Han leído nuestras coberturas:

martes, 28 de septiembre de 2010

69 EYES en El Teatro Colegiales, 24/9/2010

Vampiros. Se hablan muchas cosas sobre ellos, pero casi nadie dice que les gusta tocar rock casi tanto como beber una buena copa de sangre. Pero ¿como es el rock de vampiresco? La respuesta estuvo el viernes 24 de septiembre en el antro de Colegiales, donde unos 500 personajes (recalco lo de personajes) acudieron a la llamada de los chupasangres más glamorosos de Helsinki: THE 69 EYES.

Lejos del amaneramiento de modales, y del rancio abolengo que uno ha visto en vampiros del cine, estos cinco fineses son el estereotipo del rockero salvaje y callejero. Sus humildes comienzos estuvieron signados por un rock más sucio y ruidoso; luego sus pasos los llevaron a meterse de lleno en la escena gótica de finales de los 90's, para luego salir airosos de ese trance oscuro, no sin antes haberse llevado lo mejor del estilo; para volver a las fuentes ya engalanados con lo superlativo del gótico, y para rockear salvajemente de la manera más oscura.

Entonces ¿cómo definir esto? ¿Rock gótico? ¿Goth n´ Roll? No. THE 69 EYES hace rock a secas, esa es la esencia, todo lo demás es secundario. Pero por sobre todas las cosas, el grupo hace canciones, muy buenas canciones. Canciones tan buenas, tan pegadizas, tan rockeras y con tanto glamour, que si en lugar de haber nacido en Finlandia hubieran sido californianos, hubieran hecho caer el pelo de envidia hasta a los mismos Mötley Crüe.

"Back in Blood" es su nuevo trabajo, y vinieron a derrochar sensualidad y buenas composiciones, con la excusa de presentar este disco. Invitados a la velada fueron Devil 69, Fixión de Uruguay y Moonlight Asylum, de los cuales no tenemos registro, pero si pudimos apreciar a Satan Night's Out haciendo un Goth rock electrónico muy ruidoso; y a Chrysallis, agrupación de Goth Metal, que hicieron de las suyas en la previa de rigor.

Pasadas las 21:30 hs. se apagan las luces, se descorre el telón y los grititos histéricos de las féminas del lugar (que no serían una mayoría, pero peleaban codo a codo en cantidad con el público masculino) anunciaban de la presencia inminente de la banda de la noche. Y allí estaban en el escenario Jussi 69 acomodándose tras la batería, el sobrio Archzie ocupando el rincón derecho del escenario, Timo-Timo en la guitarra rítmica del lado izquierdo, y en el centro Bazie -el guitarrista principal-, con un look muy punk; más la estrella de la noche, Jyrki 69, que inmediatamente acaparó todas las miradas y todos los suspiros de la platea femenina.

Jyrki es un caso para analizar. Como cantante es todos y es ninguno, tiene tanto del difunto Pete Steele (de Type O Negative) como de Danzig o como de Jim Morrison, todo mezclado en una imagen a la Joey Ramone y sazonado con pizcas de Jerry Only de The Misfits... o hasta de Enrique Bunbury (!), pero son tantos personajes metidos en un solo cuerpo que termina no pareciéndose a nadie y ahí está su mérito. Jyrki es Jyrki y nadie más. Con su voz grave y profunda hizo caer bragas y humedeció entrepiernas femeninas sin ningún tipo de pudor.

La lista de temas estuvo a la altura de la banda, un hit atrás de otro, repasando los mejores momentos de su carrera, aunque sin llegar a sus primeros discos. Abrieron con “Back in Blood” y se desató la fiesta. “Don’t Turn Your Back on Fear” y el megahit “Dead and Gone” fueron un combo demoledor. A continuación, y para pisar un poco la pelota, “Gothic Girl” y la sensual “Lips of Blood”, para luego volver a levantar la temperatura con la muy glamorosa “Perfect Skin”.

THE 69 EYES puede no ser una banda masiva, pero todos los presentes esa noche conocíamos a la perfección cada canción que salía de los parlantes, cada estribillo era coreado hasta la afonía, y cada movimiento de Jyrki era seguido por agudos gritos provenientes en su mayoría del sexo débil.

En total fueron diecinueve de las mejores obras del grupo: “Christina Death”, Feel Berlin”, rabiosos Hard rocks como “Dead Girls are Easy”, “Never Say Die”, “Brandon Lee” o “Devils”. Para los postres “Framed in Blood”, “The Chair” (donde nunca en mi vida escuché gritar a tantas chicas a la vez); y para cerrar la ganchera, pegadiza y autorreferencial “Lost Boys” (algunos pedían desesperadamente “Rocker”), y fue el final.

Conclusión: un concierto perfecto, con sonido igualmente perfecto, luces adecuadas, unos músicos muy enganchados y con la mejor onda, un frontman que hace las veces de sex symbol y que emana glamour con cada movimiento, y las canciones más coreables y gancheras del universo, que invitan a seguir la fiesta en otro lado. Too much.

Tom Cruise, Brad Pitt, y todos esos vampiros maricones y atormentados nos mintieron. THE 69 EYES nos demuestran que un vampiro, además de ocultarse en las sombras, puede rockear como el mismo demonio y además ser un ganador con las minas. Señor Jyrki quiero ser como usted, afile sus colmillos y muerda aquí… justo en la yugular.

Gracias -una vez más- a Lucía Chiarenza y toda la gente de la productora 4G.
 
Comentó: Alien, para OXIDO.-
Fotos: Javier Parente.-

lunes, 27 de septiembre de 2010

HYPOCRISY en El Teatro Flores, 24/9/2010



Otra de las bandas históricas que nos debía una visita vino a saldar su deuda. Peter Tägtgren, una de las megaestrellas del Death Metal europeo (si me permiten la exageración) se hizo presente con su banda HYPOCRISY, por primera vez el jueves 23 de septiembre, dejando un muy metálico sabor de boca y por sobre todo un intenso hedor a podrido.

Desde sus oscuros comienzos en la gélida Suecia, que esta banda no para de sorprenderme: eran los albores de la década del 90 y la agrupación lanzaba su disco debut "Penetralia", e inmediatamente estaban en boca de todos los que empezábamos a escuchar música extrema, como uno de los principales combos del circuito.

El lanzamiento de "Osculum Obscenum", un par de años después, no pudo menos que confirmar que estábamos ante una gran banda, con un impresionante futuro. La particular mezcla de brutalidad adornada por climas oscuros y partes rítmicas densas y fúnebres, le daba un toque diferente al grupo, que comenzaba a despegarse del pelotón de colegas del Death Metal del momento.
Luego de editar "Fourth Dimension", el grupo sufre cambios muy importantes que le dan otro enfoque a su música; asi nace "Abducted", uno de mis discos de Death Metal favoritos, y piedra fundamental para el sonido de HYPOCRISY en sus discos por venir, con unas letras volcadas enteramente a lo paranormal y a temáticas extraterrestres; tópicos que desarrollaron hasta el hartazgo en discos como "The Final Chapter", "Hypocrisy", o "Catch 22".

"A Taste of Extreme Divinity" es su último registro, y en el marco del tour de presentación de este trabajo hicieron -por fin-, una gira latinoamericana que los trajo hasta Buenos Aires. Los más acérrimos seguidores de la banda, de parabienes.

Bajo una discreta cantidad de público, que poco a poco fue llenando el recinto de Flores, alcanzamos a ver los acordes finales de Divine Intervention, grupo de Death Metal con reconocidos personajes de la escena vernácula (Facundo Gomez -El Cura-, ex Nequicia y mil etcéteras) que terminaba su última canción para cerrar con un cover de Carcass, que fue festejado con entusiasmo por los allí presentes.

Luego fue el turno de Diva Satanica, gente de Rosario, con una propuesta de Death Metal melódico que finalmente en la balanza no me terminó de convencer; quizás por el pobre sonido conque ofrecieron su show, quizás por falta de garra en la interpretación, o quizás porque no ví en sus canciones el gancho suficiente como para que me mantengan interesado.

Vector fueron los siguientes en la lista de invitados, con una interesante puesta en escena y una cuidada producción demolieron a mazazos nuestros tímpanos, con su Death Metal potente, rabioso y moderno, un sonido un tanto artificial pero contundente, que estaba apoyado por un volumen convenientemente alto. El cover de SYL redondea su propuesta, y se fueron muy aplaudidos.

La espera había terminado. Finalmente quiso el destino que recién en 2010, tuviéramos el honor de ver el show de una de las bandas más importantes y respetadas del Death Metal: HYPOCRISY.

Abrieron -como era de esperar- con “Valley of the Damned” y pegadito “Hang Him High”, de su nuevo disco “A Taste of Extreme Divinity”, dos tremebundas canciones que siguen en la línea de sus últimos trabajos: Death Metal a las chapas con violentas melodías y tormentas de blast beat. El comienzo fue inmejorable y dejaba paso a que los escandinavos entraran tranquilos en el terreno de los clásicos. La única falla fue el sonido, un poco bajo al principio. Las guitarras eran una lejana ilusión; estas falencias lentamente se fueron solucionando, salvo lo de las mencionadas violas que -si bien mejoraron-, nunca llegaron a brillar en la mezcla final.

El sample apocalíptico de “Fractured Millenium” hizo estallar una ovación, y le siguió “Adjust the Sun”, un clásico de “The Final Chapter” cuyo machaque final invita a la pérdida de la masa encefálica. “Eraser”, el hitazo de “Virus”, animó a la muchedumbre a corear la melodía y a enfrascarse en un pogo fraternal, abrazados saltando al ritmo de Horgh, gritando la letra con fervor: “There is no tiiiiime… no time to regret!”... Emocionante.

Escarbando en su propia prehistoria, se despacharon con “Pleasure of Molestation”, “Osculum Obscenum” (Deliré por un momento, o me pareció escuchar una partecita del riff de “Atachment of the Ancestors”??). La tribuna coreaba el saludo de bienvenida “olee olee oleee”, y los músicos parecieron sorprendidos gratamente antes de fusilarnos con “Killing Art”.

HYPOCRISY tiene un sonido muy definido, pero si caracteriza algo al trío (cuarteto en vivo) son sus canciones: o muy veloces o ultralentas. Y así sonaron varias de sus composiciones más densas, como “The Final Chapter” o “The Fourth Dimension”, música para que bailen los muertos vivientes, hermanados en una danza lenta y torpe, al compás de los ritmos más fúnebres.

En total, poco más de hora y cuarto de show, que terminó con “Warpath” y luego el megaclásico del Death alienigena: “Roswell 47”, cantado a rabiar por el respetable, y canción final antes de las promesas de un pronto regreso.

En suma, una cita obligada para todo seguidor del Death Metal clásico, y una asignatura pendiente para la banda, rendida esta noche con un 10 felicitado. Arruinado pero feliz, solo quedaba reposar los huesos luego de tanta brutalidad: “Que venga el sueño reparador o venga extraterrestre abducción”. A esta altura de la noche da lo mismo.

Nuestro agradecimiento -una vez más- a Lucía Chiarenza, de la productora 4G, por todo.

Comentó: Alien, para OXIDO.-
Fotos: Alien.-

domingo, 26 de septiembre de 2010

LACRIMOSA en El Teatro Flores: Una vez más, el sonido de la perfección

Difícil tarea a esta altura, comentar un nuevo show de LACRIMOSA en Buenos Aires, y encontrar nuevos adjetivos que califiquen fielmente tan maravillosa experiencia. Creo que vamos a hacer esta review un tanto más corta de lo que solemos, debido principalmente a que ya nos escasean los vocablos capaces de transmitir lo que sentimos por esta banda.

Entramos al reducto de Avenida Rivadavia al 7800 a las 20 horas, luego de socializar un poco con los amigos que la vida y el Metal nos han regalado. Tras los saludos de rigor, ingresamos y vimos que acababa de comenzar su set Iskemia, novel banda que anda transitando sus primeros pasos en esta historia. Lo suyo se puede describir como un Gothic Metal con toques Power, con voz femenina al frente. El detalle más saliente de su presentación estuvo dado por la invitada de peso que se llevaron para la ocasión: Silvina Harris, voz de los ascendentes thrashers Betrayer, quien ya es un personaje muy reconocido en el ambiente. En el ambiente del Metal más duro queremos decir, no sabemos si lo es tanto para el público que se había dado cita esta noche en Flores, pero que igualmente se llevó (ella y los Iskemia) muy cálidos aplausos de los presentes. Nos pareció que la voz gutural de Harris combinada con el sonido para nada extremo de Iskemia, arrojó un producto de interesante valía.

Un rato después, mientras amenizábamos la espera en un jugoso diálogo con gente de la movida, vimos que la última banda invitada, Lingerbliss, tomaba el escenario. Notable vestuario para la vocalista Lucille Van Eyk, dueña de un alto registro, con lejanas reminiscencias al de Sharon den Adel. La agrupación ofreció cálidas y climáticas composiciones orientadas al Gothic Metal, pero por momentos tuvo que luchar contra la intolerancia de un cierto sector del público, el cual -como alguna vez anterior en algún otro show de LACRIMOSA se produjo- estaba demasiado impaciente por ver a la banda principal. Lo que esos personajes deberían comprender de una vez por todas, es que dificultando el accionar de los músicos invitados no van a lograr que el acto de cierre adelante su actuación, entonces: por qué no dejar que los músicos argentinos muestren lo suyo con tranquilidad, ofreciéndoles mínimamente respeto?

Con el Teatro menos lleno de lo que esperábamos (debe haber influído la segunda presentación del combo suizo / alemán / finlandés en el Roxy a la noche siguiente), pasadas las 21:30 horas comenzaron a escucharse los típicos acordes del tema que LACRIMOSA utiliza para dar inicio a cada una de sus presentaciones, el "Lacrimosa Theme". Con la tapa del último trabajo discográfico del grupo a modo de telón de fondo (conmemorativo por los veinte años de carrera que ya llevan sobre sus espaldas), el muy interesante álbum doble "Schattenspiel", el sexteto daba inicio a su cuarta presentación en Buenos Aires. Y la amenaza desde el vamos fué que no iba a ser menos que sus predecesoras.

Para ahorrar palabrerío y ser bien claros en nuestros conceptos: LACRIMOSA nos fascina. Nos encanta desde el increíble carisma que emana de Tilo Wolff y Anne Nurmi, la pareja central. Nos maravilla con cada una de sus composiciones, pletóricas de una ductilidad y una exquisitez que no encontramos en ningunos otros creadores. Nos atrapa y nos lleva a un universo de sensaciones mágicas con su puesta en escena, su andar sobre el tablado, su oscura sensibilidad. Y nos aplasta el cráneo con el poder inmenso, nunca excento de melodía y armonía, de las guitarras metálicas de la dupla Jay Genkel - Henrik Flyman. Por lo tanto, todo lo que digamos de ellos siempre puede aparecer como subjetivo, e incluso exagerado.

En este show, la banda se encargó de regalarle a sus fans lo que ellos siempre esperan escuchar: una colección de sus más preciosas joyas, un desfile de los hits que fueron acompañando estos veinte años de carrera. Bueno, era un tanto obvio que no iban a hacer hincapié en "Schattenspiel", un 2CD conformado básicamente por regrabaciones o rarezas.

Dentro de ese cúmulo de obras de arte que el sexteto nos ofreció, quedamos particularmente embelesados con "Feuer" (incluída en "Sehnsucht", del 2009, para nosotros el mejor tema de la noche!), "Schakal" (de "Inferno", de 1995, una marca de fábrica del combo), "Der Morgen Danach" (de "Fassade", del 2001, siempre muy coreada y cantada por todos, tal vez la más), "Ich Bin Der Brennende Komet" (un hit híper tarareable, no incluído en ningún full álbum), "The Turning Point" (de "Elodia", de 1999, en la cristalina voz de Anne Nurmi, sin lugar a dudas la artista más bella del Metal, Gótico, o lo que se les ocurra), "Durch Nacht Und Flut" (de "Echos", de 2003, con su aclamadísima estrofa en español, imagínense la respuesta de los presentes...)... más otros imprescindibles clásicos como "Alleine Zu Zweit", "I Lost my Star in Krasnodar" (belleza total!), "Alles Luge", "Lichgestalt", y "Stolzes Herz", entre algunas más.

En cuanto a los bises, solamente LACRIMOSA podría tomar la decisión de -tras haber brindado un concierto plagado de hits-, dejar para el cierre tres canciones muy tranquilas: "Bresso" (de "Eisamkeit", de 1992), "Ich Verlasse Heut' Dein Herz" (también perteneciente a "Elodia") y "Ohne Nicht Ist Alles Nichts" (del reciente "Schattenspiel"). Arriesgada pero efectiva movida, para apagar lentamente tanto fervor, mientras una gran bandera blanca alegórica al vigésimo aniversario, con agradecimientos escritos en varios idiomas se desplegaba tras los músicos. Igualmente para el cierre final quedaría la insípida "Copycat", para nosotros una de las piezas menos creativas de esta monumental banda.

En síntesis: la perfección en la música existe, señores: responde al nombre de LACRIMOSA. Que son dos individuos que se llaman Anne Nurmi y Tilo Wolff, capaces de provocarte toda clase de íntimas sensaciones. Si estabas bien al momento de ir al show, seguro que potenciaron tu alegría con otra inmortal noche para el recuerdo. Y si no te sentías del todo apto... este dueto puede transportarte lejos del mundo, en un viaje único que combina luz y oscuridad en mitades exactas.

Sonido: impecable.
Cantidad de gente: 1500?
Actitud de todos ellos: la mejor, menos con las bandas teloneras.
Duración del concierto: poco más de hora y media.

Setlist:
Lacrimosa Theme / Schakal
Ich bin der Brennende Komet
Alleine Zu Zweit
Flamme im Wind
Mandira Nabula
The Turning Point
Mantiquor
Der Morgen Danach
I Lost My Star In Krasnodar
Alles Lüge
Lichtgestalt
Feuer
A Prayer For Your Heart
Stolzes Herz

Bises:
Bresso
Ich Verlasse Heut' Dein Herz
Ohne Dich ist Alles Nichts

Ultimo bis:
Copycat.

Gracias LACRIMOSA por otra noche más, tan mágica como las anteriores.
Gracias a Marcela Scorca y toda la gente de Icarus Music, por facilitarnos siempre todo.
Gracias a quienes compartiron con quien les escribe este inolvidable pasaje, de principio a fin.

Comentó: Javier Parente, para OXIDO.-
Fotos: Javier Parente.- 

martes, 21 de septiembre de 2010

TAROT en El Teatro Flores, 18/9/2010



El pasado sábado 18 de septiembre estuvo la banda finlandesa TAROT -por primera vez y sorprendentemente– presentándonos un buen show en nuestro querido país, siendo más precisos: en El Teatro Flores de Capital Federal.

A dicha propuesta se le sumaron tres bandas soportes de diferentes estilos entre sí, las cuales fueron Dominus Inferi, After Dreams y Dhak.

La apertura de puertas fue totalmente puntual, como se había predicho: a las 18 hs. ingresamos al local de Avenida Rivadavia, y al poco tiempo aparece Dominus Inferi sobre el escenario. Esta banda practica un Metal Gótico / Sinfónico y cuenta con una vocalista, Karina Varela, muy virtuosa, que canta lírico; también una voz masculina principal, y se le sumaban dos chicas que hacían coros. El tema vocal, muy amplio como ven, fue lo que más destaco de la agrupación. Interpretaron canciones propias más un cover de Judas Priest, “Between the Hammer and the Anvil”. Esto me puso contento, ya que la mayoría de los grupos no se animan a tocar covers que no sean tan famosos, siempre suelen hacer los mismos, y es un poco cansador… al menos para mi. Tal vez deberían trabajar en hacer un poco más gancheras las canciones, ya que por momentos se hace un poco monótono, y si no sos muy fanático del género, se hace un tanto dificil de digerir.

Luego subió After Dreams, una banda de Power Metal. Estos chicos tocaron canciones propias más un segundo cover de Judas!: “Hell Patrol”. También nos entregaron “The Evil that Men do”, de ya saben quienes, de los mejores. Por ahí deberían mejorar un poco la pronunciación del inglés y también en los coros, ya que eran un tanto semejantes unos de otros. Podrían tratar de ser un poco más contundentes para lograr atrapar más al oyente.

Ahora le llegó el turno a Dhak, la veterana banda de los 80’s presentó un set un poco extenso, para ser teloneros. Al público al parecer le gustó bastante, ya que se mantuvieron siempre muy respetuosos aplaudiendo. La banda tiene mucha potencia en vivo, tocan el Heavy más tradicional pero ajustado a nuestros tiempos, lo cual le da más fuerza al combo del histórico violero Alejandro Roldán. Las guitarras tienen mucha presencia, los riffs son especiales para el headbangin', el bajo y la batería hacen una buena rítmica y la voz -al estilo Halford-, se adecua muy bien al estilo clásico de la agrupación. También destaco la presencia que tienen sobre el escenario, y la buena comunicación con el público.

Finalmente, a las nueve en punto, sube TAROT al escenario. Los finlandeses, conocidos principalmente por tener en sus filas a Marco Hietala –bajista de Nightwish, claro- estuvieron tocando por casi dos horas: cien minutos (siendo exactos) de buena música.

Marco se encarga del bajo y las voces principales, Tommi Salmela en samples y voces, Janne Tolsa en teclados, Zachary Hietala en guitarras y Peccu Cinnari en la batería.

La banda posee mucha técnica, yo los definiría como un conjunto de Metal melódico con tintes progresivos. Sonaron muy potentes, el papel que juegan los teclados fue muy importante y muy protagonista, hacen que la banda suena muy “llena”, y aumenta el sentido progresivo de la música.

También me gustó cómo se escuchó la guitarra, si bien creo que hay guitarristas mas virtuosos que Zachary, creo que llevó a cabo un gran trabajo con las seis cuerdas, y ejecutó muy buenos solos: veloces, usando técnicas como el sweep picking con suma facilidad.

Pero lo que más quiero destacar es la vocalización de Marco: se lo pudo oír siempre perfecto, tiene una voz limpia muy poderosa y versátil, capaz de alcanzar tonos muy altos como muy bajos, es impresionante como canta este hombre… lo que usted escucha en el estudio, lo va a escuchar tal cual -sin diferencias-, en vivo. Su colega en voces -Tommi-, canta la mayor parte de los temas con él, pero Marco tiene un poco más de protagonismo. La voz de Tommi es similar a la de Marco, hasta por momentos da la sensación de que quisiera imitarlo… Mas allá de que lo haga o no, creo que es un muy buen cantante también, aunque prefiero a Marco. Hubo una canción que fue cantada solo por él, donde Marco se encargó solamente de tocar su bajo.

Otro buen punto a destacar: para finalizar el show, hicieron una especie de tributo a Dio. Marco dijo unas palabras en honor a este prócer -lamentablemente fallecido- del Metal, con la idea de rendirle un humilde homenaje. Interpretaron “Kill the King”, de Rainbow. Y ahí se dio por terminado el show.

Fuera del aspecto musical, cabe decir que Marco Hietala tiene demasiado carisma, y se llevó la ovación de los presentes constantemente, quienes cantaban su nombre y el de TAROT, y lo aplaudían todo el tiempo. Ante tanta aclamación, se ponía muy contento y nos agradecía. La comunicación con el público fue continua, sinceramente son muy buena onda estos tipos… no solo Marco, todos los integrantes de la banda. No pararon de hablarle a la multitud, haciendo chistes, presentando canciones y poniendo la mejor onda.

La cantidad de gente allí en Flores, calculo que habrá sido de unas quinientas personas. Me sorprendió un poco el número, pensé que tal vez irían algunos más. Todos se mostraron muy satisfechos ante el espectáculo, siempre respondiendo muy bien y con absoluto respeto. Mucho pogo no hubo, pero en las canciones más pesadas y con riffs poderosos, se podía ver a los que estaban adelante en las vallas descontrolándose un poco… en el buen sentido de la palabra, por supuesto.

Concluyendo, creo que fue un buen concierto. Una banda que cumplió, diría, no mucho más que eso. Puedo afirmar que son recomendables para ver en vivo, pero en especial para aquellos que conocen bien su discografía, y gustan de géneros progresivos o con tintes parecidos.

La organización de NWM Producciones: muy bien, destaco especialmente la estricta puntualidad.
Nuestro agradecimiento especial a Gabriela Sisti y Cristian Carcagno, por su gran gentileza.

Comentó: Iván Ruocco, para OXIDO.-

TREN LOCO en The Roxy: presentación de su libro "Pogo en el Andén"



Llegamos a las 19.30 hs. al Roxy Live Bar, y todavía a esa hora había muy poca gente en los alrededores; pero a medida que fué pasando el tiempo los fanáticos del TREN fueron dando el presente, hasta completar una gran cantidad de concurrentes. Mientras esperábamos entrar, hablábamos con distintos seguidores, preguntándonos si iba a ser un show totalmente acústico, cosa difícil de creer para todos.

Alrededor de las 20 hs. se abrieron las puertas para el ingreso, y cuando entramos vimos mesas y sillas dispuestas en el lugar: la verdad que nos llevamos una gran sorpresa. De fondo se emitían los videos de la trayectoria de la banda, que están incluidos en el CD interactivo que se entregó junto al libro "Pogo en el Andén", que se presentaba esta noche. Enseguida lo vimos al Zombie (violero) y a Dany Wolter (baterista). Procedimos a saludarlos, y ellos muy atentos nos dieron las gracias por estar presentes allí. Honestamente, en ese momento no tuve gran reacción, porque estaba un tanto emocionada por ver tan de cerca a mis ídolos... :) 

Quince minutos después se corrieron los telones, y sorpresivamente observamos que todos los integrantes estaban sentados en sillas dispuestas en el escenario. Tratándose de TREN LOCO, esto se veia muy extraño!

Comenzó a hablar Gito Minore -autor del libro-, presentándolo y contando como surgió la inquietud de escribir este volumen contando todas las viejas anécdotas, y cómo fue creciendo TREN LOCO día a día. Contó que se imprimió en una imprenta llamada Chilavert, recuperada por los mismos trabajadores, política que eligió seguir el grupo para su edición.

Esta especie de conferencia de prensa fue la previa al concierto acústico. Ante una consulta del público acerca de para cuando se podía esperar el DVD, el bajista Gustavo Zavala respondió: “Recién llegamos con el libro y ya nos están pidiendo el DVD!”, a lo que agregó que “La idea, después de veinte años de trayectoria de TREN LOCO, es editar un DVD; pero nosotros somos más pioneros en el VHS... habíamos lanzado un video home en el 99', llamado "Biografía"... y después, "10 Años en Cemento", pero la idea ahora era hacer algo fuera de lo común. De todos modos, en nuestra presentación en El Teatro Colegiales grabaremos dicho DVD, así que ésta es la primicia!".

Luego siguió el Zombie contando una anécdota que comenzó la noche en que se enteró de la muerte de Dimebag Darrell de Pantera, y que continuó con historias de borracheras varias, las cuales divirtieron notablemente a los seguidores. La conferencia, en la que estaban presentes todos los integrantes excepto el cantante Carlos Cabral, finalizó destacando el hecho de que TREN LOCO es una banda que se mantuvo siempre fiel a sus orígenes, conservando la humildad pese a su crecimiento.
  
Se cierran los telones alrededor de las 21 hs., y se vuelven a proyectar videos de la biografia del grupo, ya para este momento el lugar estaba lleno. Había mucha gente parada atras. 
Después de poco más de media hora, llega Carlos Cabral muy ovacionado por el publico, y minutos después comienza el acústico con "Pan y Vino", acompañado por la masa. 

Cabral acotó que se sentía raro por estar asi sentados brindando un recital; no obstante lo cual siguieron con “Estoy Saliendo”, acompañados por Horacio Giménez. Luego “Ella se Mueve en Silencio”, con Marcelo en el teclado, seguido por palmas y cantos de la fanaticada. 

El Roxy estaba que explotaba, se coreó nuevamente "Pan y Vino" para alegrar más aún el ambiente; posteriormente “Al Acecho” y “No me Importa!”, en una versión rock and roll mas movidita, rara al escucharla, pero muy buena. Justamente en ese instante, a Cabral se le enganchó el cuaderno donde tenia algunas letras en una de las cadenas de su chaleco, y cuando termina pregunta si alguien tomó esa foto, a lo cual un espectador dice que sí, y Cabral contesta: “Subila que tiene garpe”, ante las risas generales.

Tras la pregunta del vocalista “Hay aguante en el Heavy Metal???” repetida varias veces, siguieron con Infierno Shopping Center”, con nuestro Himno Nacional interpretado al estilo TREN LOCO -demostrando orgullo nacionalista-, y “El Grito” (muy pedida por los fans). Despues Cabral anunció que tocarían una canción que piden siempre, en cada recital, pero que nunca la hacen: “Némesis la Vengativa”, cantada plenamente por todos. Detrás, otro gran exito: “Endemoniado”, con el Zombie tocando la viola y poniéndosela en la espalda (cuando terminó el tema dijo "es la primera vez que lo hago!"). Continuarían con “Maldicion” (en ese momento se retira Carlos Cabral, y toda la gente canta a la par del Zombie, quien luego pediría perdón por su voz).

A esta altura del evento, se corrieron las mesas para poder poguear un poco, ante el pedido de los músicos para que todos se portaran bien. Ahí escuchamos "Tempestades", casi un himno. Y en medio del incipiente pogo nos entregaron “Pueblo Motoquero”.

Se sabe por todos en la escena, que el fan del TREN está muy acostumbrado a hacer pogo y a alentar a la banda con el corazon, porque considera que cada canción es como si estarian componiendo sus propias vidas, cual un espejo. El público siempre demuestra lo que siente por estos cinco músicos, es una manera de devolver agradecimiento ante el hecho de que los oriundos de Grand Bourg dejan la vida para entregar siempre un gran show. 

Para cerrar la noche, el clásico “Tierra Negra”. La banda nos miraba y se veía a las claras que se sentian orgullosos de lo que causaban en su séquito! Todo finalizó alrededor de las 23 hs., dejándonos muy pero muy contentos y con ganas de seguir...

Mil gracias a Gabriela Sisti, encargada de prensa, por su enorme gentileza para con OXIDO.

Comentaron: Nitzi Fernández y Juan Cruz Reynoso, para OXIDO.-
Foto: Nitzi Fernández.-

miércoles, 15 de septiembre de 2010

SCORPIONS en Estadio Luna Park, 13/9/2010



En medio de un vendaval de lluvia, este pasado lunes por la noche, se produjo nuestro arribo a las inmediaciones del mítico Estadio Luna Park, cuna de inolvidables veladas boxísticas, y por qué no, de históricos shows metaleros. A eso de las 19 hs. ya estábamos rondando la sede de lo que sería este gran concierto de los legendarios teutones SCORPIONS, en el marco de su gira despedida, tras casi cuarenta y cinco años de carrera musical. Cuarenta y cinco años...!! Si esto no es todo un récord, los récords cuáles son...?

Al momento de nuestro ingreso, el Estadio no llegaba a cubrirse ni siquiera a la mitad de su capacidad. Pudimos empezar a trazar un mapa de lo que sería el público presente en esta noche: gente que iba desde los veinte a los sesenta años de edad... o sea, un amplio espectro de fans.

Tuvimos que aguardar hasta las 20 hs. para que los únicos invitados de la velada se hicieran presentes en el emblemático tablado del Luna: estamos hablando del proyecto solista del reconocido cantante argentino Christian Bertoncelli, el cual responde simplemente a su apellido.
Este quinteto nos entregó algo bastante diferente a lo que Bertoncelli nos tiene acostumbrados en su banda actual, Renacer; y en la de su pasado inmediato, Imperio. Lo que aquí practica es un Hard Rock con tintes a lo Rata Blanca, armónico y sumamente melódico. Igualmente, nos pareció más rockero que lo que hace la banda de Walter Giardino.
Debo decir que la propuesta no me impactó demasiado, quizás debido al desconocimiento de los títulos interpretados... prueba de ello es que el tema que más me gustó fué un cover del extinto y célebre Ronnie James Dío...! O sea, los músicos se complementan muy bien dando la sensación de un todo muy poderoso, pero el nivel de las composiciones -en mi humilde opinión- no está a la altura de los acontecimientos.
De todos modos, el público en general debe haber pensado algo diferente a lo que estoy diciendo, porque manifestaron su apoyo al grupo por medio de cálidos aplausos.
Tocaron aproximadamente media hora, tras la cual dejaron allanado el camino para lo que sería el plato fuerte de esta inusual noche de lunes.

Hubo tan sólo poco más de media hora de espera, pero igualmente se nos hizo larga, debido a nuestra ansiedad por presenciar el acto principal. Teníamos amplia confianza en que los veteranos músicos alemanes iban a entregarnos un show total y absolutamente profesional.
Todo esto empezó a confirmarse ya desde el primer minuto en que pisaron el escenario del Luna, ante gradas y campo totalmente abarrotados de fanáticos.

El primero en aparecer fue el baterista James Kottak, integrante de SCORPIONS desde 1996, con pasado en combos como Warrant o Kingdom Come. Tras él, fueron ingresando el bajista Pawel Maciwoda -incorporación más reciente, dando el presente desde 2003-; los violeros Rudolf Schenker (único integrante original de la formación, desde el año 1965!!) y Mattías Jabs; para dar lugar finalmente al gran frontman y vocalista Klaus Meine, la marca de fábrica del sonido SCORPIONS.

El escenario se mostraba desprovisto de escenografía, a excepción de una pantalla gigante colocada detrás de la batería, en el fondo. El juego de luces amenazaba estar a tono con el acontecimiento, brindando una poderosa imagen a lo que iba a acontecer allí arriba. La vestimenta del quinteto no se quedaba atrás, mucho glamour rockero podíamos admirar en sus prendas de cuero o en sus anteojos oscuros.

De acuerdo a lo que podía esperarse de semejantes músicos, el estado general de todos es excelente; tanto en lo físico, como en lo instrumental. La voz de Klaus Meine se encuentra en óptimo estado de conservación: todos sabemos lo que este esmirrriado pero enorme cantante ha representado para el Hard Rock de los dorados 70's y 80's; y en esta jornada nos dejó bien en claro que su presente no tiene nada que envidiarle a su grandioso pasado. Su voz cálida e inimitable llenó de sensaciones y recuerdos a los más de 8000 espectadores presentes.

Los guitarristas Schenker y Jabs se reparten los solos y la preponderancia del sonido del quinteto, con un ligero prevalecimiento por parte de Mattías Jabs. Ellos han sido -junto a Meine- la cara visible de SCORPIONS durante los últimos treinta años. Se mostraron comunicativos y cómplices con su enfervorizada audiencia, dando también sobradas muestras de su capacidad escénica. Se movieron mucho sobre las tablas, especialmente Rudolf Schenker, haciendo gala de su muy buen porte físico y apuntalando el concierto desde el aspecto visual.

Por su parte, el dueto más novel de la banda, la base compuesta por Kottak y Maciwoda, deja bien en claro porqué fueron elegidos para reemplazar a los antiguos miembros que dejaron la agrupación. Especialmente James Kottak, quien se encargó de regalarles a los fanáticos una especie de show aparte. El hombre es carismático, excéntrico, y hace del agite popular una de sus banderas. Su solo (acompañado por imágenes que desfilaban en la pantalla a sus espaldas) fué contundente, efectivo y aplastante, aunque yo dudaría en calificarlo de virtuoso. Lo que sí les puedo asegurar, es que este showman es perfectamente adecuado para el estilo hardrockero de SCORPIONS.

El sonido imperante a lo largo de los dieciocho temas interpretados, fué excelente, sin fisura alguna. Y la respuesta de la gente acompañó el panorama general, mostrándose participativos y efusivos, especialmente en las viejas composiciones que integraron el setlist. De acuerdo a lo que esperábamos y deseábamos, tratándose de una banda tan histórica realizando su último tour, las canciones elegidas fueron pertenecientes a todas sus etapas, y no se centraron en la presentación de su último y reciente trabajo de estudio, "Sting in the Tail".

He aquí el referido setlist completo:
1-INTRO
2-STING IN THE TAIL
3-MAKE IT REAL
4-BAD BOYS
5- THE ZOO
6- COAST TO COAST
7-LOVING YOU SUNDAY MORNING
8-THE BEST IS YET TO COME
9- WINDS OF CHANGE
10-HOLIDAY
11- RAISED ON ROCK
12-TEASE ME , PLEASE ME
13- DYNAMITE
14-KOTTAK ATTACK
15- BLACK OUT
16-SIX STRING STING
17-BIG CITY
Bises:
18- STILL LOVING YOU
19- ROCK YOU LIKE A HURRICANE

En resumen: Vivimos una verdadera fiesta del Hard Rock setentero y ochentero, que nos dejó ampliamente conformes en todos los aspectos, transformando la noche en una experiencia inolvidable, dado que si cumplen con su palabra, jamás volveremos a ver a SCORPIONS en vivo... lo cual ya de por sí, constituye la pena más grande en toda esta historia.

Enorme nuestro agradecimiento hacia Lucía Chiarenza, encargada de prensa de 4G Producciones: una vez más, brindando una impecable atención a los medios de prensa, no olvidándose jamás de quienes batallamos desde el under.

Comentó: Eduardo Savia, para OXIDO.-
Foto: Gentileza de Roberto Wolk.-

martes, 14 de septiembre de 2010

APOPTYGMA BERZERK en La Trastienda, 9/9/2010



Noche agradable para recital, y aparte, cerca y cómodo para llegar.

De antemano diré que La Trastienda es un lindo reducto, aparte es muy confortable para ver un show, ya que desde cualquier punto, una siente que toca la banda con su mano.

Llegamos alrededor de las 21 hs., habria unas 150 personas en ese momento, mientras seguian entrando. La banda soporte aun no habia comenzado su espectáculo. Lo unico que sonaba era murmullo y la música ambiente, como pasa muuuuchas veces, no acompañaba el espiritu de recital; no es la primera vez -por ejemplo- que vamos a un recital gótico y de fondo suena algo como Britney...

Tras una casi eterna espera, apareció en escena la agrupación invitada LastraX, alrededor de las 21,40 hs.... en fin... un dúo que contaba con un programming a cargo de las pistas y mezclas, bateria electronica y efectos, y un cantante simplemente que -no quiero herir sentimientos-, era mejor que quedara como banda unipersonal del sujeto que hacía todo. El sonido estaba bien pero en un momento, el vocalista dejó caer el micrófono en el primer track y no lo pudo remediar mas, sonaba muy mal esa voz... Tras unos cuatro o cinco temas y aproximadamente treinta minutos, culminó esta banda, la unica telonera. Podria haber sido mejor...

Nuevamente tuvimos una espera con música repetida de fondo, y a las 22 hs. apareció la banda de Stephan (observación: era Stephan, pero con años y diez kilos mas, jejeje), cuya voz es irrefutable; intacta como pocas del estilo.

Arrancaron con los hits "Starsign" y "Eclipse". Cabe mencionar que para ese momento el lugar contaba con unas 300 cabezas saltando y vitoreando sin parar, desde allí hasta el final. APOPTYGMA BERZERK contagia mucha descarga desde el escenario, y los darkies estaban en su crema. He de destacar una pareja donde el muchacho tenia una chica sobre los hombros, quien cantó todas las canciones de principio a fin con Stephan, fanatismo 100 %, que hacia contagiar mas al resto.

Siguieron con títulos como "Apollo", "Mercy Kill", "Love Never Dies", "Nonstop Violence"... No reconoci muchos temas del ultimo trabajo, ya que hicieron mas clasicos. El show se cerro con "Unicorn", un temazo!

La duración del evento fué de aproximadamente dos horas a pleno sonido Industrial, asi que imaginen cómo salimos de ahi. La perlita fue que el tecladista queria seguir tocando hasta altas horas, pero Stephan no queria saber nada más. APOPTYGMA BERZERK tuvo feeling con el publico, jamas se mostraron despectivos y el ambiente fue muy agradable...

Para terminar la noche una vueltita por Puerto Madero, tomar aire y respirar una bocanada muy satisfactoria de recital Industrial.

Comentó: Marcelle Lefineau, para OXIDO.-
Foto: Marcelle Lefineau.-

DISTRAUGHT en Unione e Benevolenza... DISTRAUGHT? No.



Tarde lluviosa en la Capital porteña, con todos los trastornos e inconvenientes que esto genera, los cuales no fueron motivos suficientes para impedir nuestro arribo a Unione e Benevolenza, lugar elegido para la segunda venida a Buenos Aires de los thrashers brasileros DISTRAUGHT; siendo Newblood, Obsession, Dark Warrior y Necratal las bandas soportes para dicho recital.

Con media hora de retraso a la pactada por los organizadores del show hicimos nuestro ingreso, para ese momento estaba realizando la prueba de sonido DISTRAUGHT. Una vez ubicados cómodamente, nos disponemos a observar a la primera de las agrupaciones teloneras, en este caso Newblood, quienes con la colaboración de nuestro colega Javier Bianchi concretaron una veloz puesta a punto de sus instrumentos, para luego arremeter con su sonido Thrash Metal. Newblood es un quinteto que posee una fuerte puesta en escena por parte de sus músicos, quienes no dejaron de revolear sus cabezas ni por un instante. Ejecutaron un cover de Sepultura, dejando en claro por donde pasan sus principales influencias. Con algo mas de treinta minutos sobre el escenario, Newblood se retiró dejandonos una impecable labor.

Para todo esto eran las 21:30 hs., y empezamos a calcular que faltaban tres soportes mas… llegando a la conclusión de que DISTRAUGHT estaría comenzado a tocar cerca de la medianoche; tal horario no sería del todo favorable para emprender nuestro viaje de regreso, por cuestiones de trabajo al día siguiente.

Nuestra preocupación pasó a un segundo plano porque Obsession daba inicio a su set, haciendo lo que saben hacer: Heavy Hard Rock. La voz de su vocalista es muy similar a la de Adrian Barilari -cantante de Rata Blanca-, banda de la cual interpretaron algunos covers. Si bien no es un estilo de mi preferencia, esto no motiva a descalificar a Obsession: todo lo contrario, la banda suena perfecta y sus composiciones son bastantes gancheras, redondeando en su conjunto una propuesta muy audible. Para poner punto final a esta presentación, nos entregaron un cover de V8, y el título elegido fue "Destrucción".

Luego de unos minutos el lugar se impregnó nuevamente de Thrash Metal; esta vez a cargo de Dark Warrior, quienes comenzaron con la fuerza y velocidad a la que ya nos tienen acostumbrados. Mientras estaban ejecutando uno de sus temas, se produjo un corte de luz, motivo por el cual se encendieron las luces de emergencia y la banda tuvo que esperar un lapso bastante prolongado hasta que se pudiera solucionar el desperfecto eléctrico. Esto retrasó aun mas las cosas, haciendo cada vez mas lejana nuestra posibilidad de presenciar por completo esta fecha. Una vez restablecida la corriente eléctrica, Dark Warrior prosiguió con su actuación de manera normal, pudiendo así terminar de tocar todos los temas que tenían previstos.

Necratal fue la ultima agrupación que pudimos observar, siendo para esto las 23:20 hs.. Lo que hacen es Thrash con toques a lo Pantera o Lamb of God; por esa línea se centra el estilo de este combo, que sonó bien, demostrando mucha entrega y fervor. Por lo menos asi nos pareció en los cuatro temas que pudimos apreciar, porque luego debimos retirarnos con el gusto amargo de no poder quedarnos hasta el final de su set.

Pedimos disculpas a los organizadores Black Medusa y a DISTRAUGHT por no poder quedarnos hasta los minutos finales de este evento, pero la distancia desde la que venimos siempre nos juega en contra, y los escasos horarios disponibles para emprender nuestro viaje de regreso provocaron nuestro retiro antes de tiempo. Verdaderamente un enorme disgusto no poder ver a DISTRAUGHT en vivo, porque sabemos bien que es un excelente banda. Asi lo pudimos constatar el pasado año, cuando se presentaron por primera vez, y donde nos dejaron un imborrable recuerdo de aquella magnifica noche. Pero bueno... solo resta espera una nueva gira de estos cinco thrashers del Brasil por nuestro país, la cual seguramente no va a ser tan lejana, porque han dejado su impronta ganándose el apoyo y respeto de parte del publico argentino.
Finalmente, dejamos nuestro agradecimiento a Jorge Montiel por su atención y calidez para con nosotros.

Comentó: Sebastián Cambiasso, para OXIDO.-

RENACER en El Teatro Colegiales, 11/9/2010



Arribamos al Teatro Colegiales a las 19 hs., y ya la primer banda estaba sobre el escenario: Lykeion, quienes interpretaban un cover de Helloween: “I Want Out”; seguido de un tema propio: “Da que Perder”. No los pudimos apreciar mucho en realidad, pero podemos comentar que cuando brindaron su versión de Helloween la gente comenzó a cantar sostenidamente, y la verdad que nos pareció una buena recreación del mismo. Terminaron de tocar alrededor de veinte minutos después.

Seguido a ellos subió a los escenarios (a eso de las 19:40) Lohengrin, interpretando “Verdugos”, con un solo de viola impresionante a cargo de Gastón Cardozo, el cual a mas de una nos dejo boquiabiertas; contando este grupo además, con Fernando Andreoli en la voz, poseedor de una gran potencia y desplazamiento sobre el tablado; Guillermo Vega tras los parches, el que realmente se asemeja a una bestia (bien entendida la palabra, por favor!) tocando su instrumento...: sus pelos volaban, y los palillos no querían mas! El sonido de toda la banda fue muy bueno, a pesar de los inconvenientes (se movía la bata en su base, más algunos problemitas con los equipos). Los músicos supieron sobrellevarlos de la mejor manera, dado que dentro de todo, la calidad de sonido era muy aceptable. En la formación de Lohengrin es también muy remarcable la labor de Cristian Cajal -aportando un sonido de teclados impecable-. A medida que iba pasando el tiempo, la gente iba llegando al Teatro, al cual cada vez se lo veía mas lleno.
Lohengrin continuó con “Jugando Limpio”, seguido de “Rugiendo” y “Voces en la Oscuridad”, con una excelente introducción de teclados, una canción con un gran sentido en la lírica.
La guitarra de Cardozo tuvo una gran representatividad en todo el show, sonó muy prolija. Cada uno de los músicos fué dando lo mejor de ellos, y dejando todo en el escenario. Siguió “Tu Instinto”, para cerrar con un cover de Helloween (si, también!): “Future World”, muy ovacionado por los presentes.

20:30 hs. y llega Watchmen a las tablas, con una potente presentación al abrir los telones. Todo arranca con el tema “Holy Ground”, seguido por “Nowhere to Hide”, título de su reciente placa. Enseguida comenzamos a destacar al cantante Iván Sensión, con una gran puesta en escena y una potencia en su voz increíble! Honestamente, este inicio de Watchmen nos dejó maravillados. Continuaron con "Time is Over", y "Take me Higher". Increíble el sonido de la bateria y el bajo, ésta es sin dudas una gran banda, que tuvimos el privilegio de apreciar esta noche. Continuaron las composiciones "Livin' the Heartache" y “Wings of Thunder”, con muchos aplausos... Se notó que más de uno quedaron sorprendidos por esta actuación, quizás gente que aún no había podido ver a Watchmen en directo. Obviamente, pulgar bien hacia arriba para ellos...!

Y finalmente, el combo mas esperado de la noche: RENACER, para poder calmar nuestra curiosidad y saciar esa ansiedad por lo que seria esta maravillosa noche.
Comenzamos a alentar junto a todo el público, entonces abriéndose los telones, emerge una cámara filmando a los presentes, y finalmente se abre el fuego con el primer título: “Lengua de Serpientes”. En El Teatro había una masa de fans cantando con emoción a la par de Christian Bertoncelli. Le pegaron “Bienvenidos al Show”, donde comenzó a verse un pogo a pleno, seguido por “Hijo del Viento”, referencia al ultimo trabajo discográfico del grupo.

"RENACER es un sentimiento, no puedo parar, ole ole ole..."... reiteradamente se empezó a escuchar este tradicional cántico; viniendo a continuación un casi himno: “Entre la Gloria y la Traición”, seguido por “Vida a los Sueños, Sangre al Corazón”.
En medio de los temas pudimos destacar a Christian Bertoncelli agradeciendo su asistencia a los espectadores, y posteriormente presentando “Alucinado”, un título con el cual la mayoría del público se sentía identificado... también siendo aquí gran protagonista el pogo general.

La calidez de los músicos y la buena onda que había en el ambiente era muy satisfactoria para todos; desde las tablas el quinteto observaba asombrado a sus seguidores, como si no llegaran a creer en tanto apoyo.
La banda se esforzó por hacer de ésta, una noche realmente inolvidable; desmenuzando el setlist con “Un Triste Atardecer” -un pequeño descanso para los pogueros-, y retomando con “Senderos del Tiempo”, muy aplaudida por los concurrentes.

Posteriormente “El Valle de la Muerte”, cantada a full en el recinto. Bertoncelli acotó que si había algo mas de tiempo, iban a seguir tocando temas de sus discos anteriores. Y seguido a ello presenta “Madre Tierra”, “El Lenguaje de mi Vida”, “Donde Quedó tu Corazón?”... y para llenarnos de energia otra vez -y a su tiempo parar con la carniceria que venia siendo el pogo-, “Recuerdos de un Tiempo Olvidado II: Buscando mi Destino”. Y seguido a ello “El Infierno que Amamos”.

Los fanáticos continuaron demostarndo su emoción, saltando sin parar y cantando a la par, jugando junto al gran vocalista: cantaba él y cantábamos nosotros.
Interpretaron “La Ultima Esperanza”, y terminando dicha canción los musicos se retiraron. Al poco rato se vieron en la pantalla del fondo, imágenes con frases alusivas a “Ni un Sólo Golpe Más”, tema realmente muy reflexivo; y posteriormente “Espiritus Guardianes”, y “Guerrero Inmortal”. Una vez finalizado éste, se empezó a escuchar "Civile no murió...!!", reiteradamente. Creo que la mayoria ya conoce la historia de esta composición.

Le siguió otro gran clásico: “Hoy Como Ayer”, y luego, presentando los músicos la intro de una tarantella napolitana, acompañada por los fans de manera muy divertida e ingeniosa. Finalmente, para cerrar una noche maravillosa, “Nueva Sangre”.

RENACER nos entregó lo mejor de cada uno, para redondear una magnifica actuación. Ahora sólo tenemos que esperar para ver si nuestras caripelas salen en el DVD que la banda aprovechó para inmortalizar en esta gran velada...!
Muchas gracias a Marcela Scorca, encargada de prensa, por su permanente gentileza.

Comentó: Nitzi Fernández, para OXIDO.-