ganzo como los otros dos jóvenes músicos que los acompañan en bajo (Iván Baudrix) y guitarra (Cristian Fernández), quienes redondearon un trabajo impecable; tocan muy bien en directo y transmiten mucha fuerza, los recomiendo al 100%. Espero poder verlos de nuevo, porque me encantaron. Además de lo musical, Benitez posee una gran carisma, el hombre si tiene algo que le sobra... es Metal.
.
Bueno, para el momento en que se baja Hachas, serían las 21:30; yo estaba adelante de todo, en la vallas, para ese entonces. Supuse que BLAZE BAYLEY estaba por subir al escenario, inclusive lo ví cuando pasó metido entre el público por un costado, yendo para los camarines. Pero me equivoqué, cuando se vuelven a abrir los telones apareció la banda Heavy Metal Abeydón, a quienes ya había visto unas dos o tres veces en el pasado, también taloneando a otras agrupaciones. Como decía, practican un Heavy Metal, quizás con algunos tintes más melódicos. Se dedicaron a hacer temas propios, más dos clasicazos del Metal, que fueron “Two Minutes to Midnight” -de Iron Maiden- y “Electric Eye” -de Judas Priest-. Ambas canciones ya versionadas muchas veces por cientos de bandas, a causa de que son temas históricos, con mucha trascendencia. A título personal, diría que Abeydón podría intentar armar sus canciones con un poco más de gancho y dirección, a mi gusto particular eso es algo que le podría faltar, también noté muy semejantes un tema de los otros, creo que deberían trabajar un poco en ese aspecto compositivo.
.
Cuando el reloj marcó las 22:55 hs., por fin llega el tan esperado BLAZE BAYLEY! Cabe destacar que el tipo hizo de plomo de su propia banda…jaja. Sí, antes de tocar se lo veía en el escenario por detrás de los telones cómo ayudaba a desarmar los micrófonos, traía agua, ventiladores, etc.. Un verdadero grande, repleto de humildad.

La banda de BLAZE tocó muy bien, suena super Heavy en vivo. La voz está impecable, noté que está cantando excelentemente, y no veo que haya bajado rendimiento con respecto a otras épocas, en vivo canta igual que en estudio. Tal vez no será un virtuoso en la vocalización, pero no lo hace nada mal; y además creo que tiene una voz con mucha personalidad, de tonos bajos y medios que hacen a su forma de cantar más oscura; la cual se adecuó muy bien a los álbumes que supo grabar en Iron Maiden, y que también se adapta correctamente a lo que hace con su actual banda. Me convenció verlo en vivo, iría de nuevo también, si se repite su visita. El resto de los músicos también sonaron muy bien, tiene tocando con él a gente muy profesional, que suenan muy parejos, a tiempo, prolijos, potentes.

El público le brindó mucho apoyo, hubo pogo y muchos cantos hacia BLAZE, la gente estaba muy contenta. A lo cual BAYLEY respondió con mucha alegría, se ve que en otros países no recibió tanto apoyo; el tipo estaba muy contento y agradeció a los fans argentinos por la entusiasta demostración de afecto y aguante hacia él y a su agrupación metálica.

También dijo que ni bien terminaban de tocar, se iba a bajar del tablado a firmar autógrafos para todos y sacarse fotos. Un fenómeno BLAZE, un tipazo con una increíble humildad.
Y aquí fue lo peor que me ocurrió: se hicieron las 12 de la noche, tal vez unos minutos más, y yo tenía ya comprado el pasaje de colectivo, que me llevaría de regreso a nuestra populachera ciudad de Chivilcoy, el que salía a las 0:30 desde Liniers; por lo tanto, no tuve otra opción que abandonar el Asbury y dirigirme hasta la estación de ómnibus. Como detalle anecdótico les informo: si usted no saca el boleto de las 0:30, se tiene que quedar en Capital hasta las 7:00 a.m., ya que a esa hora parte el transporte que sigue al de medianoche. Otra forma para volverse no hay, son las viscicitudes de vivir en el Interior... Así que me tuve que volver con una gran amargura, no pude terminar de ver el show, y me habré perdido varias de las perlas de versiones de Iron Maiden que habrá hecho, el único cover que llegué a ver fue "Futureal", que a propósito, estuvo buenísimo. Así como también me quedé sin la firma de autógrafos y demases; una verdadera lástima, pero otra opción no tuve, entérense aquéllos que viven en Capital que para quienes viajamos a cubrir eventos desde otros lugares, nada es sencillo... xD
.
En breve síntesis: un show muy bueno, donde tuvimos la suerte de ver y escuchar a quien cargó con la difícil -y hasta diría imposible- tarea de suplantar al mismísimo Bruce Dickinson. Si hasta donde yo llegué a ver me gustó muchísimo, no quiero imaginar cuánto me hubiese gustado si hubiese presenciado el concierto completo!
.
En cuanto a la organización, diez puntos. Accedí acreditado al Asbury sin el más mínimo problema, como ocurre siempre. Muchísimas gracias a Pocho Andrade y a la gente de Hurling Metal, por su eterna gentileza!

Comentó: Iván Ruocco, para OXIDO.-