Han leído nuestras coberturas:

martes, 21 de diciembre de 2010

Vigésima CUMBRE del METAL en The End Live, 18/12/2010

Sábado 18 de diciembre, tarde no tan calurosa en el porteño barrio de Flores, intersección de las avenidas Rivadavia y Nazca: The End Live, reducto elegido por nuestro amigo Alfredo "Pocho" Andrade para poner sobre el tapete la edición nº 20 de un clásico del Metal nacional: las Cumbres anuales organizadas por su sello Hurling Metal, sinónimo de combate desde hace veinticinco años dentro de la escena metalera argentina.

Llegamos a las 19 horas en punto. Tras los saludos con algunos amigos de la movida, entramos justo para presenciar la actuación de un nuevo combo liderado por el grandioso Hugo Benítez, la auténtica voz del verdadero Horcas, aquél Horcas que imaginara Osvaldo Civile en la etapa post V8, y que hoy en día se ha transformado en una fantochada absoluta, sin ningún integrante representativo en sus filas. En esta oportunidad, Hugo se unió al que era baterista de aquélla formación histórica, Gabriel Ganzo. Y junto a ellos, dos jóvenes músicos que demostraron toda la garra y la fuerza sobre el tablado: Cristian Fernández e Iván Baudrix. El cuarteto interpretó títulos de los dos únicos discos que Horcas (tal como fué concebido) grabó con su verdadera identidad: "Reinará la Tempestad" y "Oíd Mortales el Grito Sangrado". El cierre de su performance fué con el gran clásico "Muerto en la Calle" (ver video: http://www.youtube.com/watch?v=3QLoq6I5oQY), ante el delirio de quienes se encontraban ya presentes a esa hora en el antro.
Según nos contara Pocho, los músicos planean darle continuidad a este proyecto, del cual no ha sido anunciado el nombre oficial.

Tras un rato de espera, y mientras se acomodaban los elementos en el escenario, aparecieron sobre las tablas los miembros de la banda de Marcelo Lizondo: XAECLUM NOSFERATUS. Lizondo es uno de los grandes cantantes que ofrece hoy en día la escena under argentina, y XAECLUM NOSFERATUS es una buenísima banda enrolada en el Power Metal más melódico. El fuerte de la agrupación se basa en las cuerdas vocales de Lizondo, y el sábado pasado entregaron un muy buen espectáculo. Hubo lugar para un cover de Hermética, "Sepulcro Civil" (sonó extraño cantado por una voz Power como la de Lizondo); más algunos excelentes temas propios tales como "Hacia la Luz de lo Eterno" (gran canción!) o "Tan Lejos del Sol".

Marcelo Lizondo, precisamente, sería quien permanecería sobre el escenario para el siguiente acto, que iba a ser nada más ni nada menos que tres cuartas partes de LOGOS (Miguel Roldán, Walter Scasso y Marcelo Ponce) interpretando una tripleta de sus mejores canciones junto a vocalistas invitados que reemplazarían al ausente Beto Zamarbide. De este modo, Lizondo cantó "Como Relámpago en la Oscuridad" (cover incluído en el primer álbum de XAECLUM NOSFERATUS); luego el Vikingo Martínez de EL RELOJ interpretó "Ven a la Eternidad", y finalmente Christian Bertoncelli (RENACER, BERTONCELLI) puso su portentosa voz al servicio de "No te Rindas". El trío de invitados estuvieron muy solventes en lo suyo; si tuviéramos que elegir a uno de ellos nos quedamos con la versión cantada por Martínez, cuyo timbre de voz podría considerarse menos lejano al de Zamarbide que el de sus dos colegas.

Después de otro breve compás de espera, un quinteto comandado por el ex baterista de TODOS TUS MUERTOS y actual residente en Estados Unidos -donde se sienta tras los parches de los legendarios HIRAX-, Jorge Iacobellis, interpretó tres títulos de su banda actual. Iacobellis dijo que "Metal en Argentina es sinónimo de Pocho Metálica", agradeciendo al mentor de esta gran noche; y presentó a los músicos que lo acompañaban como "una banda de amigos". Nos gustó especialmente la labor en las voces de Claudio "Astroboy", líder de LADY MACBETH y también integrante de los reaparecidos 666, cantando temas thrashers que poco y nada tienen que ver con su proyecto actual.

Siguiendo con el orden de esta extensa velada (cabe acotar la buena organización sobre las tablas para que mediaran pocos minutos entre grupo y grupo) subieron a mostrar su Heavy Metal tradicional y extremadamente aguerrido los integrantes de DHAK, la agrupación argentina más longeva en actividad. Sus inicios datan de 1981, y la formación actual mantiene a dos integrantes históricos: el guitarrista Alejandro Roldán, uno de los mejores pulsores de las seis cuerdas que ofrece hoy en día nuestra escena, y el bajista Sergio Nieves (cómo sonaba ese instrumento, por favorrr!!). DHAK interpretó temas de sus discos "Furia Demencial" y "Se Decide Justicia", mostrando un Heavy Metal duro y agresivo que conformó plenamente a los presentes. El punto en contra fué la saturación de volumen en el micrófono, que por momentos tornaba ininteligibles las vocalizaciones de Marcelo Baigorria.

Con una notable mejora en el sonido, y siendo ya alrededor de las 22 hs., otra agrupación de Heavy Metal clásico se hizo presente en The End. Hablamos de PATAN, quinteto que también acarrea vasta experiencia sobre los escenarios bonaerenses. Liderados por Gabriel Oliverio al frente de su personal pié de micrófono, los oriundos del sur del conurbano descargaron toda su potencia escénica ante el beneplácito de los presentes. Nos perdimos un poco en la lista de temas, porque había muchos amigos y conocidos dentro del lugar, con quien íbamos intercambiando saludos y charlas, y eso a veces distrae la atención de lo que ocurre arriba de las tablas... mal nosotros ahí, pero es inevitable.

Detrás de PATAN, se acercaba uno de los dos platos más fuertes de la noche. Alrededor de las 23 hs., nuevamente Hugo Benítez a escena, pero esta vez al comando de su banda actual: METRALLA. No negamos que nuestro gusto por ellos se acentúa cada vez que los vemos en escena, y ésta no fué una excepción. METRALLA es un ejemplo claro de contundencia sónica. Su Thrash con aires de la Bay Area se complementa magníficamente (al menos a nuestro gusto) con la voz grave y profunda de Benítez, dando como resultado una de las mejores expresiones de la historia del Thrash sudamericano.
Ante el fervor de la gente -que a esa altura poblaba en mejor número el piso de The End- fueron interpretando casi todos los temas de "Sotanas de Satanás", su segundo CD; completándolos con sólo un par del primer álbum ("Purgatorio" -ver video: http://www.youtube.com/watch?v=VLJUrAvDqD8- fue muy aclamada). Y para el cierre, dejaron el tradicional cover del verdadero Horcas, en este caso "Azotes del Mundo" (ver video: http://www.youtube.com/watch?v=h5j8q5y7EgI).
Sobriedad y solidez es lo que entrega METRALLA sobre el escenario, y una permanente actitud de combate. De eso se trata el Metal, según nosotros lo entendemos.

Para las 00 hs. CANDENTE, la banda liderada por el Pato Strunz (ex Hermética, ex Malón, ex Simbiosis) subía al escenario como número de cierre, sustentada únicamente en el anuncio de reunión de tres de los cuatro ex músicos de Malón, habiendo formado parte dos de ellos de la agrupación más importante que vió nacer nuestras tierras: Hermética. Estaba claro que el set de CANDENTE estaría influenciado de manera decisiva por esta reunión. Iniciando con un tema de su propia autoría, la banda mechó “Grito de Pilaga”, siguiendo con otra de sus piezas.
El primero de una larga fila de invitados fue Jorge Moreno, quien ejecutó “Soy de la Esquina”. Al concluir ésta, y habiendo cierta parcialidad con un dejo de fastidio por no ver aún a los “ex” sobre las tablas, Claudio Strunz tomó el micrófono e invitó a Karlos Cuadrado y Antonio Romano (este último con una remera de la H “En Vivo 93”, y la correa de su guitarra en la misma tesitura) al escenario, ejecutando “Negro Nido de Almas”.
El próximo invitado fue Guillermo Romero de Serpentor, conformando de esta manera un auténtico dream team. El tema elegido para esta nueva etapa del evento fue “Castigador por Herencia”, que por otra parte fue excelentemente ejecutado; continuando con “Cráneo Candente”, esta vez con Juan Soto en las voces. Una mención especial merece el momento del himno metalero argentino “Tu Eres su Seguridad”, cantado al unísono por todo el público. Cerrando con “Si se Calla el Cantor”, con todos los vocalistas invitados.
Si dejamos de lado las consideraciones emotivas -que las hubo en todo momento-, el lugar del vocalista sigue siendo el puesto crítico, ese timbre tan particular que marcó toda una generación de metaleros sigue en el “inconsciente metálico colectivo”, haciendo que cada uno de nosotros siga soñando con una reunión completa de la gran M, ya que a esta altura lo de la H, mal que nos pese, ya es una utopía.

Y así pasó una nueva edición de este gran festival Heavy que reúne a las mejores bandas del under argentino, una vez al año. Celebramos el enorme esfuerzo de Alfredo Andrade por presentar este espectáculo en la inhóspita Capital Federal, lugar más acostumbrado a las manifestaciones más melodiosas o a las visitas internacionales...

Ver video BENITEZ / GANZO "Muerto en la Calle": http://www.youtube.com/watch?v=3QLoq6I5oQY
Ver video METRALLA "Purgatorio": http://www.youtube.com/watch?v=VLJUrAvDqD8
Ver video METRALLA "Azotes del Mundo": http://www.youtube.com/watch?v=h5j8q5y7EgI

Comentaron: Javier Parente & José María Aicardo, para OXIDO.-
Fotos y videos: Javier Parente.-

lunes, 20 de diciembre de 2010

EUROSHIMA en Asbury Club, 17/12/2010

Cuando hace algunas semanas atrás un amigo me comentó que EUROSHIMA, banda pionera del sonido After Punk / Dark nacional volvía al ruedo antes de fin de año, más concretamente el 17 de diciembre en el Asbury de Flores de la mano de la gente de Gothic B.A., rápidamente la noticia atrajo mi interés. El motivo primordial: teniendo quien les escribe ya más de cuatro décadas sobre sus espaldas, disfrutó plenamente de "Gala", aquél hermoso único disco de EUROSHIMA aparecido allá por la segunda mitad de la gloriosa década del 80. Y ésta se presentaba como una excelente oportunidad para apreciarlos en vivo por primera vez.

Pues bien, a eso de las 20 horas ya rondábamos las inmediaciones del Asbury, donde se veía muy poca gente todavía. Pensábamos que al llevarse a cabo este retorno en la misma noche que a pocas cuadras de allí estaba tocando Cradle of Filth, muchos amantes de la música oscura quizás habían optado por acercarse a ver a la banda inglesa. Igualmente, sólo el sentido de oscuridad aplicado a la música puede ser el nexo entre dos propuestas tan disímiles como EUROSHIMA y Cradle of Filth. Y hubo público para ambas.

Por tanto, cuando a aproximadamente las 21:15 empezaron a emerger los primeros acordes desde el escenario, ya un nutrido grupo de espectadores cubría en buena parte las instalaciones del Asbury. La banda que retornaba presentaría su arte en solitario, sin agrupaciones invitadas.

EUROSHIMA es hoy en día un trío integrado por la extremadamente carismática Wanda en las vocalizaciones, Fabián Iribarne en la guitarra, y Ricardo Parrabere en bajo, voces y baterías programadas. Juntos, desplegaron en la lluviosa noche de Flores un renovado arsenal de creatividad, oscuridad, y excelentes composiciones.

Inferir que EUROSHIMA ha sido estandarte absoluto en su estilo en este país, es redundante. Personalmente les puedo contar que "Gala" era un maravilloso oasis de preciosas canciones en medio de discografías desagradables para mis oídos que poblaban las radios que difundían música nacional en los 80's. EUROSHIMA era la oscuridad, la noche de neón suburbana, el drama y la melancolía. Sus colegas de la época eran el establishment.

Para Wanda y su voz, el tiempo no ha pasado. Su porte y su natural belleza se mantienen inalterables. Y lo que más nos interesa, sus cuerdas vocales, están en perfecto estado, manteniendo la riqueza de su caudal y ese exquisito tono dramático e intenso que la caracteriza. Wanda cantó, disfrutó, dialogó con la gente, se divirtió, pasó del vestuario negro al blanco, y abrazó con pasión este regreso.
Sus dos compañeros aportaron los sonidos necesarios para enmarcar la voz, y una correctísima instrumentación. Ricardo Parrabere intercambió diálogos con la gente, remarcando que "ahora estaban más comunicativos, dado que en los lejanos 80's ni siquiera anunciaban los nombres de los temas".

Presentaron las canciones de "Gala", algunos nuevos títulos de lo que será una futura grabación, más una versión de "Israel", tema de los emblemáticos Siouxsie and the Banshees. Personalmente, me encantaron las interpretaciones de "Matando Sueños" (el gran hit del álbum), "Silencio Entre Nosotros" (ver video: http://www.youtube.com/watch?v=34YtJgntXjM), "Sonrisas Fabricadas", "Como los Otros" y "Ejército del Odio"; como así también "En el Norte", una de las composiciones a estrenar.

El público acompañó con efusividad este regreso de EUROSHIMA, mostrándoles en todo momento un gran cariño a los músicos.
La puesta en escena fue sencilla pero efectiva, con un muy buen juego de luces que incluían lásers verdes en los temas más potentes, más los consabidos efectos de humo y otros chiches escénicos.
El sonido del Asbury fué óptimo en esta oportunidad.

A eso de las 23 horas finalizó el espectáculo, tras un par de bises y en medio de la aprobación generalizada. El operativo retorno de EUROSHIMA, tras más de veinte años de silencio, se había concretado. Para quien escribe, fué una noche de cálidos recuerdos y emociones.

Video de "Silencio Entre Nosotros": http://www.youtube.com/watch?v=34YtJgntXjM

Comentó: Javier Parente, para OXIDO.-
Fotos y video: Javier Parente.-

CRADLE OF FILTH en El Teatro Flores, 17/12/2010

Algunas veces, el hecho de vivir lejos del circuito principal de bandas (o por decirlo de una manera más directa: en el culo del mundo) nos hace perder de grandes sucesos musicales, o de fenómenos del marketing que llegan cuando ya están devaluados o cuando ya ha pasado la efervescencia.

Este es el caso de los ingleses CRADLE OF FILTH, grupo que sorprendió a propios y extraños con un brutal disco a mediados de los 90's, subidos a la ola de bandas de Black Metal que por ese entonces daba de comer al mundillo de los periodistas especializados. "The Principle of Evil Made Flesh" sin duda fue un gran álbum, y puso en la vidriera mundial a un pequeño cantante que hacía de las suyas a grito pelado, demostrando, además de una voz muy personal, que tenía el carisma y el ego necesario para convertirse en una estrella. 
Luego del EP "Vempire", donde seguían combinando brutalidad con sensuales portadas y una lírica enferma, los peces gordos de las grandes discográficas decidieron darle la oportunidad al bueno de Dani Davey (a esa altura autobautizado como Dani Filth), y la carrera del grupo despegó vertiginosamente con "Dusk and Her Embrace", registro que los hizo mundialmente conocidos, catapultó a la banda al estrellato y los convirtió en un fenómeno de ventas masivas. 
Comenzaría una etapa fructífera que duraría varios años: Dani Filth sería tapa de todas las revistas habidas y por haber, llegarían grandes presupuestos para video clips, grandilocuentes producciones arriba del escenario, y un publico gótico/black que se orinaba por una foto con su pequeño ídolo. Nunca antes una banda de Black Metal había llegado a tal nivel de popularidad. Hasta se filmó una película con Dani como protagonista, donde explotaba de manera deliberada sus coqueteos con la depravación, la oscuridad y su actitud controvertida ("Cradle of Fear"). Fueron sucesos placas como "Cruelty and the Beast", elevado a la categoría de clásico por su calidad, y "Midian", su CD más accesible pero igualmente oscuro, elaborado y pomposamente orquestado.
 
Pero todo lo que sube tiene que bajar, dice la gravedad... y lentamente las miradas de los medios se fueron enfocando en otros artistas (esto no es una novedad); y si bien no pasaron desapercibidos discos como "Nymphetamine", "Thornography" o "Godspeed on the Devil's Thunder" (lanzados por otro gran sello como Roadrunner), nunca llegaron al nivel de ventas de sus años dorados.
 
El 2010 los ve lanzando su nuevo trabajo discográfico "Darkly Darkly Venus Aversa", nuevamente por su propio sello, Abracadaver (como ya lo hicieran con "Damnation and a Day"), grabación que vinieron a presentar en la primera gira sudamericana de toda su historia; junto a viejos clásicos, por supuesto; y lo que pasó el viernes 17 es lo que vamos a tratar de relatar.

Moonlight Asylum y Glorious Night fueron los invitados para calentar los motores. Los primeros con una onda electro/goth con voces femeninas por un lado y podridas por el otro, más un sólido acompañamiento musical que les da libertad a los machaques de guitarra para que jueguen, mientras una máquina tira las secuencias de base. Su propuesta se amolda perfectamente para los que quieren mover un poco el esqueleto al ritmo de las pegadizas pistas, o para los que quieran despuntar el vicio del pogo en sus canciones más fuertes. Estuvieron muy bien, salvo que al no tener batería la actuación sobre el escenario se hace más fría.
 
Glorious Night, agrupación de la zona norte del conurbano bonaerense, asaltaron el escenario para dar un show contundente y lo lograron. Lo suyo es el Black Metal al mejor estilo CRADLE OF FILTH/Dimmu Borgir, con una puesta muy visual (corpsepainting incluído) y un sonido violento y veloz. Habrá que prestarles la atención que se merecen, en el futuro.

Luego de la espera de rigor, las luces se apagaron y junto con la intro de su último CD, comenzaron a ubicarse los músicos. En un escenario por demás austero (ni siquiera una triste bandera) comenzaban los primeros acordes de "The Cult of Venus Aversa". La entrada en escena de Dani Filth fue seguida de una ovación como pocas veces escuché en un show en vivo. La banda sonaba ajustada, el trabajo de guitarras era impecable, salvo porque en la mezcla quedaron un poco bajas para mi gusto, pero en líneas generales todo sonó parejo. 
 
La voz de Dani es un tema aparte. El sello distintivo de la agrupación siempre fue la peculiar voz del petiso, y aquí se la notó potente y clara, desde el berrido podrido Death Metal hasta su espectacular agudo; o como muchos lo llaman: "el grito vampírico", recurso del que hace uso y abuso.

Hubo mucho fervor en la platea, todo terminaba en violentos pogos con clásicos como "Her Ghost in the Fog", o en material aún más viejo; sin embargo el entusiasmo no declinaba en nuevos títulos como "Forgive me Father (I Have Sinned)", "Lilith Immaculate" o "Nymphetamine Fix", donde se luce Ashley Jurgemeyer, tanto en las voces como en las teclas. Pero todo se vino abajo con "The Principle of Evil Made Flesh", "Dusk and her Embrace" o "The Twisted Nails of Faith", canción con la que se retiraron a refrescarse, para luego volver a terminar con los bises: "Cruelty Brought Thee Orchids", coreado por la hinchada como si fuera la final de la Copa del Mundo, para finalizar con el megaclásico "From the Cradle to Enslave", tema que los despidió definitivamente, y luego del cual abruptamente se cerró el telón y se prendieron las luces. Casi no hubo lugar para despedida final.

Para destacar la voz y la presencia en el teclado de Ashley "Ellyllon" Jurgemeyer, que reemplaza hace ya un año a Sarah Jezebel Deva, quien le aporta un toque delicado a las ejecuciones. La dupla McIlroy/Allender en las guitarras se entiende a la perfección, y la base de Pybus y el nuevo baterista checo Martin Skaroupka construyen una solida pared rítimica, la técnica de éste último es envidiable.
 
Un Teatro bastante lleno, mucha asistencia femenina y fauna de todo tipo, fue lo que hubo en la primera presentación de los ingleses en Argentina; un show correcto en lo musical, sin demasiadas demagogias por parte del cantante, y un setlist que recorrió todas las etapas del grupo y que dejó a todos satisfechos, como si uno se hubiera sacado de encima una asignatura pendiente.
 
Ver a CRADLE OF FILTH para muchos fue un sueño cumplido. Para nuestro gusto, llegaron demasiado tarde; y ver a una banda con diez años de retraso hace que se pierda un poco la magia. Un cuentito de terror no tiene el mismo impacto en un querubín de cinco años que en uno de quince; asimismo una banda Black en 2010 no causa el mismo efecto que en los 90's, donde todo se percibía de otra manera, y uno era más ingenuo. Esos son los efectos invitables del paso del tiempo, y de vivir en la otra punta del planeta, lejos de donde se gestan los proyectos con buen presupuesto y las colosales campañas de marketing. 
 
Sudamérica, una vez más, al sur del paraíso.

Setlist:

The Cult of Venus Aversa
Honey and Sulphur
Her Ghost in the Fog
Forgive me Father (I Have Sinned)
The Principle of Evil Made Flesh
Under Huntress Moon
Dusk and her Embrace
Nymphetamine Fix
Lilith Immaculate
The Twisted Nails of Faith

Encore:
 
Ave Satani
Cruelty Brought Thee Orchids
Ebony Dressed for Sunset
The Forest Whispers my Name
From the Cradle to Enslave
 
Muchas gracias -como siempre- a Lucía Chiarenza de 4G Producciones por su eterna gentileza!
 
Comentó: Alien, para OXIDO.-
Fotos: Alien.- 

AVANTASIA en El Teatro Flores, 15/12/2010



El miércoles 15 de diciembre tuvimos la fortuna de presenciar una nueva visita de los alemanes AVANTASIA a Argentina, quienes nos brindarían un show que a priori despertaba demasiadas expectativas, principalmente por los músicos invitados que acompañaban a la banda de Tobías Sammet: Amanda Sommerville, Bob Catley, Jorn Lande, Michael Kiske y Kai Hansen.

Las agrupaciones argentinas invitadas eran Ab Aeterno y After Dreams, pero ninguna de las dos finalmente tocó. Según lo que nos han dicho, AVANTASIA no quería ningún telonero, dada la extensa duración de su propio espectáculo…

La cita para todo esto fue en El Teatro Flores, en Capital Federal.
AVANTASIA comenzó a tocar alrededor de las 21 hs., inclusive unos minutos antes. Habían pactado comenzar a las 20, pero por problemas con la electricidad del local, el concierto se demoró un poco.

Luego de una larga espera, finalmente se abren los telones y vemos a los músicos sobre el escenario, con Amanda Sommerville acompañándolos. En el fondo, por detrás de la batería, colgaba una gran bandera con la ilustración de la cubierta del album “The Scarecrow”; y se veían dos escaleras que rodeaban la batería, lo que permitía a los músicos subirse a un segundo escenario por detrás de la misma. 

Interpretaron dos temas con Amanda, y luego subió a cantar -en dueto con Tobías Sammet- Bob Catley. Después, apareció Jorn Lande… y aquí la respuesta del público fue diferente: se llevó la ovación de todos los metaleros allí presentes. Luego de tres canciones más, sube Mike Kiske al escenario… Un histórico, una leyenda del Metal, quien supo grabar dos de los álbumes indispensables en la discografía de cualquier heavy, “Keeper of the Seven Keys”, pt1 y pt 2. El recibimiento que tuvo el alemán fue impresionante… Creo que no se imaginaba semejante respuesta, con todos eufóricos gritando sin parar por su nombre. Por último, el músico invitado que restaba por salir era Kai Hansen, quien también mereció un recibimiento con mucho afecto. Al principio cantó, pero luego se colgó la guitarra en las composiciones que siguieron.

Bueno… Sinceramente, creo que puede considerarse al show de AVANTASIA como uno de los mejores del año. La limpieza de los instrumentos se destacó ostensiblemente; el sonido fue completamente nítido, profesional, y con un volumen muy alto pero sin saturarse: estaba justo, perfecto. Las voces de todos los cantantes estuvieron muy bien logradas y organizadas, tanto en los coros como en los duelos. Desde el primer al último tema, fue así.

Tocaron alrededor de tres horas! Los invitados llevaron adelante un trabajo excelente; Sammet cantó todos los temas, pero siempre con alguno de ellos como acompañantes en el micrófono. El trabajo en formato duelo que han entregado no requiere descripción alguna, lo mismo ocurrió cuando cantaron en trío, o todos juntos. Me impresioné muchísimo… De todos los vocalistas, el que mejor demostró sus capacidades (poseedor de un virtuosismo casi exagerado!) fue Jorn Lande. El hombre en vivo es demoledor, tiene una fuerza en sus cuerdas vocales que te penetra los huesos. Lo que hayan escuchado de Jorn en el estudio, es exactamente igual o aún mejor en vivo. Es un frontman con sobrada técnica, recomendable al 100%: la próxima vez que venga Jorn a nuestro país, si aún no pudieron presenciar su talento en vivo, no duden en ir. Y cuando cantaba al unísono con alguno de los otros vocalistas, tengo que decir que los tapaba… el poder de Lande apareció como descomunal. 

Sammet también cantó bien, aunque no me parece que posea tantas condiciones, simplemente es un buen cantante, ya sea en el estudio o en vivo. Porta mucho carisma, algo que no me esperaba... En ningún momento paró de comunicarse con el público, de hablar y hacer chistes, llevó a la gente para donde quiso… muy bien por Sammet en directo. 

Hansen fue el más ovacionado, en la general. Ya lo había visto con Gamma Ray en el 2008, es un personaje único. La gente lo quiere muchísimo, y sin duda puede transformarse en un prócer en la escena metalera. 
Amanda Sommerville cantó muy bien también, tiene una voz bastante particular, con influencias variadas. 
Y Kiske… mi motivo personal para estar allí ese día, fue en un 70% por él… y tengo que decir que esperé más. No sé si es un error de apreciación mío, pero lo escuché un poco tapado, noté que se le perdía un la voz y que le faltaba fuerza. Hubiese sido bueno verlo por fines de los 80’s con Helloween...

La banda en general sonó muy bien; tanto en los teclados, bajo, guitarras y batería redondearon un gran trabajo, se escuchó todo perfecto, cada arreglo. Yo no soy en realidad, fan de AVANTASIA; mi mayor motivo para estar allí fueron los invitados, pero me llevé un muy buen recuerdo. Superaron mis expectativas, me fue muy diferente verlos en vivo, me sorprendieron… Solamente conocía algunas pocas canciones de las que interpretaron, como “The Scarecrow”, “Lost in Space”, o “Avantasia”, y sin embargo me pareció una performance espectacular. Creo que se debe a la calidad y el gancho que tiene el grupo para tocar en directo; no es fácil que te termine gustando tanto un recital cuando no conocés ni la mitad de las composiciones, creo que a la mayoría le debe suceder lo mismo.
.
Muchos nos quedamos con las ganas de escuchar algún cover de Helloween, aprovechando que Kiske y Hansen estaban juntos… El público espectador coreó varias veces el nombre de dicha banda, pero no hubo respuesta alguna, nada más que Sammet diciendo “Pero Argentina… esto es un show de AVANTASIA!!”. También hizo chistes referentes al fútbol, preguntó si habíamos visto el partido entre Alemania y Argentina en el último Mundial… y se llevó una respuesta muy negativa de la gente, los cuales se tomaron todo muy en serio. Posteriormente, Tobias dijo que el héroe del fútbol era Maradona, donde la respuesta cambió rotundamente. A mi, personalmente, esto de mezclar el Metal con el fútbol no me gusta en lo más mínimo, me molesta. Los músicos deberían hacer alusión a cuestiones más importantes en los escenarios. Aprovechando que el género musical metálico tiene la particularidad de diferenciarse abismalmente de las bandas que se observan comúnmente en los medios de comunicación, y que tiene una mirada crítica hacia el mundo, sea en el tópico que fuere. 
 
En general, el trato público-músicos fue genial… siempre de mucho respeto. Uno de los momentos más emotivos fue cuando un fan se sube al escenario mientras estaba Kiske, y lo abraza… Mike respondió gratamente ante dicho gesto, y luego el sujeto fue bajado rápidamente del tablado.
.
En breve síntesis: un evento que superó mis expectativas… Brindaron un show muy bueno, pero que igualmente está lejos de ser el mejor de la vida, como he observado que muchos lo han concebido; lo cual considero directamente una falta de respeto para agrupaciones históricas y pioneras del genero, como Iron Maiden, Black Sabbath, Dio, Judas Priest… Creo que no hay forma de que una banda de la magnitud de AVANTASIA pueda superar a ninguna de las nombradas. En fin… el concierto fue genial, aunque deberíamos saber ubicarnos.

Setlist:
Twisted Mind
The Scarecrow
Promised Land
Serpents in Paradise
The Story Ain't Over
Reach out for the Light
The Tower
Death is Just a Feeling
Lost in Space
In Quest for
Runaway Train
Dying for an Angel
Stargazers
Farewell
The Wicked Symphony
The Toy Master
Shelter from the Rain
Avantasia
Sign of the Cross
The Seven Angels

Muchas gracias a Carlos Zárate y a Wata, de la productora Icarus, por solucionar eficientemente cualquier inconveniente.

Comentó: Iván Ruocco, para OXIDO.-
Foto: Gastón Cardozo.-

viernes, 10 de diciembre de 2010

NITZER EBB en El Teatro Colegiales, 9/12/2010

Yo sé que al leer las palabras "música electrónica", muchos de ustedes automáticamente darán vuelta la página y huirán. Sin embargo, no todo es lo que parece. La vertiente electrónica tiene muchos vericuetos que pueden resultar interesantes y hasta placenteros, incluso para los seguidores más acérrimos del Metal. Pero vamos por partes.

Segunda visita de los ingleses NITZER EBB, show que le pone la cereza a la torta de este 2010, por lo menos en cuanto a electrónica se trata. Recordemos las recientes visitas de Apoptygma Berzerk, Recoil, y ahora estos británicos, considerados como grupo de culto para los entendidos en el tema.

Históricos dentro de la escena, NITZER EBB se abrieron paso gracias a buenas canciones e interpretaciones agresivas. Así, parieron excelentes discos a finales de los 80's y principios de los 90's, que sentaron las bases de lo que se dió en llamar EBM (Electro Body Music), estilo que ayudaron a desarrollar y en el que son nombrados como referentes ineludibles de bandas como Hocico o Suicide Commando (por nombrar sólo algunas que conozco).  
NITZER EBB (junto con Front 242 y Skinny Puppy) es una de las piedras fundamentales de la electrónica más oscura y pesada. Formados en 1982, ya son una verdadera institución en el mundillo de los sonidos sintéticos, y así lo demostraron ante las seiscientas y pico de personas que se dieron cita en El Teatro Colegiales el jueves 9 de diciembre.

Invitados a la fiesta fueron Moonlight Asylum, Mekanika, Hidden Souls y Chrysallis, de los cuales sólo vimos a éstos dos últimos.

Hidden Souls, un proyecto de Electro Goth con buenas canciones, nos recibió ni bien ingresamos. Un sintetizador, una guitarra y un cantante con actitud es todo lo que necesitan para poner a bailar a la gente (o por lo menos para que les presten atención).

Llegaría luego el turno de Chrysallis, banda que se viene presentando en cuanto evento pueden, para mostrar su música y promocionar su nuevo disco, recientemente editado por Don't Pay Music. Quizás su estilo, mas rockero y eléctrico, no era el que más cabía en este recital, sin embargo fueron bien acogidos por el público que a esa hora (20:30) no paraba de ingresar a la sala.

Finalmente, y luego de una larguísima espera, a las 22:10 se apagaron las luces del Teatro y la pequeña multitud enfervorizada comenzó a entonar el clásico "Vamooo NITZER EEEEBB", dejando en claro que esto no iba a ser un show de fría música de discotecas, esto era otra cosa.

Junto con la intro de rigor se fueron acomodando las figuras de la noche. En primer lugar, Jason Payne se ubicó tras los parches de su batería, en segundo término Vaughan Bon Harris, bien al frente del escenario, y luego el gran Douglas McCarthy vestido de impecable traje y corbata; y comenzaron con "Getting Closer", de su disco "Showtime" -del año 90-, cantada a dúo por Harris y McCarthy. De ahí en más todo fue una fiesta.

Luego del primer tema, Harris ocupó una tarima donde se encontraba su instrumento, y ya no bajaría de ella. Lo suyo son el teclado y los sintetizadores, pero también aporta percusión, y tira efectos como un desquiciado, siempre con alguna curiosa coreografía.

Sobre otra tarima se encontraba la batería (electrónica, claro), donde Jason Payne aporreaba su instrumento con precisión robótica.

Lo de McCarthy fué supremo. Sumado a su impoluta imagen, hay que agregar que es un excelente cantante, dotado de un magnetismo extravagante y una onda peculiar. Resultaba extraño verlo tirar pasitos a lo Mick Jagger, o hacer sugerentes movimientos de pelvis con las manos en alto y luego vociferar con su potente voz los agresivos estribillos de sus canciones.

El setlist se basó en viejos clásicos y en nuevas composiciones, pero claro: la tribuna estaba on fire con temas como "Down on Your Knees", "Shame" y la contundente "Hearts and Minds"; por lo que, cuando tocaron "Once you Say" de su nuevo CD "Industrial Complex" (excelente placa editada el año pasado), apenas obtuvieron una tibia respuesta. Sin embargo, NITZER EBB posee himnos para levantar cualquier muerto, y ahí nomás descargaron la monumental "Lightning Man", canción que hizo echar espuma por la boca a más de uno.

En total fue un show de una hora veinte, donde no dejaron títere con cabeza y repasaron toda su carrera. Para los bises, otro tema nuevo: "Promises", seguido por su correspondiente clásico "Join in the Chant", coreado por la hinchada como si la vida les fuera en ello. Un breve amague y retornaron para hacer los dos títulos definitivos del espectáculo: "Warsaw Ghetto" y "I Give to you", con El Teatro convertido, a esa altura, en una gran pista de baile.

Un show poderoso y enérgico es lo que nos dejaron estos ingleses. Una performance sin demasiados elementos visuales que distraigan la atención de lo verdaderamente importante: la música. Música electrónica pura y dura, para mentes desviadas del camino recto. Porque más allá de la frivolidad y la estupidez propia de sonidos sin contenido, existe un universo paralelo donde las notas ya no son tan amigables, sino más bien corrosivas y cáusticas. Un mundo donde la pista de baile se asemeja más a un moshpit que a otra cosa, y donde los glamorosos makeups se tiñen de negro y dibujan muecas siniestras. Ése es el mundo de NITZER EBB, un universo paralelo peligrosamente parecido al del Metal más extremo.

Setlist:
Getting Closer
Down on Your Knees
Shame
Hearts and Minds
Let Your Body Learn
Once you Say
Lightning Man
Hit you Back
Blood Money
Payroll
Godhead
I am Undone
On the Road
Murderous
Control I'm Here


Bises:
Promises
Join in the Chant


Bises 2:
Warsaw Ghetto
I Give to you


Una vez más, muchas gracias a Lucía Chiarenza, encargada de prensa de 4G Producciones, por su impecable gestión.

Comentó: Alien, para OXIDO.-
Fotos: Alien.-

martes, 7 de diciembre de 2010

METAL PARA TODOS III en El Teatro Colegiales, domingo 5/12/2010

Se hizo una saludable costumbre asistir a otra edicion del Festival METAL PARA TODOS, la tercera en esta ocasión, para cerrar un 2010 fructífero en cuanto a recitales se refiere.

Como siempre, la propuesta fue una nutrida cartelera de bandas de todos los estilos, en un festival de dos días, con dos escenarios en cada fecha, donde desfilaron nuevas luminarias, revelaciones, gente que viene luchando desde el under hasta ser reconocidos, incluso históricos exponentes del Heavy Metal vernáculo.

Por cuestiones de agenda sólo pudimos ser testigos de lo que pasó en la fecha del domingo en El Teatro Colegiales, con la presentación en el escenario principal de monstruos de la talla de SAUL BLANCH, JASON, LORIHEN, IMPERIO, IAN, LETHAL, y cerrando esta noche de gala, el TANO ROMANO, con invitados y todo.

La fiesta comenzó desde muy temprano en el escenario "Pete Steele" (en honor al fallecido cantante de Type O Negative), con lo más granado del under nacional. Lamentablemente, sólo nos llegaron ecos de las propuestas que allí tocaron, y buenos comentarios de LP, la banda del hijo de SAUL BLANCH y III DIA, grupo que comanda el "Turu" Paredes (ex Razones Concientes), que tuvo como invitado a la estrella de la noche, el TANO ROMANO.

Pero nos concentraremos en lo que sucedió en el escenario principal, grilla dominguera que contrastaba con la variedad que ofreció el mismo tablado el día anterior, con la presencia estelar de Horcas, Tren Loco y Mastifal. El día domingo estuvo marcado por la presentación de las mejores bandas de Power Metal nacional, más algunas leyendas vivas de la escena; éste es un breve repaso:

Llegamos al recinto lo más temprano que nos permitió nuestra resaca dominguera, justo para ver la actuación del mítico SAUL BLANCH. Era la primera vez que tenía la oportunidad de ver al que fuera el cantante del primer disco de Rata Blanca, y tenía mucha espectativa. SAUL tiene un pasado muy rockero: recordemos a Plus, combo con el que sacó tres discos, y luego sería la marca distintiva del debut discográfico de Rata Blanca, álbum al que muchos tildan como el mejor de la banda. Sin embargo su carrera no se quedó allí; llegaría la edición de su trabajo solista "Fiel a Sus Fieles", y hace un tiempo vió la luz su segunda labor en solitario, "Refugiado", con una tónica similar a su primer disco y al primero de Rata Blanca: un Metal muy melódico, con buenos riffs y la genial voz de SAUL, que permanece intacta a pesar de los años. Buen sonido, y un marco de público que lenta pero incesantemente fue llenando el lugar y haciendo un poco de justicia al hecho de tener que tocar a las 17 hs. ("la hora del té" se quejó SAUL, no sin cierta razón). Final con dos temazos de la Rata: "Callejero" y "Sólo Para Amarte", que incendiaron el lugar. Faltó "Dama de la Eternidad", temazo de su primer registro solista, y que hubiera redondeado su set. Muy buen show, emotivo pero con garra.

Le tocaría el turno luego a JASON, experimentada agrupación de Power Metal, y casi abonados permanentes de este recital. La banda sigue presentando "Nuevamente", su último disco, más clásicos de sus placas más viejas. Como siempre, estuvo presente la versión del tema de Horacio Guarany "Recital a la Paz", que enfervorizó a la platea. Por ahí, algún desperfecto con una guitarra no llegó a empañar el show: compacto, entretenido y con un sonido fuerte y claro. Bien por JASON.

Otra de las incógnitas de la noche: la vuelta de KAMIKAZE! La poderosa banda que tuvo su momento de gloria a mediados de los 80's, se reunía nuevamente (con otra formación) para sacar un nuevo disco y presentarse en este evento. Enrique Gomez Yafal ya no forma parte del combo, en su reemplazo tomó el micrófono Roberto Fraticceli, dueño de una caudalosa voz que acompaña perfectamente las dos etapas de la banda: la vieja, orientada al Heavy/Rock, y la nueva, con algunas influencias un poco más modernas y pesadas. Lamentablemente, el tiempo fue escaso y tirano, y nos quedamos con ganas de escuchar algunos clásicos más; sin embargo los músicos dejaron una buena impresión, y quizás el año que viene con material nuevo, sea muy auspicioso para ellos.

Era hora de un peso pesado en las tablas, era el turno de LORIHEN y todo lo que ello significa: calidad interpretativa, buenas canciones y una pulcritud escénica envidiable. Lamentablemente, y a pesar de sus grandes cualidades, no pudieron contra un sonido desinflado y choto. Las guitarras demasiado bajas deslucieron por momentos el show. Sin embargo, la voz de Lucas Gerardo sí se escuchaba muy clara, y eso ayudó a que el set no naufragara en el desinterés. Para destacar la asombrosa similitud vocal y de apariencia del mencionado Gerardo con Javier Barrozo, el viejo cantante. Este cronista por un momento se sintió confundido. A pesar del sonido, LORIHEN siempre tiene con qué remontar las dificultades, y lo hicieron con muy buenas canciones, como "Traidor", que cerró su show y dejó a todos tarareando ese estribillo sin fecha de vencimiento.

Quince minutos más tarde otra veterana banda se hizo presente, esta vez sí con Javier Barrozo como nuevo cantante (en lugar de Christian Bertoncelli). IMPERIO salió a romper todo, con mucha actitud y con un sonido que derribaba paredes (no solo paredes: también derritió tímpanos y dañó oídos medios... posta, estaba muy fuerte). "Maleficio" fue el tema elegido para abrir, y la respuesta de la gente fue inmediata. Desgranaron lo mejor de "Paz en la Tormenta", como asi también material de su nuevo disco "Latidoamérica". Barrozo es un excelente cantante, y se lo vió afianzado en su nueva banda, sin embargo el volumen estaba tan alto que por momentos amenazaba con taparlo por completo. Finalmente la banda salió airosa del trance y dejó a la monada a punto caramelo para los platos más fuertes de la noche.


Siempre es un verdadero gusto ver en vivo a artistas de la talla de Mario Ian haciendo lo que mejor saben hacer: rockearla. El porte de Ian sobre las tablas lo hace inmenso, un tipo con un carisma único, una voz privilegiada y una banda bien aceitada que lo acompaña, nada puede fallar. Desde el minuto cero Mario ejerció tal magnetismo en la audiencia que ésta ya no pudo resistirse, y se entregó de lleno a la música del grupo. Pero los músicos no se quedaban atrás: Sergio Berdichevsky encendidísimo, correteando por el escenario; y Gustavo Rowek apaleando su instrumento con potencia. No pudieron faltar los clásicos de Rata, tales como "Obsesión" y una rabiosa versión de "Bajo Control". Como disculpándose por un error en la grilla que hizo que muchos creyeran que iba a tocar Alakrán, Mario se despidió del público con una ajustada versión de “Vagabundear”, e hizo bailar a varios con el pelo batido y corear a las mil almas que allí nos encontrábamos. Un grande...

LETHAL nuevamente invitados para el podio de la fecha... "Festejamos que estamos vivos un año más", gritó Tito García, y ahi nomás pegadito presentó "V.A.M. (Vamos a morir)", y se cagó de risa. Pero si, la banda sigue viva y no sólo eso, también está en buena forma y dando pelea: ya estaba disponible en el stands de CDs "Inyección Lethal", el nuevo disco de esta leyenda del Thrash argento, del cual presentaron varios temas, que solamente algunos escogidos de entre el público conocían y festejaban. Entre tanto tema nuevo el show se desinfló un poco, pero los mazazos del final reavivaron la chispa... Así salió el medley con varios títulos de "Maza", que provocaron el caos generalizado. Para los postres, "Warriors", que fue la despedida con la merecida ovación del público a una de las agrupaciones más queridas de la escena nacional.

Para el final, un show que deseaba ver desde hace tiempo: al TANO ROMANO y sus 25 años de Metal. Sin duda, éste fue un año muy provechoso para el TANO, y le está sacando el jugo al máximo. Con dos eventos colmados en El Teatro Flores, venía a despedir el año en el METAL PARA TODOS III, trayéndonos un espectáculo un poco más modesto y corto, pero con la misma intensidad.
Los músicos que acompañan al TANO en esta cruzada son Pablo Hentsch en batería, Eddie Walker en bajo y Juan Soto en la voz, que asumen el papel de banda estable. A ésta hay que sumarle algunos invitados y sorpresas.
"Malón Mestizo" eligieron para arrancar, y empezó la fiesta; el estruendo que fué el coro generalizado en esta canción no ha sido nada en comparación con las mil voces cantando "Evitando el Ablande" (tema que por primera vez en muchos años me provocó piel de gallina y unas tímidas lágrimas de emoción). Y "Memoria de Siglos", que hermanó a todos los allí presentes en un solo canto.
En cuanto a los invitados, cabe destacar a Willy Caballero (la Voz de la Muerte) que subió a hacer dos temas de Visceral, ("Misas Negras" y "Eskape"), y al "Turu" Paredes que se despachó con "Nuestro Retrato Nacional", de Razones Concientes.
Un buen concierto, muy emotivo, y que no difirió mucho de las dos fechas que hiciera el TANO durante el año, salvo por el setlist y por la duración del mismo. Como perla interpretaron "Mendigos" de Malón; y cerraron con "Destrucción", en una versión que hizo honor a su nombre e hizo temblar los cimientos del Teatro.

La fiesta del Metal otra vez se hizo presente. Un regalo a los fans, un homenaje a nuestras propias bandas, presentes y pasadas, las que hicieron historia, las que abrieron caminos. Todas juntas, sintiendo el calor y el respeto de la gente. Nuevas promesas, viejas glorias, el mismo sentimiento, todo en un solo recital que nos abraza fraternalmente y nos sigue diciendo que hay METAL PARA TODOS. Y por mucho tiempo más. Hasta el año que viene.

Una vez más, nuestro agradecimiento a Lucía Chiarenza, encargada de prensa, por facilitarnos siempre todo!

Comentó: Alien, para OXIDO.-
Fotos: Alien.-

lunes, 6 de diciembre de 2010

METAL PARA TODOS III en El Teatro Colegiales, sábado 4/12/2010



El lugar indicado para llevar adelante la tercera edición de uno de los festivales nacionales más importantes del año, el METAL PARA TODOS III, fue El Teatro Colegiales; y pese al calor imperante, allá nos dirigimos -bien temprano- para tratar de asistir a las actuaciones de la mayor cantidad posible de bandas.
.
Cuando entramos al recinto, a eso de las 16 hs., y ante escasa cantidad de espectadores, arrancaba la segunda banda, KILLING SEASON, de quienes alcanzamos a ver un remanido cover de Slayer, el muy obvio "Raining Blood" (No tiene más buenos temas Slayer, que a todo el mundo se le ocurre versionar ése...??); mientras que en el escenario más pequeño, ubicado en la planta alta del Teatro, estaba tocando MATAN S.A., descargando su Old School Death Metal y ejecutando los títulos de su álbum debut "La Matanza Está por Comenzar".
.
MATAN S.A. estuvo sobre las tablas desde las 16:20, y finalizaron su presentación a las 16:45. Mientras tanto, en el escenario principal arrancaba COALISSION (Brutal Death Metal es lo de ellos); éstos interpretaron cinco temas, entre los cuales pasó otro cover aún más obvio y remanido que "Raining Blood"... en este caso fué de Megadeth: "Symphony of Destruction"... en fin.
.
A las 16:50 empezó (también en el escenario número uno; cabe acotar que este cronista ya no volvió a subir al segundo) la performance de una agrupación legendaria del Hard Rock argentino: EL RELOJ, quienes brindaron un muy buen show, dentro del cual -además de tocar un histórico cover de Deep Purple, "Machine Head"-, nos encantó un tema propio bastante viejito: "Blues del Atardecer".
.
EL RELOJ finaliza su actuación a las 17:25 hs., y diez minutos después arranca una viejísima banda de la movida nacional (de las primeras que existieron, allá en los albores de la década del 80') reunida para la ocasión: 666. Estos sufrieron varios problemas de sonido que prácticamente arruinaron su desempeño, sobre todo durante los dos primeros temas, luego se estabilizaron un poco. Hicieron un cover de Black Sabbath, "Children of the Grave", en medio de una bola de sonido bastante deficiente...
.
A las 18:35 arrancó el combo del gran vocalista Christian Bertoncelli, RENACER, contando con algo más de público (el cual se mostró notablemente bien predispuesto). Empezaron con "Bienvenidos al Show", después "Espíritu Guardián", y nos pareció que la gente deliró especialmente con "Ni un Golpe Más". Terminaron a las 19:30 hs., ya contando El Teatro con un marco de asistencia bastante importante.
.
A las 19:45 arrancó JERIKO, contando ya con un número de espectadores muy masivo, el antro comenzaba a mostrarse casi lleno. Los seguidores de JERIKO se vieron con muchas ganas de poguear! Algunos de los títulos que nos entregaron los músicos fueron "Reventado", "Sin Vos Siempre", "Flight of Icarus" (otra versión de Iron Maiden), "No Pares" (a mi modesto juicio el mejor tema del grupo)... Un buenísimo momento en esta extensa tarde pasamos viendo a JERIKO.
.
A las 19:35 subió a las tablas PLAN 4, contando con muchisimos seguidores entre la masa, quienes prácticamente no superaban los veinte años promedio; chicos que se sabían a la perfección las líricas de todos los temas. La mayoria de los títulos que interpretaron pertenecían a su último trabajo discográfico, "En Mil Pedazos". Los numerosos fans poguearon muy especialmente con el track que da título al álbum... Antes de finalizar su presentación, primero amagaron y al final terminaron con "Walk", cover de Pantera. Ya para ese entonces eran las 20:05.
.
A las 20:20 hs. apareció MASTIFAL, quienes hicieron un repaso por su discografia, e incluyeron un cover de Riff, prolongando su estancia en escena hasta las 20:50.
.
Ya para las 21 arrancó uno de los dos platos más fuertes y esperados de la noche: TREN LOCO. La gente, que ya había llenado El Teatro, se mostraba impaciente por escucharlos, una constante en sus fanáticos. Empezaron con "Tierra Negra", seguido de "Patrulla Bonaerense", "Venas de Acero", "Fuera de la Ley"... los shows del TREN a esta altura de su carrera, son una garantía. Ampliamente vitoreados, finalizaron con lo suyo a eso de las 21:40.
.
A las 22:15 llegó el fin de esta extensa velada con HORCAS. "Esperanza", "Argentina tus Hijos", "Nacer Morir"..., el verborrágico Walter Meza arengó -como siempre- a sus seguidores recordando el paso de la banda por el mitico Cemento, etc.. Continuaron su setlist con "Asesino", "Demencial", "Golpe a Golpe", "Vencer"...
.
En síntesis: Otra gran jornada para el Metal nacional, de la mano de este reconocido festival anual que ya lleva tres ediciones, y que por el bien de nuestra escena, ojalá llegue a números mucho más altos...
Mil gracias de nuestra parte a Lucía Chiarenza, encargada de prensa, por su reconocida gentileza para con los medios independientes de la movida argentina!
.
Comentó: Juan Cruz Reynoso, para OXIDO.-

martes, 30 de noviembre de 2010

TWISTED SISTER en El Teatro Flores: el show de la emoción

Domingo 28 de noviembre de 2010, tarde de calor en Buenos Aires; y nosotros arrastrando el cansancio de haber estado de recital también la noche anterior, viendo a Rammstein y tratando posteriormente de retornar desde Avellaneda a Capital en medio de una marea de 40.000 personas... No importa, hemos esperado treinta años para poder ver a TWISTED SISTER en vivo y en directo, y eso es lo que vale. A las 18:30 ya estábamos junto a la gente que formaba una larguísima fila para ingresar. Promedio de edades en la cola: sin dudas, bastante más de treinta.

Entramos al recinto más de una hora más tarde, y a eso de las 20 aparecieron en el escenario los integrantes de Coverheads, la única banda telonera. A modo de presentación, pudimos ver en las tres grandes pantallas un clip muy bien armado, por el cual desfilaban todos los grandes músicos del Hard / Glam de todos los tiempos, mientras una voz nos remarcaba que "la música de los años 80's era la mejor!!". Estamos plenamente de acuerdo con tal afirmación.
Coverheads es un grupo tributo al Hard Rock ochentoso, y suelen mostrar lo suyo en las fiestas Glamnation, ya un clásico de la noche rockera de Buenos Aires. Para esta especial ocasión, contaron con un invitado de lujo en la voz: John Corabi, ex integrante de Motley Crue y de Union.
Corabi es un nombre fuerte dentro de la movida del Hard Rock / Glam Metal norteamericano, un buen vocalista a quien todos conocen y respetan. Junto a la muy buena labor de sus acompañantes locales, entregó unos cuarenta minutos de reconocidas canciones de distintas épocas, todas teñidas en distintos tonos de gloria: por ejemplo, "Hard Luck Woman" de Kiss, "Oh Darling" de Beatles, y varias de Motley Crue: "Hooligan's Holiday", "Smokin' in the Boy's Room" (que en realidad es un cover de Brownsville Station), "Home Sweet Home" o "Live Wire". El show brindado por el quinteto fue realmente muy entretenido, y a la gente (que ya poblaba en muy buen número el local) realmente le gustó, y mucho. Las canciones que gozaron de mayor aceptación fueron las nombradas, especialmente "Live Wire", del disco debut de Motley Crue.

A las 20:45 Coverheads dejó el tablado, en medio de una creciente expectativa que se veía reflejada en la enorme cantidad de espectadores que ya cubrían todo el piso y también el balcón en la planta alta del Teatro.

Durante la gloriosa década del 80, quien les escribe andaba en su adolescencia. Por eso, haber podido tener en mis manos discos como "Come Out and Play" (el mejor, desde mi humilde óptica!), "Stay Hungry" o el menospreciado pero maravilloso "Love is for Suckers" en el momento en que aparecían, nos fue dejando un recuerdo imborrable que se acrecentó y que transformó a bandas como TWISTED SISTER en leyenda, con el paso de los años. Digo esto porque para este cronista no era un show más. Distintas circunstancias lo transformaban en especial.

Y vaya si lo fué. Cuando a las 21:20 se abrió el telón, posteriormente a una correcta ambientación con "It's a Long Way to the Top" de AC/DC, y vimos finalmente a estos increíbles personajes en el escenario, la emoción embargó a casi todas las 2000 almas presentes.

La primera impresión que nos llevamos fue que nadie puede darle 55 años al fascinante Dee Snider...!!! Ese hombre ha vivido en formol, entonces! Y su voz, ha de haber sido preservada intacta por algún Dios de la música, porque al ver el arranque del concierto, parecía que el tiempo no había transcurrido para él... ni para su inconfundible cabellera dorada... xD. Allí estaba -sintetizada en la presencia de este increíble vocalista- condensada toda esa emoción de la que hablábamos... Tras una espera de treinta años, finalmente TWISTED SISTER pisaba un escenario en Argentina.

Les dejo ya mismo el setlist, para poder desglosarlo más abajo:

"What You Don't Know (Sure Can Hurt You)"
"The Kids are Back"
"Stay Hungry"
"Captain Howdy"
"Shoot'em Down"
"You Can't Stop Rock'n'roll"
"The Fire Still Burns"
"We're not Gonna Take it"
"Long Live Rock'n'roll" (cover de Raibow, en memoria de Ronnie Dío)
"I am (I'm me)"
"Under the Blade"
"The Price"
"Burn in Hell"
Solo de batería
"I Wanna Rock"
Bises:
"Come Out and Play"
"S.M.F."

Video de "The Fire Still Burns" + "We're not Gonna Take it": http://www.youtube.com/watch?v=gzhkZcP9ufY
Video de "Long Live Rock'n'Roll"http://www.youtube.com/watch?v=oTadjlDJjQs
Video de "I Wanna Rock": http://www.youtube.com/watch?v=SqfxBWo6D4Y
Video de "Come Out and Play": http://www.youtube.com/watch?v=I-yDk6i89o4


Bien, realmente este setlist enloqueció a los fanáticos, que esperaban mucho material de los primeros tres álbumes. No tanto a mí, que mis discos favoritos son "Come Out and Play" (del cual sólo tocaron dos temas) y "Love is for Suckers" (ninguno...), pero este listado de títulos era dable de esperar; y por supuesto -tratándose de músicos tan queribles- no incidió en el balance personal que hice del recital. Si, para mi gusto, destaco "The Fire Still Burns" como el mejor tema (lejos!) de la noche, seguido por "Come Out and Play", "Under the Blade" y los muy obvios "We're not Gonna Take it" y "I Wanna Rock".

La gente brindó uno de los aguantes más conmovedores e impresionantes que hayamos visto en años, provocando comentarios, sonrisas, e incluso carcajadas llenas de alegría por parte de Snider y compañía. Cantaron casi todos los temas, y desde nuestra ubicación en la planta superior, por momentos formaban una intensa marea humana que iba de un lado a otro, no dejando ningún sector del piso central para que nadie permaneciera estático. Todos saltaban, hacían pogo, cantaban... reafirmando la fama -que la misma banda se encargó de comentar- del público argentino en todas partes del mundo. En esta oportunidad lo comprobó TWISTED SISTER, y evidentemente fue algo maravilloso para ellos. No sabemos si verdaderamente esperaban tamaña demostración de cariño de parte de todos. De hecho, Jay Jay French dijo que TWISTED SISTER solamente tocaba en unos veinte shows al año, y que realmente estaban felices de haber elegido Argentina como una de sus paradas en este 2010. Además de prometer un pronto regreso, claro. Ojalá cumplan.

Analizándolos individualmente, es algo muy obvio destacar a Snider como la gran estrella de la noche. Su aura y su carisma no resisten análisis alguno, de verdad. Es uno de los mejores frontmen de la historia del rock, y su estado físico actual (como dijimos, con 55 veranos a cuestas) es inexplicable. Quizás en la cara se le pueda notar un poco que ya no es tan joven, pero su famosa musculatura está prácticamente intacta. Su archireconocida cabellera rubia sigue siendo frondosa, aunque -por supuesto- no tanto como en sus años mozos. Cada tanto, el hombre recurría a un spray con el que se rociaba el pelo, detrás de las cajas de sonido. Desde allá arriba lo veíamos, y no pudimos evitar sonreír.
En cuanto a su voz: totalmente intacta, sin dudas. Quizás el hecho de que no toquen tan seguido en vivo, ayude a este detalle, pero el querido Dee cantó todos los temas como si estuviéramos en 1985... sin guardarse nada. Además de haber saltado, corrido de una punta a la otra del tablado, arengado a todos, dedicado sentidas palabras al prócer Ronnie Dío, jugando y riéndose con la gente, tomándole el pelo a los únicos dos espectadores (según él) que no habían cantado "We're not Gonna Take it" o "I Wanna Rock"...: Dee les pidió a las mujeres argentinas "que no tuvieran sexo con esos dos tipos esa noche..." xDD

Los demás integrantes también son muy simpáticos y divertidos, más allá de sus relativos méritos como músicos. No hay virtuosos en TWISTED SISTER, excepto Dee Snider. El batero A.J. Pero es quizás el mejor del resto, pese a que su estado físico parece jugarle una mala pasada: está un poco gordo, y eso no debe ayudarlo a respirar bien. Igualmente entregó todo de sí, aunque lucía inocultablemente agotado. Su solo no fué inolvidable, pero sí muy extenso y correcto... todos creíamos que como parecía cansado, lo iba a acortar, y eso no ocurrió. Palmas para él.

Jay Jay French y Eddie Ojeda son más destacables por su buena onda que por su capacidad técnica, y también aportaron sonrisas y comunicación con sus fans. Más Jay Jay que Eddie, pese a que Snider presentó a este último como "el que hablaba mucho español, porque era el latino de la banda...": Honestamente, el castellano de "Fingers" Ojeda no fue demasiado bueno, aunque sí hizo reír a unos cuantos.

Y Mark "Animal" Mendoza le puso toda su garra, con su peculiar y extravagante manera de tocar el bajo. Por momentos parece aporrearlo, castigarlo, más que tocarlo. Y tiene tremenda cara de malo, pero se nota que es un tipo muy divertido: le hizo la segunda a Dee Snider en casi todos sus diálogos con la gente... xD

El sonido fue espectacular, incluso para Coverheads. TWISTED SISTER tocó hasta las 23 en punto, dejándonos a todos absolutamente contentos por la performance entregada... Un concierto 100% emocional, emotivo por donde se lo observe... el virtuosismo se lo dejamos a otra gente más fría...

Comentó: Javier Parente, para OXIDO.-
Fotos y videos: Javier Parente.-

lunes, 29 de noviembre de 2010

RAMMSTEIN en Estadio Racing Club, 27/11/2010

A eso de las seis y media de la tarde del sábado 27, ya andábamos por la ciudad de Avellaneda, parada cercana a Capital Federal donde se enclava el estadio de Racing, uno de los escenarios futbolísticos más amplios del país, al cual estábamos asistiendo por primera vez, para ver la segunda presentación (la primera había sido en 1999, teloneando a Kiss) de los alemanes RAMMSTEIN por estas tierras.
Honestamente, nuestro ingreso al lugar no pudo ser más traumático y frustrante: infinitas colas repartidas por varias calles adyacentes a la cancha, compuestas por varios miles de personas enfundadas en riguroso color negro. Gran cantidad de presuntos asistentes de la organización, que no tenían una idea clara de adónde debían mandarnos ni cuál de todas aquéllas era la fila que debíamos formar. Consecuencia: caminamos al pedo durante muchísimos minutos, preguntando a unos y otros, y aumentando progresivamente nuestro malhumor. Luego de varios desaguisados, hicimos la Gran Argentina y nos fué mejor: nos filtramos en una de las colas y evadimos a una gran cantidad de espectadores que estaban por detrás nuestro. A esto te obliga la boludez imperante.

Igualmente, nos perdimos algunos temas de la única banda invitada de la tarde, Bloodparade. Cuando pudimos encontrar lugar en las graderías de la platea alta norte, ya la gente que comanda Brenda Cuesta estaba mostrándole lo suyo a las alrededor de 15.000 almas que se encontraban dentro del Estadio. Decimos 15.000 aunque podían ser más, dado que no podíamos ver la tribuna que se enclavaba debajo de nuestra ubicación.
Bloodparade estaba sonando bien, dentro de lo que se les permite sonar a los grupos soportes de las estrellas internacionales. Como siempre, a Brenda le sobró paño para enfrentar a esta audiencia multitudinaria (la mayor que haya tenido enfrente), la cual le respondió cálida y respetuosamente a la banda, al menos la que se encontraba en el campo. Los chicos de Bloodparade hicieron un repaso por su repertorio habitual, el cual seguramente muchos de los presentes conocían, así quedó demostrado. La verdad, creemos que ha sido una movida excelente para Bloodparade... conque el 10% de esta audiencia se muestre interesada en volver a verlos (que seguramente pueden ser más), habrán sumado un buenísimo número de potenciales nuevos adeptos.

Bloodparade terminó de brindar su performance pasadas las 19:45, y tuvimos que esperar exactamente una hora y media para que el acto principal de la noche tomara el escenario. Durante este lapso, asistimos a una auténtica marea humana entrando a la cancha, hasta casi cubrir las instalaciones disponibles. Difícil es llegar a un cálculo correcto de tamaña cantidad de público, pero creemos que estaría en el orden de las 40.000 almas. Impresionante convocatoria, máxime teniendo en cuenta que RAMMSTEIN no es un grupo que goce del beneplácito de los medios de comunicación masivos, los cuales directamente ignoraron la presencia de los alemanes en Argentina. Doble es entonces el mérito de poder atraer tanta gente.

A las 21:15, y en medio de una ansiedad imperante, se descubre el telón negro del escenario (ubicado sobre uno de los laterales del estadio racinguista), dejando ver una enorme bandera alemana que cae rápidamente para mostrarnos la ornamentación escénica, de elevado tono Industrial.

Para poder analizar correctamente un show de RAMMSTEIN es necesario despojarse de pruritos. Se puede desglosar en dos aspectos, el musical y el visual. Aunque honestamente, creo que no deberíamos hacerlo, porque RAMMSTEIN es un todo que comprende ambas facetas, y es difícil imaginarse a la banda en un show que no contenga la parte pirotécnica, visual y explosiva. La misma forma un bloque indivisible con el costado estrictamente musical. Ahora bien: queda en cada uno que te agrade este cóctel o no, o que cada espectador trate de imaginarse cuál sería la real valía de esta banda si no contasen con tanto fuego de artificio inundando la puesta en escena.

Desde mi humilde punto de vista, y siendo uno de los primeros sudamericanos que compró un CD original importado de "Sehnsucht" (allá por 1998), aquél excelente segundo trabajo de RAMMSTEIN, cuando eran unos perfectos desconocidos para el público latinoamericano (y habiendo sido también uno de los pocos que asistimos a aquél show de 1999 junto a Kiss, sabiendo de qué se trataba la música de estos germanos), sinceramente creo que la música de RAMMSTEIN es muy buena. Simple, poderosísima, ganchera, marcial. Creo que son todos atributos que les caen como anillo al dedo. Cada álbum que han ido grabando (seis) tiene varios potenciales hits dentro de los tracklists, y el nivel compositivo es creativo, muy alto e inspirado.

Analizándolos individualmente, creo que solamente el vocalista Till Lindemann y el tecladista Christian Lorenz se destacan nítidamente por sobre el resto. Lindemann, desde su imponente presencia sobre el escenario; más así también por su grandilocuente voz, de tono grave, impostiva y marcial. Y Lorenz porque es realmente el alma máter del sonido tan especial de RAMMSTEIN, además de ser un histriónico personaje que juega con Lindemann la mayoría de los gags visuales del grupo. El de la olla gigante, por ejemplo: mientras Lorenz se encuentra empapado dentro de ella, Lindemann parece cocinarlo con un lanzallamas.

A los guitarristas Richard Kruspe y Paul Landers hay que reconocerles el tremendo sonido de sus violas, a las cuales les cabe el simple mote de "aplastantes". Es muy característico el trabajo de estas dos guitarras, bastan un par de acordes para que las identifiques instantáneamente. Ninguno de los dos violeros es brillante ni mucho menos, pero sí son responsables de que RAMMSTEIN posea un innegable poder metálico en sus composiciones.

La base Oliver Riedel - Christoph Schneider cumple a la perfección su labor, solamente que el estilo de RAMMSTEIN tampoco les deja margen para mucho más.

Así, en medio de toda clase de explosiones, fuegos emanados de lanzallamas (y de máscaras lanzallamas) y de otros aditamentos, gags humorísticos (es genial aquél en el cual un supuesto fanático se trepa al tablado y Till Lindemann procede a prenderlo fuego sin más trámite!), ballestas lanza bengalas, enormes penes postizos que emiten chispazos, los excéntricos trajes de Christian Lorenz que incluso llegan a despedir lucecillas, la mencionada olla gigante, y un infernal e increíble juego de luces que enmarcaba todas estas manifestaciones, fueron pasando uno tras otro los siguientes temas, casi sin respiro y sin que los músicos mostraran en ningún momento intenciones de comunicarse con sus apretujados fans:

1. Intro
2. Rammlied
3. B********
4. Waidmanns Heil
5. Keine Lust
6. Weisses Fleisch
7. Feuer Frei!
8. Wiener Blut
9. Fhruling in Paris
10. Mein Teil
11. Du Riechst so Gut
12. Benzin
13. Links 2-3-4
14. Du Hast
15. Pussy
16. Sonne
17. Haifisch
18. Ich Will
19. Ich Tu´Dir Weh (intro)
20. Te Quiero Puta

El espectáculo se prolongó hasta las 23 aproximadamente, aunque debemos aclarar que sufrió un parate de veinte minutos en la tercera canción, debido a un inconveniente con la caída de unas vallas de contención; el público estaba muy abarrotado allá abajo en el field, y gente de la producción procedió a regarlos con mangueras a presión varias veces, antes de inciarse el concierto.
Un punto altamente negativo: la ausencia de una pantalla gigante, absolutamente imperdonable. Un evento de semejantes proporciones, llevado a cabo en un estadio de fútbol, tiene que contar sí o sí con al menos una pantalla gigante, porque sino, la gente que no está cerca del escenario se pierde demasiados detalles.

La contundencia del sonido fue notable, y es un tanto obvio mencionarlo, porque es uno de los puntos más fuertes de la propuesta de los teutones: el alto volumen y su poder sónico.
Y como dijimos, el juego lumínico ha sido de lo mejor que hemos visto en nuestras vidas. Al margen de esto, queda en cada uno decidir si este tipo de recitales se transforman en el mejor show de sus vidas, o directamente en un espectáculo olvidable. El término medio asoma como imposible. Tratándose de RAMMSTEIN es blanco o negro, difícilmente gris.

El comportamiento de los multitudinarios fans mostró dos facetas: un campo enfervorizado, participativo y súper poguero (desde las alturas se observaban impresionantes rondas); contrastando con cierta frialdad de las tribunas, tal vez por la gran distancia imperante entre éstas y lo que ocurría allá abajo.

En resumen: un show único, totalmente fuera de lo común. Difícil de olvidar o de pasar por alto. Lo cual no significa que sea el mejor que hayamos visto, ni nada por el estilo... Simplemente estamos diciendo que es RAMMSTEIN: idolátrenlos u olvídenlos.

Comentó: Javier Parente, para OXIDO.-
Fotos: Javier Parente.-